Marcel Granier: “¡me están violando!”

Así gritó con furia el directivo de las Empresas 1BC, al ver a David Natera Febres, presidente del Bloque de Prensa Venezolano (BPV). "¡Me están violando, David, sin ninguna transparencia!".

“Yo también me siento violado”, fue la pobre expresión de Natera Febres y lo invitó a reunirse con el resto de los empresarios, también “violados”, que estaban en mesa redonda para estudiar el caso de RCTV (que según los empresarios debía llamarse ahora: “Reducto de Convalecientes Todopoderosos Violados”).

Así, pues, que en aquel gallinero el único tema que se estaba tratando era el de la violación del Gobierno: "no tiene derecho a renovar o no renovar pues la concesión de RCTV vence en junio de 2022”.

Con los ojos aguados, los bigotes temblecos y retorcidos, Granier con un andar además cambembo, se iba lamentando de que se hubiese tomado una decisión por encima “de mi constitución. Es obvio que este es un gobierno que impone mucho temor entre los empresarios, entre los medios, entre la gente que no tiene nada. Me han puesto contra la pared, me han aplastado, aunque no pierdo las esperanzas –añadía- de que se me respete el entero derecho que tengo a informarme y de informar como a mí me dé la gana; de que mis periodistas puedan trabajar libremente y de que mis empresas puedan funcionar regularmente sin que nadie se le encarame encima. Yo ni nadie más en esta tiranía soporta ya otra violación.”

David Natera le puso la mano en el hombro mientras lo consolaba: “Es grave, de que no te la renueven, y lo que más te duele en el alma es dejar a tus trabajadores sin sus puestos laborales. Pero exprésate Marcel, lucha por tu libertad de expresión. Sigue gritando. Sigue revelándote contra esta inspiración totalitaria y con un esfuerzo más seréis libres, aunque sea inevitable de que os soliciten una inspección médico-legal. No importa, háztela, y os renovarán la concesión que queráis.”

Era horrible el ambiente de depresión que vivían allí aquel pelotón de empresarios violados, sobre todo porque Marcel no dejaba de gimotear en su monocorde letanía: “Esa medida es violatoria de toda violación, afecta a más de 3 mil personas, que directamente o indirectamente le prestan servicios a las empresas que trabajan en publicidad. Todo el mundo sabe cuántas demostraciones de solidaridad he recibido de mis trabajadores, empresarios y periodistas; así como también de canales en el exterior, ¡y por eso, que se entienda que esto es una violación de mis derechos humanos!”

Antes, Marcel violaba a todo el que le daba le gana, y pretendía seguir violándonos hasta junio del 2022. Medio guarinei nos metía cada mañana, cada mediodía, cada noche, pues se acabó el negocio porque en eso llegó el Comandante... Punto.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5072 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a29627.htmlCd0NV CAC = Y co = US