¿Quién realmente atenta contra la libertad de expresión?

Más sobre el montruoso prontuario de Marcel Granier

¿Quién se va a asombrar porque veamos a ciertas focas de la OEA contorneándose por las sardinas que le lanza el Tío Sam?: los lacayitos de siempre, de Costa Rica, cuyo fundador fue Pepe Figueres quien por confesión propia aclaró que SÍ, que el trabajó para la CIA. Costa Rica fue un país totalmente confeccionado a la medida del Manuel de la CIA, y recuérdese que fue Figueres el político más íntimamente conectado con Rómulo Betancourt. En la lista siguen esas miserias de gobiernitos como Honduras, Chile, Guatemala, Canadá, Honduras, y las sucias guabinas de Brasil y Paraguay. Realmente Lula está dando lástima. Y el asunto es, ¿quién ha insultado? Evidentemente que quien insulta es Insulza, quien inventa que se va a cerrar un canal en Venezuela y que en nuestro país se atenta contra la libertad de expresión. El Matacuras, el insulzo Luis Miguel Rondón, las carajitas de “Buenas Noches”. El Nuevo Herald titula: “Masivo apoyo a Insulza de países miembros de la OEA (NESTOR IKEDA / AP WASHINGTON), y un poco más abajo: Alarma y pánico por socialismo de Chávez, de la meliflua puta del CASTO OCANDO.

Pero añado aquí otras perlas al gran prontuario de este descomunal delincuente llamado Marcel Granier.

Veamos:

Nº 320, revista “Resumen”, 23 de Diciembre de 1979

Radio Caracas TV

mete en su onda al Diario de Caracas

Al adquirir control mayoritario, Radio Caracas TV del “Diario”, que estaba en serías dificultades por su administración centrosimonbolivaresca, este ha sido “revitalizado” y lanzado a una dimensión que atemoriza a todos, planteando una seria cuestión relativa a la concentración monopolística de medios de comunicación como un atentado a la libertad de expresión y de empresa.

Dentro de lo que Arría llama “redimensionamiento económico” del “Diario de Caracas” se operó, al fin, la inevitable transferencia de la Dirección a quienes le inyectaron la sangre que necesitaba para sobrevivir del colapsamiento económico al cual estaba condenado. Desde hacia días, que se sabía de que “algo” había sucedido. Los sueldos empezaron a ser pagados con puntualidad y se notaba un aire de “alivio” en las zonas inmediatas a la siempre acosada caja del “Diario”. Evidentemente se había llegado a un acuerdo con alguien. ¿Cuál? El asunto llegó como una sorpresa para muchos. Fueron los dueños y Directivos de “Radio Caracas Televisión” quienes hicieron la oferta más aceptable al accionista de “uno por ciento” Diego Arria, para así meter su dinero... y sus nombres... en la Directiva del “Diario”. En la edición del jueves 14 de febrero, se confirmaron las informaciones que ya estaban en RESUMEN, algunas de las cuales ya habían sido publicadas por nosotros.

¿Será lo mismo?

Los cambios más importantes, no están en la Directiva sino en la Dirección editorial. Tomás Eloy Martínez, excelente periodista, muy experimentado y quien es usualmente señalado como el autor del estilo de concisión que ha distinguido el tabloide, salió de allí y lo sustituye Armando Durán de quien no se le conoce conocen mayores habilidades periodísticas. Terragano el “mago” uruguayo también confirma su retirada del “Diario” y el cargo de Vicepresidente Ejecutivo queda -por ahora-vacante. Todo esto lleva preguntarse ¿podrá mantener el “Diario” el nivel de excelencia periodística y nitidez tipográfica que ha tenido hasta ahora. De lo último, hay razones para creer que sí, pues una vez logrado el estilo, es difícil que este se deteriore. Lo primero, está por verse.

En todo caso, si no es así, la responsabilidad de su deterioro, será de los nuevos accionistas de la TV... y no de Arria, quien ha tenido la habilidad de hacer coincidir el “redimensionamiento” económico, es decir, la entrada de nuevos socios con control absoluto, con la salida de los técnicos que hicieron en verdad al “Diario”. En todo caso, Arria aseguró su permanencia como Director y así lo anuncia... “Arria será ratificado como Director” según un acuerdo suscrito el 13 de febrero. Esta habría sido la condición que los Cisneros, abiertamente interesados en el “Diario” no aceptaron, y que Arria logró que sus “competidores” acataran. A todo evento, ahora, bajo la Dirección de Arria se sentarán en la Directiva del “Diario de Caracas”, Marcel Granier, Peter Bottome y Hernán Pérez Belisario, quien tendrá oportunidad de imprimir sus feroces “editoriales” televisados.

Una cuestión delicada

Amén de la sorpresa, la noticia ha causado un nivel de preocupación en los medios políticos del país. ¿No es acaso una concentración de poder exagerado, el que se está produciendo? Ha sido la pregunta que ha brotado en todos los labios. En efecto, así lo es. En los Estados Unidos, este tipo de concentración en una sola mano de medios diversos es considerado un verdadero atentado a la libertad de expresión y de información. El poder de manipular y dirigir la opinión pública, queda aumentado y la libertad puede convertirse en una verdadera burla. ¿Cómo reaccionaron los políticos venezolanos ante esto? Eduardo Fernández, por ejemplo, no estará muy a gusto, pues aún le dura el reconcomio por la maniobra de RCTV de birlarle la Secretaría General con la postulación a última hora de Pérez Olivares, como candidato del “consenso”, a lo cual se prestó con entusiasmo Radio Caracas Televisión, al decir de algunas versiones, por alguna promesa política hecha por Aguilar a Granier. Recientemente, el gobierno reaccionó con violencia ante la violencia de las televisoras de desatar una campaña acerca de los servicios públicos, en si misma incuestionable, pero extrañamente coincidente con el anuncio de que la televisora del Estado, habría de repartirse la torta de publicidad, que ahora se engullen solitos los Cisneros y los de RCTV. Esto revela una cosa. Hay una pugna de poder...que hasta ahora, el gobierno no logra torcer el brazo del adversario...pero llegado el momento, el minuto, el caso pude revertirse.

Amén de esto, el que un mismo grupo controle radio, prensa, televisión y cine coloca a los demás medios –escritos o televisados- del país en un situación de desventaja y en consecuencia de deslealtad. Ciertamente, esto ya se ha intentado. Venevisión trató de “vender” la revista “Auténtico”, pero esta demostró ser tan mala, que ni siquiera la propaganda sostenida del programa de sus dueños, aparentes, y las cuñas que le pasaban logró levantarla de una exigua y casi clandestina figuración. No sí con el “Diario”. El “Diario” es excelente.

Ha demostrado que la concisión es posible, que la buena diagramación e impresión son factibles con los modernos sistemas de fotocomposición e impresión en Offset. Y siéndolo, es una pieza muy apetecible. Debilitada económicamente por estar administrada “a lo Centro Simón Bolívares”, es decir de presumir que con un mínimo de sensatez administrativa, y un poco de dinero revitalizador, el “Diario” se consolide y se convierta en un serio competidor de “El Universal” y “El Nacional”.

El Diario “anticorrupto”

Amén de todas estas consideraciones, está –desde luego- el hecho rector de que el Director-Editor del “Diario de Caracas”, tiene el dudoso mérito de ser el primer alto funcionario a quien la Corte Suprema de Justicia ha considerado enjuiciable, como presunto reo de los delitos de peculado, concusión, abuso de autoridad, tráfico de influencias, corrupción de funcionarios públicos, etc., etc. Amén de esto, también tienen la “orla” de estar investigado por la CIEI quien está viendo con lupa cada vez más afinada el “portento” de que un accionista de un miserable uno por ciento, disponga, haga, mande, compra, venda y ahora negocie el “rendimensionamiento” de la empresa editora económica, hacia la aceptación de nuevos socios. Llama a risa, en este país en donde este grado de cinismo casi no asombra la “declaración” principista que ahora es este “rendimensionamiento” y que textualmente dice así:

*El “Diario de Caracas” no está dispuesto a tranzarse con: la corrupción, el delito, el abuso del poder o el totalitarismo. En esto, su posición es invariablemente firme. La democracia se corroe, se resquebraja y puede desmoronarse cuando no es capaz de aislar esos males sociales. Un diario tiene la responsabilidad de contribuir a tal aislamiento, informando con honestidad, con amplitud, sin autocensura, y asumiendo posiciones militantes frente a dichos males. A la vez, tienen el deber –que nosotros hemos asumido- de no ser instrumento para infamias, injurias o retaliaciones.

En cuanto a la “instrumentación” para infamias, Arria tiene expediente abierto por el abuso de poder que significó la pintura de las paredes de Caracas, en contra de un editor, la manipulación de la televisora del Estado (8) para infamias, injurias y retaliaciones y la campaña desatada y abierta para amedrentar a los anunciantes de RESUMEN. Con estos antecedentes, solo cabe esperar que sean los directivos de RCTV quienes dirijan al “Diario” y no Arria a RCTV.

Una persona allegada a la familia Phelps, le hacía reparos acerca del hecho de que una empresa como Radio Caracas se vinculara con un hombre indiciado y sometido a tantos juicios por delitos contra la cosa pública. Y recibió esta respuesta...”precisamente”, de eso se trata. El “Diario”, es bueno, pero Arria no lo dirigirá por mucho tiempo. Nadie puede dirigir un diario desde la cárcel”.

¿Quiénes salen y quienes entran?

Por de pronto, del anuncio del 14 de febrero, se desprende que “salen” de la Directiva del “Diario” Luis Eduardo Henríquez, Eduardo Wallís O. y Tania Capriles de Brillembourg. Esta última, hija de Miguel Angel Capriles y esposa de David Brillembourg –el único diputado de “Causa Común”- es algo de enigma.

¿Quedará fuera definitivamente? En este caso, los que entran, al menos abiertamente, son los directivos de Radio Caracas TV y en forma algo “misteriosa” se apunta la fuerte contribución monetaria del mozo José Álvarez Stelling actual Presidente del Consejo Bancario Nacional y quien tiene “seguros” vínculos con Carmelo Lauría. De tal manera que el arroz con mango, esta bien montado y aderezado. Arria, Lauría, Álvarez Stelling, Pérez (Belisario), Granier. Cosas veredes ...Sancho.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6239 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a29260.htmlCd0NV CAC = Y co = US