La “muerte anunciada” de RCTV

¡Yo no fui¡, ¡yo no estuve en Miraflores¡, ¡ a mi concesión le quedan 20 años¡, ¡ La libertad de expresión no existe en Venezuela¡, ¡El teniente coronel es un tirano¡ etc, etc, son los gritos destemplados del tal Marcel ( o mejor “Malser”), que a diario vemos y oímos repetitivamente en los medios que comparten la complicidad de los desmanes patrocinados por este empresario de la TV.

Es frecuente ver a través de la moribunda RCTV y su hermana gemela CLOBOTERROR, a personajes que como el loro y gesticulando cual dementes dicen las más estrambóticas barbaridades que ni en su casa se las creen.

Sólo tienen un argumento que por sí solo se les cae, con el que afirman que en Venezuela lo que hay es una dictadura, que este es un rrrrégimen tirano que está socavando las libertades públicas sin darse cuenta, porque su cacúmen no les da para más, que en una dictadura no terminarían de decir lo que dicen cuando ya estarían tras las rejas, que en un gobierno dictatorial no se esperaría el término de una concesión para tomar medidas contra cualquier medio que en opinión del régimen contraviniera sus deseos y realizara criticas apenas normales en una democracia.

En una dictadura por hechos infinitamente menos graves que los que aquí patrocinaron los medios de comunicación comerciales, todos estarían o exiliados o presos.

Con sus afirmaciones pretenden que el pueblo les crea, demostrando lo poco que conocen a los venezolanos que de ingenuos no tenemos nada.-

Los lacayos que en los dos canales subversivos que aun quedan en el país presentan programas de opinión que en realidad no son tales, pues todos son un monumento a la mentira, a la descalificación, al intento de chantaje de quienes obligados por las disposiciones legales, deben tomar las medidas pertinentes, a fin de frenar tanta calumnia, tanto abuso, una constante violación a los principios morales y a las costumbres. Esos lacayos asalariados, palangristas más que periodistas, que pisoteado el código de ética y las leyes de la República, que violando los más elementales principios de respeto a los seres humaos se arrodillan ante un jefe que con la arrogancia del magnate que se cree, con dineros ajenos lo que ha hecho siempre es desconocerle los derechos a los trabajadores, que en su historial tiene la mácula de haber llevado a la quiebra empresas que no le pertenecían pero que mal-admnistraba, a ese personaje es a quien los opinadores de oficio a través de los medios le hacen el coro, un coro que pronto va a ser fúnebre porque nadie los salva de su desaparición y a cuyas pompas fúnebres va a asistir con la alegría de por fin verlos bien enterrados, un pueblo venezolano, ávido de una buena televisión que informe, eduque y entretenga y que también critique pero con apego a la verdad, sin mentir con el descaro con que lo hace este personaje que pretende con su llantén de estos últimos días, buscar una solidaridad, que no va a lograr jamás sino de quienes como él han sido unos vulgares delincuentes, a los que ha de llegarle algún día la mano de la justicia para hacerles pagar tanto sufrimiento al que sometieron al pueblo en los días aciagos del paro y golpe de estado.

Llegará el día, más temprano que tarde, en que sujetos, como Miguel Rodríguez, la repugnante “bicha”,la pareja siniestra de grado 33, la Nitu, el arrogante Sr. Acosta y su par al que llaman “matacura”,junto con sus modelitos y la que imita en su risa a las gallinas cluecas, entre otros, que forman el combo que diariamente expulsan por sus jetas, excremento con el que pretenden salpicar a quienes les da la gana con la mayor impunidad, desaparezcan, les llegue su turno como el que le llegó a los inefables Napoleón y a la cacatúa de la Colomina quienes solitos, como el mango pasado de maduro, se cayeron y aun no se han recuperado del golpe que se dieron. Igual suerte les tiene deparado el pueblo a algunos pseudo periodistas de la radio como al Peñaranda o algunos del interior como un tal Azocar que disparan sin averiguar, contra quien quieren utilizando el micrófono o las cámaras para dañar honras y lanzar los dardos de la mentira y de la descalificación, a personas e instituciones basándose en la absoluta impunidad que aun campea en nuestro país.-

Por ahora "Malser" comanda el grupo de los que se creían intocables, que aprovechen por ahora y continúen en su predica de odio, mientras les llega el día en que, más temprano que tarde, el brazo de la justicia los ponga donde deben estar por sus merecimientos y también por el vencimiento de sus concesiones, les llegue su “muerte anunciada”, como le llegó, porque la buscó desesperadamente, a RCTV con un tal Marcel que muy pronto pasará a la lista de personajes recordados sólo por lo siniestros y enemigos del pueblo.-


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2403 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: