Con mis bombillos no te metas

Tal como lo han venido advirtiendo en Globovision, hoy vienen las
hordas chavistas. Bueno en realidad son solo dos personas, pero eso es
una avanzada, estoy segura. Entraron a nuestra urbanización privada
(¡el vigilante está botado!), portando unas sospechosísimas mochilas
rojas, combinadas con sus respectivas gorras y franelas que no dejan
lugar a dudas: son las hordas chavistas.

Van a tocando las puertas de nuestras casas, donde vivimos atemorizados
familias decentes. Dizque que vienen a cambiar los bombillos que
tenemos por unos que ahorran energía y que duran más. ¿A cuenta de qué?
Ni que fuéramos estúpidos, ¿Acaso yo no me quemé las pestañas en la
universidad para que venga un misión Robinson a engañarme como a una
ñera?

El plan está clarísimo: Primero entran a nuestras casas a cambiar los
bombillos. ¿Por qué carajo me van a quitar mis bombillos? Mi casa se
alumbra como yo quiera.
¿Dónde está la libertad que tanto amamos?... El asunto es que para
cambiar los bulbitos luminosos el ¿misionero? debe recorrer nuestro
hogar de arriba a abajo, abrir los armarios, entrar a la cocina,
habitaciones, jardín, etc. Esto le permite al ¿espía? hacer un
inventario de cada una de nuestras casas y pertenencias, ganadas con
tanto esfuerzo y sacrificio. Hoy nos meten sus bombillos , mañana nos
meterán a un chusmero.

Por otra parte los bombillos que nos quitan son enviados a Cuba para
iluminar las casas y oficinas de los comunistas allá. Nos dan esos
bichos chimbos a cambio de nuestros general electrics.

Y por último, mi doctor me dijo que esos bombillos dañan la vista. Lo
que quieren es que nos quedemos ciegos, para que luego llevarnos a Cuba
con la Misión Milagro. Una vez curados estaríamos, naturalmente,
agradecidos con el régimen y nos haríamos chavistas. Nos quieren
convertir sin importar los métodos.

¡Ding dong!
Ya llegaron...
¡Sale, sale!
¡Con mis bombillos no te metas!

Hay que repeler a las hordas chavistas ahora que vienen de dos en dos.
Allá afuera se quedaron con las tablas en la cabeza. Alerta vecinos, no
se dejen engañar.

Alúmbrame el zaguán

Tal como avisaron ayer, hoy vino la misión energía. Tocaron mi puerta
dos muchachos jóvenes acompañados por el conserje del conjunto
residencial donde vivo. Traía cada uno un morral grandote cargado
bombillos y vestían franelas y cachuchas rojas que los identificaban
con la misión.

Cuando les abrí la puerta, me pareció que estaban un poco aprensivos.
Mi conserje les aclaró, -ella es roja rojísima-. Esa presentación
cambió enseguida la tónica de la visita.

Yo les dije que tenía treinta y cuatro bombillos, los habíamos contado
el día anterior. Pensé que eran demasiados, que solo me darían unos
pocos, pero no, me dijeron que iban a cambiarlos todos.

Así fue, no solo me cambiaron mis bombillos, también me arreglaron dos
conectores que estaban malos, me invitaron un cigarro y se dejaron
retratar.

Mientras fumábamos me contaron sus experiencia con mis valientes
vecinos, que se mantenían atrincherados en sus casas repeliendo el
ahorro energético y cualquier otro beneficio que este régimen les
pretendiera ofrecer.

Mi hija de ocho años miraba y no entendía nada. Entonces le expliqué
que Chávez nos había regalado unos bombillos que ahorran energía y
dinero también.

Esta tarde, para horror de sus tías, que nos visitan desde el este de
Caracas, mi gordita les dijo: ‘’ Es una tontería no estar con Chávez,
él es el presidente, todo el mundo lo quiere y me regaló unos
bombillos’’

Ironías de la vida: la ‘’luz de Chávez’’ es azul, así que ahora las
casas de los rojos rojitos de mi urbanización, de noche, se ven
azulitas. Y las otras, apagadas como siempre...

tongorocho@gmail.com
carolachavez.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5151 veces.



Carola Chávez

Periodista y escritora. Autora del libro "Qué pena con ese señor" y co-editora del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". carolachavez.wordpress.com

 tongorocho@gmail.com      @tongorocho

Visite el perfil de Carola Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carola Chávez

Carola Chávez

Más artículos de este autor