La edición especial de las “Verdades de Miguel”

Es increíble y hasta risible la actitud de la que Miguel Salazar hace gala en su pasquín de cada semana y este lunes 04 en las ocho páginas de basura que publica en su edición especial, estoy seguro, con la primera intensión de ganarse unos reales con su refinado amarillismo. Una vez más le escribe al Comandante con la cara bien lavada con todo y barba, después de haber asegurado que el triunfo del Comandante iba a ser reducido a pocos puntos de ventaja, equivocándose nuevamente. Le escribe una carta a Chávez en la cual prácticamente le dice qué tiene qué hacer en su próximo gobierno y encima critica hasta la forma en que el presidente se viste en ocasiones especiales,

Es verdad que todos los revolucionarios tenemos que repudiar la corrupción, comulgo con ello cien por ciento, pero de ahí a escribir con una virulencia tal y pretender que los verdaderos revolucionarios le creamos que está con la revolución, hay mucho trecho. Leo (leía hasta hoy) su semanario, siempre tratando de encontrar de verdad verdad, alguna orientación sobre asuntos importantes de la vida nacional, no muestra nada nuevo que no traiga otra publicación de las que se han especializado en despotricar contra todo lo que huela a gobierno.

Echa pestes en todas direcciones igual o más que los demás pasquines que mienten a cada rato, da cabida en su periódico a furibundos enemigos del proceso y se tilda de revolucionario excepcional, sin mácula, pero no hace nada por contribuir a denunciar con pruebas a cualquiera de los que según él esta cometiendo actos de corrupción. No se puede tampoco soltar al voleo acusaciones o intrigar sobre personas por el sólo hecho de usar una chaqueta de marca sin investigar si esa prenda es producto del robo o del mal uso de sus funciones en caso de ser parte del gobierno. Si tiene pruebas hace bien en mostrarlas porque si sólo se dedica a a elucubrar lo que en verdad está haciendo, es echar a rodar bolas de nieve que mucho daño pueden hacerle a la Revolución.

Nadie niega que el proceso tiene que deslastrarse de muchos que con boina, gorra, franela o chaqueta roja han logrado infiltrarse en el estamento gubernamental para hacer de las suyas, pero de ahí a afirmar que todo el gobierno es un antro de corrupción, es otra cosa. Estamos seguros los que somos revolucionarios de corazón, por convicción y no por conveniencia que en LA NUEVA ERA, que comienza ya, una de las prioridades del comandante es detectar las alimañas disfrazadas de revolucionaros para echarlos y no a la calle sino a las celdas de las cárceles del país en donde a veces están los que se han robado una gallina y faltan los que en las sombras de un cargo o de una conexión con el poder, están desangrando el erario que a todos nos pertenece.

Es muy fácil acusar sobre todo cuando lo hace una persona que se supone bien informada y con posibilidades de acceder a donde cualquier cristiano como yo no puede hacerlo, porque ser dueño de un medio de comunicación como Miguel Salazar es tener un arma de infinita potencia, que si se usa mal daña cualquier reputación por lo que no debe lanzarse a la calle el nombre de un posible delincuente, sin tener las seguridad de su delito, y el primer paso que debería seguir Miguel es acudir con las pruebas ante los organismos jurisdiccionales y una vez que éstos no actúen entonces sí, pero sólo si se tienen las pruebas irrefutables y confirmadas, enterar al país y denunciar conjuntamente a quienes teniendo la potestad de investigar y juzgar no lo hacen.-

Siempre es bueno que exista una oposición seria y a éso debería dedicarse Miguel Salazar, es de lo que ha dado muestras siempre por lo que nadie le ha creído debido a esa doble conducta de lanzarle piedras, un día al gobierno y otro a la oposición. Yo humildemente desde mi posición de lector, hasta hoy, de su semanario le recomiendo defínirse de una buena vez, quédese en el sector de los que adversan este proceso y denuncie, denuncie todos los días sin pausa ni temor, pero eso si con la pruebas en la mano para que indirectamente y de la manera más correcta contribuya con el país, que no solo con la Revolución, que al fin y al cabo es perfectible y por si sola ha de hacerse cada dia mejor si quiere permanecer en el tiempo y en el corazón de las mayorías.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3847 veces.



Saúl Molina Z.


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: