La supuesta arrogancia de un narciso

“No te hinches, ten en cuenta

que, el que se hincha

si alguien lo pincha

lo revienta”

Nietzsche

No sé si mucha gente tenga i habrá leído, el único libro que conozco de Marcel Granier, quien para 1984 escribió o le escribieron, uno cuya forma de impresión ya indica que, fuera de esos otros cognomentos que le han dado por aparentar lo que no es –un intelectual i un dueño poderoso-, indica que el calificativo que le adjudiqué cuando pensé hacer una crítica al libro, el nombre i diagnóstico que le adjudiqué al mismo tiempo, de narciso, está a la vista en esa publicación: portada en fondo negro brillante, “Marcel Granier” en letras doradas i mui grandes, i abajo el título comenzando en minúscula: “la generación de relevo vs. El Estado omnipotente”; luego, en la contraportada una foto de artista de hollywood, cabello i bigote negros, un puño suavemente cerrado sosteniendo la barbilla, una sonrisa ensayada i camisa i suéter (acaso en Londres) con libros al fondo. Sus credenciales mui breves, graduado de abogado, post-grado en Londres. Casado, seis hijos e ingresó en Radio Caracas en 1969, por casamiento con dama de grandes recursos económicos por herencia, i se dice, verdadera dueña de Radio Caracas radio i luego televisión, o sea en el presente RCTV por circunstancias conocidas. Su único desempeño, entrevistador del Programa Primer Plano, donde se complacía entrevistando grandes personajes de la oligarquía criolla i extranjeros de la misma especie capitalistas omnipotentes.

Aunque la nota en la contra solapa dice que ejerció como abogado, debe haberlo hecho en uno de esos “bufetes” que llamaban “tribus” i que ganaban pleitos, no por talento sino por compra de la “justicia” o mejor, de la sentencia, de manera que, sobre todo, luego de su matrimonio, él mismo pertenecía a los “omnipotentes” pero quería aparentar ser de una generación de relevo. Por eso este tipo de abogado, generalmente olvidan la profesión, no están al día con los conocimientos i cometen tantos disparates que el dinero subsana. Si no, véase casos “espectaculares” como el de Ledezma, Blyde, Mendoza o aquel gordo bembón que no recuerdo su apellido, de quien dicen, las pierde todas, como ha sucedido en la política de la oposición. En resumen, una mediocridad profesional o intelectual que da miedo. Marcel Granier i la televisión debe ser caso parecido al de Eladio Lares o de un periodista ya fallecido que estudió derecho i según me dijo un día:  Yo de Derecho no sé un co.., pero lo hice para poner un “Dr” delante de mi nombre, aunque el ser abogado, no es ser doctor.

Pues, Granier, el padre putativo de un “Granielito” insolente, audaz, vanidoso i bruto, además de narciso es vanidoso, i como tal, según Nietzsche debería reventar un día. A cada rato, además de los “pequeños desprecios” contra el Presidente Hugo Chávez Frías, de llamarlo “teniente coronel”,”asesino”, “totalitario” o cualquiera otra falsedad ofensiva, i de este gobierno que, en ocho años, de los cuales tres estuvieron signados por la tragedia del Estado Vargas, un año de conspiración i el golpe de Estado i finalmente el Paro i Saboteo Petrolero amenizado de guarimbas, todo orgullosamente celebrado por Radio Caracas Televisión; hipertrofiado, tergiversado i adornados de grandes mentiras e insultos por su Granielito Rodríguez i otros energúmenos; participante en los “actos de televisión del fugaz reinado de Pedro I El Breve (donde sale en tv varias veces con la “crema de la intelectualidad golpìsta”, una vez que, perdonados todos por un Tribunal Supremo que sólo vio “vacío de poder” i “militares preñados de buenas intenciones”, este mediocre abogado llamado Marcel Granier, ya encanecido pero siempre considerado bragueta eléctrica, cada vez que habla en una entrevista, su frase favorita es que “EL PAÍS SE ESTA CAYENDO A PEDAZOS”,cuando precisamente, pese a los tres años perdidos en tiempo i en millones de dólares, por las agresiones i traiciones de una oposición irracional i antipatriótica, Venezuela está como nunca en nuestra historia republicana. En todos los aspectos, económicos, producción, política exterior, integración latinoamericana i mundial, salud, educación, agricultura, viviendas, etc., está por encima o a la par de los pocos países más progresistas de América i pronto, del mundo. Hemos dejado de depender del FMI i del BM; aumentado las Reservas internacionales como nunca, rescatada la OPEP, PDVSA i CTGO, hemos entrado al MERCOSUR, hemos progresado extraordinariamente en infra estructura, construcciones grandes, universidades, hospitales, autopistas, puentes, trenes, metros, i paremos de contar. Por primera vez en la HISTORIA DEL MUNDO, un presidente, luego de 7 años de gobierno, es más popular que nunca. Venezuela, tiene el mejor Poder Electoral, el Poder Moral Bolivariano como Poder Ciudadano; las Misiones son ejemplo para el mundo i el 3 de diciembre, ganando unas elecciones con el 63% de los votos, bajando la abstención como jamás; ganando por más de tres millones de votos i en todo el país, creo que es un ejemplo mundial en la Historia Universal. Sin embargo, para el Narciso de Bárcenas, para el mediocre vanidoso de siempre, para el “escritor” que destaca en negritas en su libro, capítulo 5, página 68 “que el acto terrorista no es casi nada en sí mismo, mientras que la publicidad de ese acto es casi todo” o que “servir a la comunidad involucra no ocultar, no distorsionar, no falsificar una información”, resulta que su labor ha sido apoyar el terrorismo, contribuir cotidianamente a disociar la mente de los venezolanos, darle publicidad a los delitos, defender delincuentes o prófugos, conspirar, ocultar verdades a la comunidad, distorsionar i falsificar informaciones, es decir todo lo que predicaba como incorrecto, inmoral e indigno de un medio de comunicación como la televisión.

Ahora, cuando le anuncian que le va a ser quitado el uso del espacio radioléctrico, cuando lo que se debería hacer con Radio Caracas i otra televisora francamente conspiradora i agresora es cerrarlas definitivamente como dice Augusto Hernández, este gaznápiro sin autoridad moral alguna, porque ha incurrido precisamente en todas la violaciones que predicaba como moralidades o principios éticos, reanuda su pedantería e insultos aparentando un valor que no tiene i diciendo que el presidente no tiene moral para hablar de golpismo. Chávez jamás dio un golpe de estado; lo fue sí, mui típico el de Carmona en el cual él participó. Chávez intentó una rebelión fallida (ante un gobierno corrupto i omnipotente como él (Granier) en su libro lo señala); se responsabilizó con ella i pagó con la cárcel o prisión que le asignaron. Eso si es autoridad moral, no la inexistente en usted señor narciso. Usted nunca le debió regalar ese libro a Miguelito Rodríguez o el loquillo insultante no se lo leyó, como a usted se le olvidó, porque posiblemente no es de su autoría sino que lo mandó a escribir. Es verdad que Radio Caracas era una de las emisoras más antiguas del país i casi un patrimonio nacional, pero pasa que cuando se pone a un Drácula al frente de un Banco de Sangre, no queda ni una gota. Así ha hecho usted con la propiedad de su esposa. I no es Chávez, sino la opinión pública, el pueblo, quien la ha dado el pinchazo nitzscheano a su hinchada vanidad.. ¡Hasta siempre R:C:T:V!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3909 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a28859.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO