Brujos, Evangelistas y Platillos Voladores

Hace ya un tiempo escribí un artículo que apareció en Aporrea sobre el flaco favor que le están haciendo los medios de comunicación del Estado a la Misión Ciencia. No se trata sólo de esta Misión, es algo más grave, se trata de diseminar ideas y creencias que fomenten la superstición, la aceptación de la fe religiosa como motor de la historia y otras sandeces. La creencia en esas estupideces le quita fuerza a la revolución. Porque no sería el pueblo en lucha revolucionaria contra los opresores la que produciría los verdaderos cambios, sino unos extraterrestres, la fe en Dios o en cualquier otra deidad quienes tendríamos que esperar pasivamente, orando para que nos lleven al reino de otros mundos. Desde esta perspectiva no hay porque cambiar nada en la Tierra porque el reino prometido está en otro planeta o después de la vida.

Vimos a Hermes desfilar por La Hojilla. Para mi fue un espectáculo lamentable. Hermes es tal vez uno de los principales promotores del juego de loterías. Hermes publica semanalmente el horóscopo, herramienta científica para guiar nuestras acciones durante la semana que sigue. ¿Es fomentar el juego de azar y la creencia en la influencia de los astros sobre la vida personal parte del Ideal Bolivariano? Bien lejos. Ninguna de esas dos actividades debería tener cabida en la vida de una revolucionario y mucho menos en los medios de comunicación del Estado. Sería sumamente peligros que confiados en la predicciones de Hermes en relación con el triunfo del Candidato Chávez el próximo mes de diciembre, miles de personas se queden en su casa. Sería desastroso que la creencia en el destino, en que las cosas pasan sin que podamos modificarlas sea asumida por miles de venezolanos.

Todas las mañanas, bien temprano, abre la programación del día en VTV, el canal de todos los venezolanos, un predicador evangélico. Soy un firme defensor de la separación del Iglesia y del Estado, del Estado laico, mientras exista éste. Como venezolano me siento ofendido por la sola presencia de un predicador evangélico todas las mañanas en el canal que nos pertenece a todos. Para ser justos deberíamos tener un espacio para cada religión y para los ateos, si realmente VTV es de todos los venezolanos. Una mañana para los musulmanes, una mañana para los judíos, una mañana para los bautistas, una mañana para los católicos romanos y otras para los católicos ortodoxos y otra más para otros católicos, una mañana para los budistas, una mañana para los testigos de Jehová y así sucesivamente. De esa manera atenderíamos los principios constitucionales de la diversidad y la no discriminación. No veo porque hay que darle privilegios a un predicador evangélico. Más si tomamos en cuenta que los predicadores de los canales evangélicos son más convincentes y divertidos.

Todos los domingos en la noche se transmite por YVKE Mundial, por la frecuencia 550 AM, un programa dedicado a los encuentros cercanos y lejanos con seres venidos de otras galaxias. A ese programa llaman numerosas personas contando sus experiencias con extraterrestres. Jamás me imaginé la cantidad de platillos voladores y otros tipos de naves que surcan los cielos patrios. La oposición argumenta que parte de los diez millones de votos serán depositados por esos seres de otros planetas que vienen a visitarnos casi a diario. Yo pensé que los extraterrestres vivían sólo en las historietas, en las novelas de ficción y en los estudios de Hollywood y otras fábricas de cine. Pero no, estaba totalmente equivocado, tal vez este artículo lo esté leyendo en este momento un ser venido de otra galaxia.

La revolución y la superstición no van de la mano. Más bien la superstición puede acabar con la revolución. Los revolucionarios no pueden esperar que la revolución la hagan extraterrestres, seres divinos o predicadores preñados de fe. La revolución se hace en la tierra, cambiando revolucionariamente las condiciones materiales de nuestra existencia, la revolución la hacen los hombres y mujeres de carne y hueso que decidieron forjar su propio destino sin importarle un pepino los astros, el horóscopo, el tarot, etc. La superación de la superstición, es requisito para mantener en pie la revolución. Todos esos programas promotores de la superstición deberían quedar fuera de los canales del Estado, porque son de todos los venezolanos.

julio_mosquera@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 6485 veces.



Julio Mosquera


Visite el perfil de Julio Mosquera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a26053.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO