Comunicación y Revolución

¿Qué sería del mundo sin comunicaciones? Comunicar se convierte en un derecho humano fundamental en la medida que se asume cómo una herramienta para el intercambio de información que garantice la satisfacción de lo que todos en el desarrollo de nuestras vidas necesitamos conocer. Si nos detenemos un instante a imaginarnos un mundo en donde no nos podamos comunicar entraríamos en una dimensión desconocida y una especie de laberinto insondable que seguramente nos horroriza. Es por ello tan importante que una revolución se exprese y se sepa expresar en el marco de una pedagogía libre que rompa con viejos paradigmas que si lo estudiamos a fondo nos damos cuenta que solo han sido utilizados para dominar. La comunicación puede ser liberadora cómo igualmente puede ser opresora, todo depende bajo qué patrón se desarrolla.

Los sistemas hegemónicos basados en la explotación, en el crimen y el robo tienen un concepto muy bien acabado del manejo de la información, ésta se convierte en poder y en una herramienta para ejercer el poder. Poder es saber hacer algo; tu sabes hacer, puedes hacer, si no sabes hacer cómo podrás hacer lo que no estás seguro de saber. La ignorancia ha sido concebida como una herramienta muy propicia para la dominación. Es muy común oír aquello de: "usted es el que sabe" y en base a eso se comete todo tipo de crimen e injusticia sin siquiera saber si aquello es cierto o ha sido "un cuento chino", con el perdón de los chinos.

Así que lo primero que debe hacer una revolución como la nuestra es afincarse en la necesidad de democratizar las comunicaciones que permitan a un pueblo expresarse y aportar lo que cada quien pueda aportar en función de un plan estratégico de empoderamiento de las mayorías, es decir, de la sociedad, que a la vez está en la antípoda de la apropiación de las herramientas de la comunicación por parte de una élite o pequeño grupo que lo aprovecha en su propio beneficio.

Como es de esperarse, la reacción de toda élite dominante cuando se trata de democratizar las comunicaciones es violenta. La violencia se ejerce no sólo de forma física sino la más peligrosa es la psicológica, porque precisamente la complejidad de la mente es tan profunda que dominarla requiere de actos sumamente depurados de manipulación. Como alguien dice: "todos nacimos ángeles", es decir, somos inocentes al nacer, luego vamos teniendo uso de razón, pero esa razón no necesariamente es lo razonable. Entonces viene la manipulación que los expertos llaman enajenación y alienación. Venezuela, como país que está haciendo una revolución, hace esfuerzos tremendos para democratizar la información; el comandante Chávez fue un excelente comunicador que rompió con viejos moldes impuestos. Así que en el imaginario popular venezolano se fue construyendo una nueva forma de ver las cosas y de asimilar la información que procesamos.

Esta semana estamos de plácemes por haber rescatado un símbolo de la información en el país, que luego devino en una punta de lanza de la reacción más virulenta contra la revolución. La batalla la dió un venezolano que la historia se encargará de colocarlo en su verdadera dimensión; se trata de Diosdado Cabello, quien, siguiendo el legado de Chávez, ha convertido en trinchera su andar en la política. El famoso Con el Mazo Dando, ahora promoviendo, lo que ha sido producto de su batalla, la demanda ganada al diario EL NACIONAL, en sede de la UICOM (Universidad Internacional de las Comunicaciones). Sin duda un tremendo gesto revolucionario que vale la pena expandir hacia la sociedad venezolana y hacia el mundo, tomando en cuenta que somos vanguardia de muchas batallas por la democratización de la verdad. Desde el mismo momento que el comandante Chávez inició su lucha en los cuarteles del país, desde el mismo momento que comprendió que sólo es posible hacer una revolución verdadera dándole poder a los pobres, desde ese momento la información pasa a ser un arma letal contra la injusticia de todo tipo y eso es algo que debemos cultivarlo y derramarlo por el país y el mundo.

Todo esto que está ocurriendo con el surgimiento en el país de un poderoso movimiento generador de opinión que piensa el país del futuro todos los días; en contra muchas veces de poderosas fuerzas que pretenden basar sus ejecutorias en la manipulación y la alienación, incluso dentro de la propia revolución, actos de desprendimiento cómo el de Diosdado deben ser imitados por todas y todos los que sentimos la revolución hasta en los huesos. "No es cualquier cosa" lo que se ha hecho y se sigue haciendo en materia de información y comunicación en Venezuela. Ya el presidente anunció el lanzamiento de una plataforma de redes sociales... ¡Vaya alegría! "sentimos que cabalgamos Sancho", porque los perros seguramente se cansarán de ladrar estos días y "los dueños del mundo", los imperialistas, harán todo lo posible por bloquearnos comunicacionalmente.

Cada vez nos convencemos más del poder de la comunicación, algo totalmente distinto a la difusión de ideas, que es lo que el capitalismo hace, crear medios de difusión de sus ideas, que los llaman medios de comunicación es otra cosa, pero no lo son; son medios de difusión de ideas que favorecen los intereses de las élites, que se apoderan del conocimiento y del poder. Así que hablar de comunicación es hablar de revolución. Una verdadera comunicación se convierte en un arma poderosa para derrocar el imperio de la mentira, que ha tapado la verdad durante siglos. Crear verdaderos medios de comunicación significa que podemos consolidar sociedades muy avanzadas que sean capaces de emprender y retomar el camino de la humanidad, es decir, de lo humano, haciendo volar en pedazos la mezquindad y la mediocridad que hacen creer a millones de personas que son inferiores y por eso nacen para ser explotadas por secula seculorum.

Hay una enorme batalla por delante, ojalá estas poderosas herramientas sean usadas de forma adecuada para hacer una verdadera y profunda revolución y democratizar la información, algo que se necesita no solo en Venezuela sino en el mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 644 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: