Granier confesó que teme perder a sus locos

¡Ah!, ya entendemos cuando el señor Marcel habla del pluralismo que le da oxígeno, fuerza y vitalidad al sistema capitalista, que no es otra cosa que a la delincuencia organizada. Se sabe que desde el propio capitalismo es imposible erradicar la corrupción, porque ella es inherente a la filosofía sensual, a la defensa a ultranza de la usura, del consumo, de la competencia cuyo único fin es la vil ganancia material. En el capitalismo nos han enseñado a pensar que el egoísmo es vital para prosperar, que no hay que ser pendejo a la hora de administrar un cargo público y de que hay que coger porque uno sabe hasta cuándo dura esta “perra vida”.

Que quien roba al Estado no hace ningún mal porque toda extracción de los bienes nacionales resulta imperceptible a los mecanismos de fiscalización. Por eso para Marcel cualquier aporte del Estado a las clases necesitadas resulta una desgracia nacional, y es por ello por lo que la SIP hace difundir ese horrible titular: “Elevado aporte social erosionó ganancia nacional de Pdvsa”. Para esta gente lo social debe ser lo último, jamás lo prioritario. Cuando Chávez fue a Brasil, los medios organizados enarbolaron la cruzada continental en defensa de RCTV, que es la defensa de sus mafias y de sus negocios. Y sin la menor decencia Marcel echó mano de una expresión que viene usando el Departamento de Estado contra Chávez, de que el gobierno bolivariano tiene sofocada a la oposición. Una oposición que respira a sus anchas en los mejores hoteles del Caribe, cuyo jefe máximo se va a vacacionar en diciembre a Disneylandia, y que son recibidos como reyes en Washington, Miami, Bogotá, Santiago de Chile, Madrid, Río de Janeiro. Y el ataque lo llevan a donde vaya el Presidente, y el show mediático superior ocurrió el viernes pasado cuando se reproducen declaraciones de Granier diciendo al diario O Globo que está decidido a presentar el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Temen perder los medios a sus enfermos mentales, a sus manicomios ambulantes, a sus balbuceantes disociados; sin ellos pierde el negocio de sus chantajes al gobierno, a las propias empresas privadas, al control mismo del narcotráfico. Por eso lo vemos gimotear: "El gobierno quiere cerrar los medios de comunicación (...) para que no haya críticas. Hay un empeño en sofocar el pluralismo en Venezuela". ¿Cuál crítica, insultar con toda clase de vulgaridades y adefesios al Presidente de la República, llamándole despectivamente Teniente coronel? ¿Promover golpes de estado, inseguridad, inestabilidad económica? ¿Es crítica que mientan y calumnien como bellacos?

De fuentes confiables se ha descubierto que Miguel Ángel Rodríguez está recibiendo permanente atención siquiátrica, y está tragando en exceso barbitúricos. Marcel le ha recomendado paciencia y le dice que después de mayo, cuando le vuelvan a partir el culo a Chávez, le va a dar seis meses de vacaciones, y que si quiere entonces que se retire para siempre del medio televisivo, pero que lo podrá hacer con harta plata.

Pero Granielito no podrá aguantar esa paliza: se acabó, y no habrá Cristo que lo salve de esa decisión soberana, y el pueblo lo ha decidido, no más insulto al Presidente, no más incitación al crimen, no más incitación al odio y a la demencia de los propios escuálidos.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3405 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a29735.htmlCd0NV CAC = Y co = US