La guerra de la desinformación

La historia de la lucha por el dominio mundial y extensión territorial, en todas las épocas, ha tenido el signo de la muerte. Sus responsables han hecho alarde de su poderío, utilizando armas sofisticadas de alta factura tecnológica, en los diferentes sucesos bélicos. Un símbolo de la crueldad y el racismo en la época contemporánea fue la guerra de Vietnam, donde los oficiales del ejército norteamericano, ordenaban a sus soldados realizar matanzas indiscriminadas en masas, destruir las aldeas y comunidades donde vivían niños, ancianos, mujeres y hombres civiles, cuyo pecado era ser vietnamitas. El NAPALM quemaba los cuerpos de los inocentes, mientras que en las trincheras y túneles los milicianos patriotas del Vietcon, defendían su territorio del ambicioso y asesino imperio norteamericano. No permitieron nunca que ese pueblo buscara su unidad geográfica y su derecho a tomar decisiones para desarrollarse económicamente y producir la tierra para obtener sus alimentos sin depender de otras naciones y potencias mundiales. Vietnam es el icono de la gran resistencia popular que derrotó al “tigre de papel”, como lo definiera el lider de la revolución china Mao Tse Tung, “pero con dientes atómicos” como respuesta al tristemente célebre presidente Richard Nixon.

Allí la cruenta guerra dejó miles de muertos del Vietnam, torturados, asesinados en sus casas, con familias enteras sometidas a las más crudas humillaciones. Nada ha cambiado, sòlo la precisión de las armas de guerra y su alcance; pero los métodos siguen siendo los mismos. La idea es igual, el concepto que tienen los estadounidenses de los árabes, asiáticos, africanos o latinoamericanos es el de siempre: Ellos, omnipotentes, los amos de la tierra, y lo demás, el patio trasero del imperio. Se consideran superiores y pasan por encima de leyes internacionales, para matar a los sucios y atrasados del sur. En Irak, Afganistán y Palestina siguen exterminando seres humanos, humillando y bombardeando, porque ellos, los norteamericanos, son educados para creerse supremos y con derecho a intervenir en cualquier rincón de la tierra. Hoy la conducta que se forma en las escuelas de las fuerzas armadas de los Estados Unidos es la del odio y la segregación racial. Manipulan sus actos, exacerbando el nacionalismo y acusando de terroristas a los pueblos que toman el camino de ser libres de todo dominio extranjero. Legitiman la guerra injusta, en el .Medio Oriente, por ejemplo.

Allí está la verdadera guerra, la de la propaganda artera y la desinformación para mantener o recuperar sus dominios. Es la guerra de cuarta generación, la guerra mediática que descalifica y empobrece la imagen de los que luchan por un mundo mejor. Recordemos que, en el gobierno de Sadam Hussein, Irak fue intervenido, utilizando como excusa la existencia de armas biológicas y su relación con Al qaeda. Todo se desmintió desde los propios organismos de seguridad del gobierno de los Estados Unidos en el año 2007.

La mentira y la publicidad negativa son las armas contra el Presidente Chávez, Evo Morales, Rafael Correa y Daniel Ortega, entre otros. Luego del atentado contra las torres gemelas en Nueva York, los norteamericanos son sometidos a una censura permanente por los medios de comunicación y pretenden legitimar la invasión a Afganistán a través del engaño, buscando a un fantasma que han hecho conocer como Bin Laden. Los cañones de la campaña sucia se encienden por los medios de comunicación comprometidos con los intereses de los poderosos del capitalismo dependiente. Contra Venezuela se han dirigido todas las armas comunicacionales del imperio norteamericano. Sin duda, tratan de ablandar la firmeza del pueblo latinoamericano que apoya a la Republica Bolivariana, pues desde aquí se eleva el mensaje esperanzador de que otro mundo es posible: El Socialismo.


obalbasvester@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2108 veces.



Orlando Balbas

Prof. en Ciencias Sociales. Magister en gerencia educativa. Jubilado del MPPE.

 orlandobalbas27@gmail.com      @orlandobalbas

Visite el perfil de Orlando Balbás para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: