¿Quién le ordenó y quién le pagó al Del Naranco para tratar de destruir a Bottome y Granier?

En esto tuvo que estar metida la mano peluda de la Cadena Capriles. Para esta época de 1990-1994, los Cisneros no querían competidores en el terreno del entretenimiento, y monopolizaban también el chantaje a los partidos poderosos. Bottome estaba decidido a imponer a los gobiernos, a una buena camada de ministros para favorecer a sus empresas, a sus negocios. Aquí comienza a desatarse la guerra.

Al libro del Naranco, “El Triángulo de la Corrupción”, lo había prohibido el alto tribunal de la república; los abogados de Bottome y Granier perseguían con saña al españolino del Naranco, que sin duda le estaba prestando un jugoso servicio, tanto a la Cadena como a los Cisneros. La Cadena nunca en toda su historia ha dado puntada sin dedal, y para ello invito a leer dos libros que desvelan la gran mafia escondida tras esos bellos símbolos de la llamada “libertad de expresión”: “Yo asistí al Gabinete Carriles (La Cadena por dentro)”, dos tomos, Isaac Benarroch Pinto, Colección Relatos de Actualidad, Impresos Tiuna C.A., Caracas, 1965, y el de Sant Roz: “Gustavo Cisneros –una falacia global”.

Los jeques de los medios que acabarán sirviendo a los Cisneros, como Oscar Yánez y Rafael Poleo, aprenderán con Miguel Ángel Carriles, MAC, el estilo más bajo y amarillista de hacer periodismo; bueno, allí aprenderá sus bellas artes manipuladoras en gachupín Rafael del Naranco. Oscar Yánez se desempeñó en la Cadena como Adjunto a la Presidencia de las Publicaciones Capriles, mientras que Rafael Poleo fue el Jefe de Redacción de El Mundo. MAC llamaba a Poleo de “l´enfant terrible de la Cadena[1]”.

Pues, bien, el sábado 10 de septiembre de 1994, aparecen dos páginas completas del diario “El Nacional”, todo un gran espacio de publicidad, con el título: “El Libro de Rafael de Naranco “El Triángulo de la Corrupción” Italia, España, Venezuela, Editado por Pomaire, en el best Seller del momento. En el mismo, el autor analiza el papel de los medios de comunicación y su influencia en el poder económico y político.”

Y continúa de la siguiente manera: “Los llamados “amos de la prensa”, la radio y la T:V en el valle de Caracas han conseguido procesar a dos Presidentes de la República, nombrar otro Presidente Interino, desmantelar los cuerpos de seguridad del Estado y enfrascarse en una lucha de poderes cuyo paralelismo pudiera hallarse en los Borgia, para quienes las únicas metas eran poder y fortuna.”

“Miguel Ángel Capriles, dueño de diarios y revistas de máxima difusión. Ese zar de la prensa publicó la historia de sus éxitos en el novelesco libro “Memorias de la Inconformidad”. Protagonizó batallas de gran envergadura, se enfrentó al poder del presidente Caldera, y sufrió persecución, cárcel y exilio Resulta dramática la lucha entre los dos poderosísimos clanes de Radio y TV: Los Phelps y Los Cisneros. A Gustavo se le conoce bastante en España por su negociación –vía CAP y su compadre Felipe González de “Galerías Preciados” arrebatadas a Rumasa. Y el Grupo Phelps es el único que dispone de una concentración vertical de medios radioeléctricos e impresos. Las batallas de estos dos colosos son comentario obligado en el país venezolano y en todo el mundo, aunque debemos precisar que ninguno de ellos se juega poder económico, ya que a los dos les sobra, sino que a lo que aspiran es a concentrar la mayor cantidad de poder político.

“El verdadero dueño del Grupo Phelps o “IBC” es Peter Bottome, hombre de gran simpatía, pero que carece de interés por el mundo político. Lo suyo es el golf, los veleros y los aviones. Bottome se ha casado varias veces y también vive una vida de telenovela, aunque con mucha discreción

“El hijo de De Armas sin embargo, hizo lo que tenía que hacer cuando Lusinchi lo llamó personalmente, para pedirle que despidiera a la Ordóñez. En forma respetuosa y categórica le dijo que no. Y Rosana se quedó como directora de Bohemia, y no pasó nada

“Si alguna vez hubiera que escribir una tercera parte de El Quijote, no hay duda que la asesoría de Lusinchi sería a la medida, pues su forma de manejar el idioma castellano lo convierte en un narrador ameno y picante

“Con la excusa de que “la democracia también se defiende en las cañerías y en los desagües”, ha aparecido en los fenómenos de corrupción la figura de los “mediadores” que manejan esas aguas sucias, o se mueven en ellas como si tal cosa. En algún momento se les llamó “fontaneros” de la política, pero hoy su dignidad palaciega es muy superior. Verdaderos creadores de matrices de opinión, difamadores cuando conviene, y exaltados botafumeiros del poder que les otorga prebendas, son los “mass media”. En España todo el mundo está al cabo de la calle de que el mismo poder ha creado para su propio servicio, y con la misión de exaltarles constantemente, verdaderos grupos férreos de total disciplina política, y que por su fuerza se han convertido igualmente en maquinarias de generar dinero. Poder y dinero: lo de siempre. Buena imagen y buen bolsillo.

“El caso de Jesús de Polanco, al que en España se conoce como “El Jesús del Gran Poder”. Es suficientemente explicativo. En su mano se controlan El País y otros periódicos, la cadena SER de radio (la más importante, y con sus otras voces especializadas de Cadena Dial, etc.) y el único canal de TV de pago, llamado Canal Plus. Todo ello ha sido creado bajo la batuta del Presidente del Gobierno, Felipe González. Pero el Gobierno también cuenta con los “medios” que compró uno de los más pingues negocios del país: la ONCE, organización que vende cupones de sorteos diarios a beneficio de los ciegos, y que se ha convertido en brazo más del poder a través del Ministerio de Asuntos Sociales.

“Con la gran masa dineraria de los ciegos procedente de una de las tantas rifas y loterías que hay en el país, LA ONCE, instigada por el poder, ha comprado periódicos contrarios al Gobierno para luego cerrarlos (El independiente, por ejemplo) y ha comprado la cadena de emisoras de la familia Rato, cambiándoles el nombre por el de Onda Cero (la primera silaba de cada palabra, sumadas, nos denotan las siglas de la ONCE). Periódicos que antes manejaba la burguesía catalana, como La Vanguardia, del Conde de Godó, están dirigidos por periodistas del PSOE, verdaderos comisarios políticos que señalan lo que debe o no publicarse. Es un calco de los métodos del Franquismo, ya que la propia Televisión Española (del Estado), la usufructúa el Poder para su autoelogio, exaltación y defensa, así como para “comer cocos” cuando hay elecciones a la vista. (Hablando de la ONCE y de corrupción, sería bueno saber qué viene sucediendo con el desarrollo “Isla Bonita” en la playa margariteña de Pedro González, donde se cometió la barbaridad de desforestar aquel territorio y sus manglares, convirtiéndolo en un erial que evoca al Far West...)

“Desde el punto de vista ético, estos fenómenos son pura y llanamente corrupción.
Pero además se mueven muchos dineros en todos estos grupos.

“Otros empresarios, Antonio Asensio, fundador de Interviú y de Ediciones Zeta, ha tenido su grupo prácticamente quebrado durante años, pero los socialistas se lo atrajeron para que también les sirviera, a cabo de insuflarle oxigeno oficial.

“Corrupción podría ser también que el ex secretario del presidente Pujol en la Generalitat catalana, cuyo cargo le dio enorme poder para sus negocios privados, y otros de parientes y amigos, jugara en el Poder la carta de los “mass media” únicamente en lengua catalana, y cuando se les cesa por los rumores de sus negocios personales en sus diversos tinglados, sale a la calle con un diario... en castellano. Galimatías que tiene naturalmente sus razones, y el señor Prefaneta es así de curioso. Podríamos seguir hablando de muchos otros casos, como el de Mariano Calvino, Pilar, Morro, etc., pero ello nos alargaría demasiado este capítulo que daría para un grueso volumen.

“Por lo que se nos cuenta, si todos los “mass media” tienen poder especifico en casi todos los países (y malo es que estén sólo al servicio del que manda, como en los tiempos de Goebbels), también en Venezuela han llegado a crear una suerte de gobierno paralelo. Los llamados “amos de la prensa”, la radio y la TV en el valle de Caracas han conseguido procesar a dos Presidentes de la República, nombrara otro Presidente Interino, desmantelar los cuerpos de seguridad del Estado, y enfrascarse en una lucha de poderes cuyo paralelismo pudiera hallarse en los Borgia, para quienes las únicas metas eran poder y fortuna.

“Citemos algunos casos venezolanos...Comencemos por Miguel Ángel Capriles, dueño de diarios y revistas de máxima difusión. Este zar de la prensa publicó la historia de sus éxitos en el novelesco libro Memorias de la Inconformidad. Protagonizó batallas de gran envergadura, se enfrentó al poder del presidente Caldera, y sufrió persecución, cárcel y exilio. Hoy a sus 79 años, mucho más tranquilo y con menos pasión en sus luchas, es uno de los hombres más respetados por su patriotismo y su nacionalismo a ultranza. Miguel Ángel Capriles MAC para todo el mundo ha declarado reiteradamente que los medios en Venezuela, tienen un poder excesivo.

“Claro que no todos son Capriles. Podríamos hablar de su máximo rival y ex socio, Armando de Armas, patrón del llamado Bloque de Armas, trabajador incansable pero cuya ambición carece de límites. Pero sobre todo resulta dramática la lucha entre los dos poderosísimos clanes de Radio y TV: Los Phelps y los Cisneros. A Gustavo se le conoce bastante en España por su negoció -vía CAP y su compadre Felipe Gonzáles de “Galerias Preciados” arrebatadas a Rumasa. Y el grupo Phelps es el único que dispone de una concentración vertical de medios radioeléctricos e impresos. Las batallas de estos dos colosos son comentario obligado en el país venezolano y en todo el mundo, aunque debemos precisar que ninguno de ellos se juega poder económico, ya que a los dos les sobra, sino que a lo que aspiran es a concentrar mayor cantidad de poder político. El caso de la familia Phelps exige algunas anotaciones especiales que ayuden a comprender, en lo posible, la fuerza ideológica y política que representa. De Cisneros ya hemos hablado en capitulo anterior. Desde hace unos años, toda su capacidad del grupo se ha concentrado en influir sobre la opinión pública, para crear y determinar pautas colectivas sobre afinidades y actitudes del pueblo venezolano ante ciertas circunstancias. En este sentido, debemos aportar como dato elocuente la súper telenovela del año. “por estas calles”, que no tubo éxito en España, donde se suspendió hace tiempo su transmisión, dado a esa tele culebra intenta argüir, analizar, comentar y chismorrear cada día sobre los escándalos políticos, económicos y de pareja de los tres últimos años del país.

“La novela se escribe día a día, y se alimenta de los sucesos y episodios de la crónica política. Se cuenta la historia, por ejemplo del ex presidente Jaime Lusinchi y su actual esposa Blanca Ibáñez- anteriormente su secretaria privada en la presidencia-, se comentan los escándalos de la organización de cambios diferenciales denominado Recadi, que repartió dólares a diestra y siniestra a precios muy por debajo de su valor real, lo que hizo nacer y crear grandes fortunas cuyo dinero se halla en los bancos Suizos y de los Estados Unidos. Se dice que el grupo Phelps (Radio Caracas TV, su radio y el “Diario de Caracas”) recibieron solamente pequeñas tajadas, y al parecer por esa razón los medios del llamado grupo “1BC” son especialmente críticos con los Lusinchi. También lo han sido y siguen siéndolo con el ex presidente Carlos Andrés Pérez contra el que se ha expresado con gran dureza. Y así sucesivamente, todos los hechos de cada día corrupción, enfrentamientos, terrorismo. etc. forman parte de la trama cotidiana de la telenovela mencionada. El éxito de “Por estas calles” es arrasador ¿Qué pasaría en España e Italia con una telenovela que se escribiera día a día en las que se presentan todos los escándalos y corruptelas de la vida política? Probablemente pasaría lo mismo.

“El éxito de “Por estas Calles” fue para el gobierno de CAP una verdadera espina, pero también ha hecho a florar más a un personaje introvertido, pasional y peleador (según dicen sus amigos), que es estratega e inspirador de esta política de los Phelps. No es el dueño de las empresas, pues solo tiene, según parece, una pequeña participación accionaría, pero la línea editorial y política de los medios del grupo- prensa, radio y TV las marca el.

“Es un hombre joven buen mozo, culto e inteligente. Presenta y edita un programa TV titulado “Primer Plano” en el que cada semana entrevista a un político y ninguno se niega a ser entrevistado en esa ventana, lo que contribuido a darle aún más poder a Marcel Granier, que en este es su nombre, y que además luce unos llamativos bigotes que caracterizan su imagen.

“El verdadero dueño del Grupo Phelps o “1BC” es Peter Bottome, hombre de gran simpatía, pero que carece de interés por el mundo político. Los suyo es el golf, los veleros, y los aviones. Bottome se ha casado varias veces y también vive una vida de telenovela, aunque con mucha discreción.

“Los Cisneros y los Phelps vienen arrastrando desde hace años su encarnizada batalla. Llegaron a romper totalmente aproximadamente hace cuatro años (y eso que Cisneros esta casado con un Phelps…). Cisneros es hombre de grandes éxitos en los negocios. Su organización a adquirido hace muy poco, el tercer canal del país.Televén, con lo que ya controla la mayor parte de la TV privada. Comprendase con eso no puede gustarle nada a Marcel Granier a su grupo.

“En la ocasión en que Lusinchi regresó de Miami para dar la cara ante las acusaciones que lo involucran en el mal uso de la “partida secreta” para adquirir una buena cantidad de vehículos rústicos, conocido como “jeeps”, al acercársele los periodistas, el ex presidente se enfrentó con redactor del periódico de Granier: - Marcel Granier y su emisora me están calumniando todo los días, igual a mi esposa. Es poco masculino decir que mi esposa es la autora de los atentados terroristas, y todos los que se dedican a agredirnos son homosexuales. Estoy harto de calumnias y de insultos. ¡Dígale usted a Marcel Granier que es un cobarde!

“A Granier se le enfrentan es este culebrón, un diputado independiente. Gastón Guisandes, y un conocido publicista. Andrés Galdo, quien inserta casi a diario una columna de pago en los más importantes periódicos. Galdo ha vivido una tragedia personal con la muerte de su hija, sin que la justicia haya esclarecido si hubo suicido o asesinato. Galdo acusa a CAP de tapar estos hechos para defender a su yerno, poderoso empresario del estado Aragua, al que Galdo responsabiliza de la muerte de su hija. Galdo critica frecuentemente a Granier: “El Camaleón político venezolano –escribe- es un reptil asombroso. Nuestro admirable el reinado de los CAP, su principal asesor era Marcel. Los principales colaboradores de Pérez, empezando por el inimitable Miguel Rodríguez (responsable del “paquete económico” que tantos problemas creó) fueron instalados en el poder por Granier. El pobre Pérez, con una ignorancia enciclopédica, cayó en las garras de esa especie de globocracia que gira en torno a Marcel. El que también llevo acabo la intriga sangrienta de destruir a Lusinchi fue Marcel, para satisfacer a Pérez comenzó a declinar, son patéticos los esfuerzos de Marcel para demostrar que el no pertenece al entorno de Pérez. Marcel Granier –concluye Galdo- ha sido durante el gobierno de Pérez uno de los principales responsables y beneficiarios de la política que arruinó al país”.

“El “caso Granier” exigiría algunas presiones más. Hace más de una década comenzó a descubrir que por los “medios” podría ejercer gran influencia política y económica en el país. De modo que no se limito a ser respetable ejecutivo, sino que decidió ser un activista político con fines meramente económicos, lo que le ha redundado en pingues ganancias. Representa ese tipo de corrupto que con cierto carisma y solemne imagen de empresario serio y nacionalista, puede manipular a sus anchas para alcanzar sus fines.

“Como Polanco, Granier tiene un estilo a lo Fouche, pero más melifluo y blandengue. Sus métodos son bien conocidos. Usa a la gente, y cuando ya no la necesita, la desecha. También podría parecerse en España a Enrique Sarasola Lerchundi, y en Italia a Licio Gelli (por cierto, otro de los cofrades de Felipe que recibió el regalo de un canal de T.V en España es el italiano Silvio Berlusconi. Su canal Telecinco, lo venía llamando la gente “Tetacinco” por la generosa exhibición de las “mamachichos” casi desnudas y de películas porno. Los especuladores que sólo buscan el dinero no se paran en barras ni tienen escrúpulos).

“La historia que vemos recortada en una fajo de noticias, comentarios y análisis de prensa de varios años, no muestra otro lado oscuro de la corrupción. La que ejerce a través del chantaje y de la presión.

“Marcel compartió estudios universitarios en Londres con un guerrillero de los años 60… que mas tarde – todo se olvida llego a ser ministro. Y Marcel se aprovechó muy bien de esa coyuntura.

“Fue gracias a Gumersindo Rodríguez, Ministro de Cordiplán en el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez, y también gracias a la influencia de su suegro, William H. Phelps, que en la época presidía la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), que Granier logró, en alianza con Peter Bottome, impulsar la proyección de las empresas IBC, especialmente una televisora (Radio Caracas Televisión), una radio (Radio Caracas Radio), y un periódico (El Diario de caracas).

“La CVG vivía una etapa de oro, en la que otorgaba créditos millonarios, muchas veces sin garantía, amparados en el tráfico de influencia, o en un entorno manipulado que dirigía los dineros a engrosar cuentas de testaferros, que luego lo colocaban en el exterior a la espera de mejores oportunidad que llegarían a producirse la devaluación del signo monetario venezolano, el bolívar, moneda que en la actualidad se viene despreciando diariamente de modo irremisible.

Durante la presidencia del democristiano Luís Herrera Campins, continuaron los privilegios para Granier. Sólo que en cierto momento el Presidente sintió que aquello no estaba bien y ordenó que se eliminaran ciertos beneficios excesivos que se habían otorgado a Marcel. Cuando Herrera Campins hace que le suspendan algunos de los créditos, los medios de Granier inician los más duros ataques contra el gobierno y el jefe del estado. Tuvo buenos auxiliares para esta “guerra”, Gustavo Reina, y Marcos Lovera, quienes en conjunto trazaron estrategias para ignorar, silenciar y borrar del aire a Herrera Campins, que “dejo de existir” para los “medios” de Granier. Cinco años de veto que aun se mantiene, excepto para hacerlo aparecer ridiculizándolo (en caracterización grotesca de actores desgarrados y chabacanos) a través de un programa satírico de gran sintonía, que se titula “Radio Róchela” y que creara con un elegante ingenio, que naturalmente ya desapareció hace mucho tiempo, el inolvidable Tito Martínez Delbox.

“Pero los gobiernos se suceden. Herrera Campins pasó a la historia al terminarse su quinquenio. La nueva orden del día es ganarse a toda costa la confianza y amistad del gobierno que llega; los adecos regresan y llevan de líder a Jaime Lusinchi. En el “lobby” de los Phelps, Granier se organiza, y sus artes entraron de nuevo en juego. Combinado con Peter Bottome, convocan a un grupo de ejecutivos a una reunión “top secret” para preparar la operación de desembarco en la plataforma del nuevo Presidente de la Republica.

“Surgió así un nuevo personaje que hace un tiempo estaba luchando por lograr configuración. Se trata de Eladio Lares, un empleado modesto del Canal 2 que comenzaba a descollar como animador, narrador de noticias y protagonista de cuñas de una marca de pinturas. Lares logró buena amistad con Blanca Ibáñez y la utilizo para invitar a una reunión social, punto de partida de la estrategia trazada. Los Bottome, Granier y sus esposas, asistieron al a recepción ofrecida en la casa de Alfonso Riverol, en el hatillo, elegante urbanización caraqueña. Allí comienza una amplia y fructífera relación entre champaña, caviar, paté, y el más fino escocés. Marcel no incluye entre sus vicios beber más de lo necesario, pero ese día se soltó un poco, mientras Riverol y Lares se encargaron de acercarlo a Blanca Ibáñez. En el Ínterin, el presidente Lusinchi hizo su entrada un poco más tarde, cuando empezaba la animación del ambiente. Radio Caracas TV, hicieron la velada más grata e inolvidable, por lo menos para quienes proyectaron la fiesta con intereses bien definidos. Se había iniciado una relación importante con una pareja que en ese momento necesita de amigos.

“Al día siguiente el premio para Eladio Lares no se hizo esperar. Granier fue generoso: lo nombró presidente de radio Caracas TV.

“La irresistible ascensión de Lares le llevó (sobre directrices granieranas) a “editorializar” en pantalla según la voz de su amo, aparecer frecuentemente en público, en actos sociales, etc., y a dejarse ver en los restaurantes de moda. Un “presidente” manipulado.

“Utilizando una vez más sus impecables y sutiles modales que rayan en el amaneramiento, Granier llamó cierto día a Blanca Ibáñez. Un desliz de la productora del programa de entrevistas de la mañana. Rosana Ordóñez le da la oportunidad en bandeja de plata: “Doña Blanca. ¿Ya ha oído usted a la gafa (entupida) esa? Eso ha sido un irrespeto a su persona. Ya no estará más en el programa”. La Ibáñez no demostró sus sentimientos, pero sonrió internamente y se regodeó por la nueva amistad, marcada por una no solicitada sumisión. Rosana Ordóñez fue despedida del canal 2. Tiempo después ocupó el cargo de directora de la oficina Central de información (OCI), con rango de ministro, en el interinato de Ramón J. Velásquez.

Era el momento de los grandes negocios. La oficina del Régimen de Cambios Diferenciales (RECADI) le permite al Diario de Caracas y las empresas IBC, obtener licencias para dólares preferenciales por una cantidad que sobrepasa los mil millones

Del uso empieza el abuso, y ya lo que es rutina de papeleo complaciente empieza a complicarse. La seguridad de lograr cualquier cosa les hizo obviar los caminos legales, y un lote de repuestos, de contrabando, comprados para Radio Caracas y las empresas IBC, tuvieron problemas. Para ellos era urgente legalizar los repuestos con dólares preferenciales. Llamaron al Ministro Azpúrua y pasó lo inesperado: este se resistió y el Banco Central de Venezuela (BCV) rechazó la solicitud. Continuaron las reuniones en Miraflores, y el cumpleaños del presidente Lusinchi brindó una nueva oportunidad: a la celebración asistieron Peter Bottome, Granier y su señora, y llevaron otra estrategia. Sin embargo, Azpúrua se mantuvo firme, y se resistió de nuevo. El BCV ratificó la negativa.

“Buscando mecanismos e influencias lograron que la mercancía fuera legalizada. Los Bottome Granier sacaron una buena tajada de dólares preferenciales, y se quitaron de encima el problema de la mercancía entrada sigilosamente por el aeropuerto de La Carlota, ubicado dentro de la ciudad de Caracas.

“Cuando ya la tierra se hace pequeña, el próximo paso es volar, y eso fue lo que hicieron las empresas de Bottome-Granier, al meterse en una aventura de aviones sin ajustarse a las normas. Los aviones necesitaban repuestos y los adquieren también. Sin ninguna autorización, en Brasil. Comenzó la lucha por convertir en legal lo ilegal. Nuevos halagos para Blanca y Lusinchi casi lograron el cometido. Pero esta vez había otro ministro de Hacienda, Héctor Hurtado, quien también se negó a formar parte del asunto: “Es un vulgar contrabando”. Expreso el ministro.

Lusinchi no deseaba ser duro con sus amigos y aliados, Llamo a su ministro, pero este insistió: “Es contrabando”. Los dólares de REDADI seguían “trancados” La pareja de RCTV movía sus influencias. Se repetían largas y explicativas llamadas telefónicas, se programaron cenas y velada sociales donde todo era color de rosa, hasta el día que Lusinchi entrega el poder.

Hurtado se ganó su incorporación a la “lista negra” por haber llamado “contrabandistas” a Granier y Bottome, que sin duda lo eran, en consecuencia, el fouché casado con una Phelps (es lo único en que se parece a Gustavo Cisneros), declaró una despiadada guerra Hurtado a través de radio Caracas TV y demás “medios” de la casa.

Mientras tanto, para limpiar asperezas, el ejecutivo de televisión ofreció una recepción en su residencia, con la idea de halagar a Lusinchi. En esa oportunidad le comentó: “La elección de Carlos Andrés Pérez es un desastre”. El Presidente lusinchi se sintió complacido, por que a través de esa nueva relación con Granier se acabaron los feroces ataques que le dirigían. Granier fue el maquiavelo de estas operaciones y las cosas marcharon a favor de su grupo. Si existió alguna ponzoña. Esta fue bien guardada, disimulada, y solo se conocerían años después, cuando las cosas con Pérez cambiaron muchas páginas de la historia.

MAS “DOSSIERS” SOBRE LOS AVIONES DE BOTTOME Y GRANIER

Uno de los “dossiers” venidos de caracas profundiza el tema de los aviones de Marcel Granier y Peter Bottome, que en un determinado momento estuvieron gravemente en entredicho.

Surgieron serias denuncias de sobreprecio en la negociación con la empresa oficial Línea Aeropostal Venezolana (LAV).

Bottome aparecía claramente implicado en estos sobreprecios, de tal modo que el expediente pasó a la jurisdicción del Tribunal de Salvaguardia del Patrimonio Público. Y allí fue llamado a declarar junto con otros dirigentes del grupo IBC. En Principio se encontró con el sobreprecio había superado los 15 millones de dólares, una bicoca. El tribunal profundizó en las investigaciones, y sin impórtale la categoría social y el poder de los acusados encontró que, de acuerdo con el articulo 182 del Código de Procedimiento Criminal, había indicios de culpabilidad.

Entonces Marcel movió sus contactos, y el propio jefe de la DISIP, Rafael Rivas Vásquez, le alertó un día antes de que se dictara el auto de detención contra su socio Peter Bottome…

Esta historia continuará

[1] “Yo asistí al Gabinete Carriles (La Cadena por dentro)”, Tomo I, Isaac Benarroch Pinto, 581.

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6304 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a53218.htmlCd0NV CAC = Y co = US