Discurso sin charcos culturales i prensa mundial con mares de incultura descubiertos por Ernesto Villegas

“Hay bujías que alumbran todo,

excepto su propio candelero”

Hebbel

Reconozco que no conocía de ese editorial de El Nacional, porque a aquel periódico imprescindible ayer, le tengo asco i no lo he vuelto a comprar, lo mismo que a El Universal, desde abril de 2002. Cuando alguien lo ha traído a mi casa, lo uso para secar la orina de la perra. I eso ha contribuido a mi salud i evitarme incomodidades que no valen la pena. Sin embargo, como siempre, hoi me he conseguido con deleite, la noticia i el video en APORREA, donde el periodista serio i apegado a la verdad i a la ética, Ernesto Villegas, reproduciendo parte del discurso del presidente Hugo Chávez Frías, en las Naciones Unidas ruinosa en ideas, hablaba recomendando un libro de Noam Chomsky sobre la realidad del mundo sometido al imperio, ocasionando un empujó editorial como pocas veces se había visto. Chomsky, para mí un viejo conocido i contemporáneo, pues, cuando estudié Filosofía i me gradué en 1963, este señor filósofo i escritor, era especialista en lingüística. Su libros más conocidos eran Las Estructuras Sintácticas (1957), Aspectos de la teoría de la sintaxis (1965), La lingüística Cartesiana (1966), Lenguaje y Entendimiento, algunos que tuve que utilizar cuando ya era profesor de Filosofía del Lenguaje, materia que trajo el filósofo mejicano Adolfo García Díaz porque se estudiaba en México, i creo que ninguna otra universidad venezolana la tiene; el poeta venezolano César David Rincón que había estudiado en Caracas i en Madrid, le impusieron en su reválida, tener que presentar Filosofía del Lenguaje.

Sin embargo, Chomsky, como filósofo, ya desde 1969, empezó a escribir sobre política i filosofía i siendo un pensador de izquierda, nacido en Filadelfia en 1928; estudió en la Universidad de Pensilvania i se doctoró en 1955.i desde 1961 entró como profesor del Instituto Tecnológico de Massachussets. Por sus ideas políticas ha sido un hombre polémico i publicó obras como EL PODER ESTADOUNIDENSE Y LOS NUEVOS MANDARINES, PROBLEMAS DEL CONOCIMIENTO Y LA LIBERTAD, POR RAZONES DE ESTADO, libros que no tengo, pero sí últimamente ha publicado mucho de política como, LA SEGÚNDA GUERRA FRÍA, EL MIEDO A LA DEMOCRACIA, EL NUEVO ORDEN MUNDIAL (Y EL VIEJO), ETC. Yo tengo, ACTOS DE AGRESIÓN i EL TERRORISMO COMO POLÍTICA EXTERIOR DE ESTADOS UNIDOS, publicado este último en el 2003. Empero, parece que los periodistas norteamericanos no leen mucho (eso está demostrado: hai más generaciones de norteamericanos que no leen, leen poco o se concretan a un determinado campo hasta lo inútil, como vemos en las narraciones del béisbol, donde de cada pelotero que viene al bate, está lanzando o hace una hazaña, sabemos hasta cuantas veces se bañan o cuando i cuantas veces han tenido diarreas. En cambio ignoran casi toda la historia universal o la geografía, i muchos creen que Venezuela está en el África. Eso lo dijo hace años Eric Fromm. Los norteamericanos se sitúan frente al televisor, i desean que todo se les dé hecho; es como una gran mamadera (pecho o tetero) i que todo les entre parcialmente por vista i oído, sin ningún esfuerzo intelectual. Desearían tener una pastilla o cápsula para cada cosa: para aprender idiomas, matemáticas o jugar cartas o golf. I ese modo de ser, costumbres o idiosincrasia ha trascendido a Europa. La primera vez que viajé a ese viejo continente, hasta discutí con una señora de edad, guía turística, porque me disgustó una especie de chiste que quiso hacer con una interrogante: ¿En qué se diferencia un “americano” mascando chicle, de una vaca mascando paja? Ante la falta de respuesta, concluyó: “en la mirada inteligente de la vaca”. Por eso, los del New York Times, que contagiaron a los inteligentes redactores de El Nacional, El Universal i otros adefesios de oposición que, hasta editoriales deliciosos hicieron, proclamaron que Chávez había matado a Chomsky, cuando escuchando detenidamente el discurso se refirió a otro escritor mui viejo fallecido recientemente, pero no a Noam Chomsky; a punto que este mismo personaje también se creyó la noticia-mentira, denigrante para quien la inventó i difundió ¿También están fallando en ver i en oír? Era una “laguna cultural” del presidente que mucho oligofrénico opositor festejaba; mentira coreada por tanto bruto que hai en la oposición venezolana, así tengan títulos universitarios. I desde hace tiempo cuando conocí a Chávez, i participó en un foro en L.U.Z. junto a mí i otras dos profesoras, sobre Pensamiento i Política Latinoamericana, vengo diciendo que lee más i tiene mayor cultura general i política, que muchos de los que han pasado por la presidencia i grandes cargos en la IV República. ¿Cuándo vimos a un presidente de la dictadura de partidos, explicando i demostrando con hechos, los logros de su gobierno? ¿Cuándo, si los esporádicos discursos se los tenían que escribir otras personas?

Ernesto Villegas, con su conocida serenidad, decencia i conocimientos, les ha proporcionado un garrotazo cultural a tanto talento que hai en nuestra prensa de oposición o de televisión. Muchos se habrán percatado que ellos no tienen “lagunas culturales” sino “lagos” más grandes que el de Maracaibo, con lemna i todo para obnubilarles los sentidos. De manera que Chávez, más leído que muchos i más creativo que todos los presidentes que hemos tenido, no mató a Chomsky, sino que nuestra prensa i televisión opositora, sigue asesinando la Moral i la Ética.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3388 veces.



Roberto Jiménez Maggiolo


Visite el perfil de Roberto Jiménez Maggiolo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a25687.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO