Panorama...un abuelo de 95 años

Es difícil en estos días hablar de buen periodismo, porque el maremagno mediático se ha supeditado en algunos casos a oscuros intereses, que olvidan que como un artista preparado para no ser mediocre y trabajando para trascender en el tiempo y en el espacio, se debe al polifacético publico que disfruta y aprende de su profesión y la mayoría de las veces es recompensado, admirado y respetado por su arte. Tal cual, es un periódico con tradición, crítico y apasionado en sus reportajes, ético, sin dejar de ser objetivo y veraz, sin dejar de ser equilibrado.

En las pequeñas cosas, se levanta un gigante, en el trabajo investigativo, en la reseña bien documentada, en la leyenda afinada, el titular meticulosamente estudiado y hasta en las secciones de humor y entretenimiento, el triunfo de los tirajes y la consolidación de casi un siglo, marcan la diferencia de un admirado abuelo de 95 años: PANORAMA, el diario informativo del cual, nos sentimos tan orgullosos los zulianos y mas allá de nuestro terruño.

Fue fundado en 1914, sobrevivido a las dictaduras, documentado verdades desde tiempos inmemoriales, ha relatado la historia desde el lugar de los hechos y conservado una gigantesca bitácora de informaciones, que nos obliga a defender y agradecer la invalorable longevidad de este patrimonio nacional.

Dentro de las mas resonantes noticias de la Venezuela de ayer, publicó en sus conmocionadas paginas, entre otras, la llegada de un pingüino a Maracaibo, visitante que murió apedreado por un mozuelo de la época en 1955, el naufragio de la piragua Ana Cecilia con mas de 100 personas muertas en 1937, la llegada de Carlos Gardel al teatro Baralt en 1935, la caída del puente Rafael Urdaneta por el tanquero petrolero Esso, la gripe de 1918, el incendio del Lago de Maracaibo en Lagunillas en 1939, los juegos entre Gavilanes y Pastora en 1931 y tantas otras historias que aun hoy, resuenan en nuestra memoria.

Ese abuelo de 95 años, llamado PANORAMA, se ha arraigado en la idiosincrasia zuliana, que al degustar un cafecito mañanero, escuchar al pregonero infatigable, al son de la gaita en predios de la chinita, es imposible no estremecerse de orgullo de sentirse maracucho.

Desde las paginas de APORREA y ABREBRECHA, les deseamos un siglo mas de vida a esa prestigiosa institución. ¡En Horabuena!

Patria, Socialismo o Muerte…..venceremos

eliasmar@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3150 veces.



Elías Martínez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor