La Revolución y el manejo de la Información

La información es producto de un largo trabajo intelectual, que amerita el procesamiento, interpretación y organización de datos, de ahí que la información adquiere un valor de uso. En cualquier sociedad, ese valor de uso que nos da la información se traduce en PODER, y se convierte en un soporte tangible. ¿Ha sabido la Revolución Bolivariana explotar el PODER TANGIBLE que brinda la información?

Definitivamente no, la información no ha sido un soporte tangible en los que han dirigido y dirigen el proceso, así como en aquellos que manejan los planes comunicaciones del Gobierno, sea Nacional, Regional, Local e incluso, Internacional. Una gran debilidad que no se ha aprendido a corregir y a visualizar.

La información es un elemento fundamental para el desarrollo, el impacto de los cambios económicos, políticos, culturales, y sociales han originado una revolución en materia de gestión de información en nuestra sociedad, la cual no se ha sabido capitalizar. Los medios privados por el contrario, a parte de capitalizar la información, han contribuido de manera trascendental a dispersar, banalizar y manipular las verdad que genera ese soporte tangible como lo es la información.

Los medios televisivos, impresos y radiales entienden el poder de la información como un elemento de desestabilización que les permitió en el 2002 acabar con los sueños de más de un 60% de los venezolanos que creen en este proyecto de cambios y aun les permite hoy, con sus campañas mediatizantes (gracias al soporte tangible) coadyuvar en los planes para enterrar el proyecto bolivariano apoyados en la oligarquía nacional y las trasnacionales de la comunicación, así como en organizaciones internacionales como la SIP.

El MINCI, debe ser un Ministerio para la organización del conocimiento que mediante un conjunto de procesos, (organización, difusión, acceso, distribución de la información) contribuya a generar hombres y mujeres informados.

El MINCI, como parte esencial de la infraestructura del conocimiento, debe suministrar información (soporte, apoyo tangible) que a su vez impulse el desarrollo del conocimiento en la búsqueda de las soluciones a los problemas, (que de manera infame manipulan los medios golpistas), lo cual permitiría asumir un comportamiento ante la información mediática y combatirla. Las estrategias actuales para la gestión de la información y el conocimiento, deben responder a los nuevos tipos de demandas resultantes de la aparición de tendencias nacionales e internacionales que como único objetivo se abocan a la desaparición física de la Revolución Bolivariana.

Estas tendencias vienen encubiertas en una especie de manipulación mediática que atrapa a la información, esta campaña mediática se caracteriza por:

1. El montaje de la noticia y su descontextualización
2. El principio de autoridad y la pretensión de objetividad
3. Titulares banalizados que no se corresponden con la noticia
4. Fotografías o imágenes que no se corresponden con la noticia
5. El silencio y las omisiones de lo importante de la información, fabricar sucesos o acontecimientos cuando sólo hay anécdotas o rumores.
6. Mezcla de hechos y juicios de valor así cono engaños y falsedades en el tratamiento de la información.
7. Manipulación del pasado, o simplemente pretender que nunca existió.
8. Generalizar hechos parciales y abusar del sensacionalismo como retórica de la información.
9. Uso equívoco del lenguaje y empleo de palabras peyorativas o enfáticas
10. Impacto acumulativo (sobre información innecesaria)
11. Empleo del “first-strike” (el que pega primero gana), así como el principio de tres contra uno (hecho que se repite a diario en las entrevistas de los canales opositores)


RCTV y Globovisión se han convertido en expertos manipuladores mediáticos y en la utilización de palangristas en el logro de sus objetivos, así como el acondicionamiento de espacios para el desarrollo de su guerra mediática, apoyados en los creadores del concepto de la guerra comunicacional, los Estados Unidos. No obstante es importante señalar que siendo Estados Unidos un país tecnológicamente desarrollado en materia comunicacional, el pueblo norteamericano es uno de los pueblos mas desinformados del planeta, he ahí el control de los medios y su poder sobre la información, siendo el consumismo una de las primeras causas del deterioro cualitativo y cuantitativo de la información dentro de la sociedad norteamericana.

La URSS entendió el papel de la información y masificó la gestión del conocimiento a través de la información, siendo hoy por hoy uno de los pueblos más cultos del hemisferio (Rusia y el otrora bloque Oriental) y mejor informados, situación que se ve bajo riesgo ante la arremetida mediática mundial.

Los conductores de la política informativa del Gobierno Bolivariano deben masificar la información, la labor propagandística como sinónimo de una gestión debe ser difundida a través de todos los canales de distribución que nos brinda la tecnología, en todos sus ámbitos, nacional, regional y local, y dar un trato preferencial a lo internacional. En la medida en se entienda a lo externo y entendamos a lo interno el papel de la Revolución Bolivariana, podremos asumir un comportamiento justo y adecuado en su defensa y contribuir a frenar las desviaciones y los embates de los depredadores de la información. Tenemos un arma tangible, la información, utilicémosla.

Somos mayoría, la razón y la luz están de nuestro lado.

http://chamosaurio.blogspot.com/
chamsaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4665 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a32421.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO