Contra la Delincuencia Mediática Organizada (DMO)

Tiene toda la razón el compatriota Mario Silva, cuando denuncia una y otra vez la insidiosa propaganda electoral opositora que, violando descaradamente la normativa electoral, es disparada como esputos venenosos desde los grandes medios privados de comunicación. La sabandija palangrista que responde al nombre de Miguel Ángel Rodríguez, desde su espacio televisivo “La Entrevista” por el canal desestabilizador vendepatria RCTV, ha convertido el programa en una deletérea editorial diaria que se caracteriza por una desenfrenada diarrea verbal que se dedica exclusivamente a escupir odio puro sobre la figura de nuestro Presidente Hugo Rafael Chávez Frías, con el manifiesto y transparentísimo objetivo de tratar de restarle votos al candidato de la Revolución Bolivariana. El asunto es ya tan descarado, que los canales televisivos golpistas han abandonado abiertamente la labor de informar, y cada vez que alguno de sus moderadores, entrevistadores o reporteros abre la jeta es para soltar su opinión, su “calificada” opinión, acerca de la crisis apocalíptica que sufre la destrozada nación venezolana por obra del dictador totalitario, terrorista y desalmado que encabeza el gobierno castrochavista.

Apenas arrancó el pasado año dos mil tres, el suscrito fue uno de los primeros en elaborar e impulsar un nutrido Recurso de Amparo Constitucional, en representación de los intereses colectivos y difusos, contra los antros televisivos de contaminación social que, día a día, se dedicaban a fomentar aquel funesto sabotaje petrolero disfrazado de “paro cívico” con que pretendían tumbar el gobierno constitucional después del fracaso del Carmonazo. Fueron en total casi treinta (30) Recursos de Amparo interpuestos en menos de dos meses, con sólida base acusatoria fundamentada en la Constitución Bolivariana, Convención sobre los Derechos del Niño (ONU), Convención Interamericana sobre Derechos Humanos o Carta de San José, Declaración Universal de Derechos Humanos (ONU) y Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, denunciando los Daños a la Población Infantil Venezolana, Manipulación Subliminal, Propaganda de Guerra, Mendacidad y Parcialidad, Uso Indebido del Espacio Radioeléctrico y Cartelización de los Medios Informativos. Miles y miles de personas hicieron interminables colas frente a la sede del Tribunal Supremo de Justicia, para refrendar con su firma su adhesión a los Amparos interpuestos -uno de aquellos Amparos, por cierto, es el que hoy lleva la Asociación Bolivariana de Abogados (ABA)-. A pesar de que, para aquel entonces, no contábamos con el piso normativo que hoy nos da la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión, ni con el valiosísimo recurso humano que, en virtud de la Ley, constituyen los Comités de Usuarios y Usuarias, la presión que se ejerció fue tremenda y determinante para que los delincuentes mediáticos, en febrero de aquel año, cesaran en sus cotidianos actos de vandalismo comunicacional y desistieran de seguir agrediendo a la lesionada población venezolana.

En estos momentos, somos un montón de Abogados a nivel nacional los que, abocados al minucioso estudio de la Resolución N° 060731-586 del CNE mediante la cual se Dictan las Normas sobre Publicidad y Propaganda de la Campaña Electoral para la venidera elección presidencial, y con sólido fundamento en la Ley Resorte y demás normativa aplicable, nos preparamos una vez más para recurrir ante el TSJ con la intención de obligar, al Consejo Nacional Electoral (CNE) y a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), a que hagan oportuno y decidido uso de los dispositivos y procedimientos legales pertinentes, para que la DMO (Delincuencia Mediática Organizada), representada por GoebbelsTerror, el Nazional y demás medios televisivos e impresos, baje el tono y cese en su sucia ingerencia proimperialista y desestabilizadora contra el normal desenvolvimiento de los próximos comicios electorales de diciembre. Hay argumentos y material audiovisual de sobra para evidenciar que la “propaganda electoral” consiste no sólo en aupar a un candidato, sino también en procurar enlodar y descalificar al candidato contrapuesto. En este año 2006, NO NOS CALAMOS la asquerosa basura mediática pre-electoral que hemos tenido que soportar en anteriores ocasiones, destinada ahora a impedir o enturbiar la próxima victoria del pueblo bolivariano… equivalente, una vez más, a querer tapar el Sol con un dedo.-


Ab. Eduardo Santana Gómez - eddie_2000_ve@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2787 veces.



Eduardo Santana Gómez


Visite el perfil de Eduardo Santana para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: