A quien corresponda... Llámese Asamblea Nacional, Minci o CONATEL

 Llámese Asamblea Nacional, Minci o CONATEL; se le notifica que acaba de estallar una guerra de cuarta generación y las fuerzas enemigas se encuentran en ambos lados de la frontera; unas más de acá que de allá, cumpliendo la misión de aterrorizar, dividir y desmoralizar a los venezolanos sembrando el desconcierto.

       Esta quinta columna enemiga utiliza nuestro espectro radioeléctrico valiéndose de licencias falsas, a nombre de difuntos, compañías
disueltas o con socios inexistentes. Se anunció que había 200 emisoras en tales condiciones y apenas sancionaron una mínima porción. ¿Qué pasó con las demás?

       Pero la quinta columna beligerante es más perniciosa en su modalidad televisada. ¿Hasta cuándo se va a permitir que RCTV, en su versión “cableada” y Globovisión, mediante transmisiones abiertas o retransmitidas por empresas cableras que han convertido nuestra soberanía radioeléctrica en una vulgar ficción, continúen destruyendo toda semblanza de democracia?

       Invito al ministro del ramo a pasar un día viendo cualquiera de los canales mencionados. Verá como ensalzan a quienes nos agreden. Oirá como retransmiten CNN en español o las televisoras colombianas cada vez que despotrican de nuestro país. Podrá constatar como denigran de la Fuerza Armada Bolivariana mientras emiten conceptos que perturban las relaciones de Venezuela con naciones amigas. Toda una telaraña de falsedades, chismes y desinformación que busca dañar a nuestra patria y a sus representantes.

       Se informa además que los propios gringos hacen alarde de la capacidad para interceptar o anular cualquier tipo de transmisión procedente de Venezuela, sea para consumo interno o exterior y existen testimonios precisos de que ya lo están haciendo en ciertas zonas fronterizas.

       Debe tomarse en cuenta que ya no limitamos con una república hermana sino con un territorio integrado al ensamble imperial que se considera policía del mundo. Cada venezolano tendrá que andar debidamente identificado, no sea que lo califiquen como narcotraficante o
terrorista indocumentado.

       Es gracia que esperamos a principios de noviembre del año dos mil nueve (que para luego es tarde).
                       augusther@cantv.net



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2834 veces.



Augusto Hernández


Visite el perfil de Augusto Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Augusto Hernández

Augusto Hernández

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Medios de Comunicación


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social