Articulo 673: Seguro que este artículo tendrá muy pocos lectores

De vez en cuando me paro a evaluar de manera subjetiva las tendencias de las personas con respecto a lo que les gusta leer, es decir, qué tipos de temas les interesa, cuáles son sus prioridades, etc. Cada vez que hago este tipo de evaluación me quedo sorprendido – el ser humano es un ser muy extraño, muchas veces prefiere el chisma a la verdad.

De todos los artículos que Aporrea me ha publicado, estos tres (abajo) son algunos de los menos leídos en la fecha de su publicación, normalmente con menos de 500 lectores.

1- “Hay escritores, que se dicen o se creen profesionales, académicos, analistas, críticos, revolucionarios, izquierdistas, comunistas, etc., que cada vez que hay un cambio dentro del ejecutivo de nuestro gobierno Bolivariano escriben sus opiniones, pero lo hacen de manera como si conocieran personalmente a los protagonistas y la situación en la cual ellos viven, o como si los protagonistas fueran sus "panas," o sus mejores amigos o enemigos, o familiares, o colaboradores --- como si los conocieran íntimamente … un montón de escritores en Aporrea (y otros medios) lanzaron sus opiniones gratuitas sobre el caso sin presentar ni una sola evidencia de lo que suponían que había ocurrido, es decir, hablaron paja, mucha paja, y más paja.”

Ver: http://aporrea.org/actualidad/a200474.html

2- “Pero en serio – la solución es sencilla - tenemos que parar de comprar cosas (estupideces) que no sean necesarias, y debemos parar de botar comida, otra MUY MALA COSTUMBRE. Siempre me ha impresionado como el/la venezolano/a bota la comida que no se ha consumido en una sentada. En vez de guardarla en la nevera para comerla más tarde, se bota, y aun el más pobre tiene esa mala costumbre (no todos, pero la mayoría). Matemáticamente, si cada venezolano/a preparara un poco menos de comida para cada sentada, como para no tener que botar comida, ahorraríamos posiblemente un 15% de la cantidad de comida que se encuentra en el mercado en cualquier instante. Además, como lo mencioné arriba, al comer menos, gastaríamos menos en papel toilette.”

Ver: http://www.aporrea.org/actualidad/a179384.html

3- “¿Cómo podemos aun pensar en el socialismo o en el comunalismo y las comunas, o en autogobernarnos si andamos “siempre” echándole la culpa al gobierno? Al echarle la culpa al gobierno, estamos claramente confirmando que no queremos autogobernarnos, que no sabemos cómo, ni queremos enfrentar la verdad, el espejo - queremos que el gobierno nos gobierne para poder echarle la culpa a alguien más. Es más fácil así, ¿verdad? O sea empezamos a enfrentar la verdad, o seguimos echándoles la culpa a los marcianos.”

Ahora, los siguientes títulos son algunos de mis artículos los más leídos, generalmente con más de 2000 lecturas en el día de su publicación:

- Toby Valderrama y Antonio Aponte: Ser desalmado es ser anti Revolucionario
- “Murieron Toby Valderrama y Antonio Aponte”
- El Cardenal Jorge Urosa Savino es un espía y traidor
- Eveling Trejo de Rosales a 4 días de las elecciones ¡se fue! --- se fue! se fue!
- JVR, yo no tengo piedad, tu sí
- ¿Será que Nicolás Maduro deberá entregar el poder a la oposición?
- Orlando Urdaneta es un degenerado
- “Gracias al papa Francisco por aclarar la verdad sobre Capriles Engañoski”
- ¿Por qué Heinz Dieterich no viene el mismo a dirigir el país?
- ¡Epa, Nolia!
- ¿Quién es Beatriz de Majo? “Los venezolanos son unos flojos y unos borrachos”
- Por eso creo que la grabación en contra de Mario Silva fue un montaje

Me parece muy interesante que, en general, cuando se trata un tema que tenga que ver con “hablar sobre alguien,” o cuando el artículo y/o el título parecen ser posibles chismoserias, los lectores tienden a leer más ese artículo que algún otro que tenga que ver con el tema de “verse en el espejo” o de “enfrentar la verdad.”

Es un fenómeno muy extraño, pienso yo, y creo que para nuestra Revolución es muy importante que enfrentemos esta verdad, y que tratemos todos de cambiar nuestros hábitos en este aspecto. Creo que es más importante tratar de entender y enfrentar la verdad que de escaparse o escondernos en aventuras chismosas, fantásticas y especulativas.

Digo esto porque si no hacemos todo lo posible para entender la verdad, nunca podremos encontrar soluciones efectivas y oportunas para los problemas y los retos que enfrentamos todos los días. Ningún problema o dificultad se puede resolver de manera satisfactoria si uno se basa principalmente en especulaciones, o si cada vez que la verdad surge al frente, tratamos de evitarla.

Por ejemplo, y esto lo he mencionado muchísimas veces desde hace más de 12 años, pero muy poca gente parece querer escucharlo:

Hablamos mucho sobre un cambio social hacia el socialismo, basándonos en el anti capitalismo y el anti imperialismo, pero ¿qué hacemos? En vez de comprar productos endógenos, seguimos comprando McDonald’s, Wendy’s, zapatos de marca de gringolandia, productos Nestlé,  Kellog, Proctor y Gamble, seguimos comprando películas de Hollywood, y juegos de video gringos, perfumes gringos, whisky gringo, o cualquier otra tontería gringa, y seguimos las tradiciones gringas del Santa Claus y del pino canadiense, etc., etc., etc. y seguimos comprando cualquier cosa de marca a cualquier precio que sea, pero por supuesto siempre quejándonos que nunca nos alcanza la plata.

¿Entonces?

Pero nadie parece querer enfrentar esta verdad.

¿Por qué?

La verdad es que juntos podemos fácilmente combatir el imperialismo y la invasión gringa a nuestro país al simplemente parar de comprara cualquier cosa que sea de origen gringo. No es nada complicado y no nos cambiará la vida de manera negativa. Podemos juntos combatir la especulación, el acaparamiento, y los ridículos precios altos de los productos al simplemente no comprarlos cada vez que los vemos en una vitrina o en una publicidad, así los comerciantes se encontrarán en algún momento forzados a sacarlos de sus almacenes y venderlos a precios normales, antes que los productos se dañen.

Pero, nooooo, preferimos hacer cualquier cola en cualquier lugar para comprar cualquier cosa, como si fuera una moda, para después chismosear y echarle la culpa a los gobernantes, o a cualquier otra persona o institución, pero nunca a nosotros mismos.

Preferimos no escuchar la verdad, preferimos ignorarla, y hacernos los locos.

¿Pero de quién es la culpa?

Seguro que este artículo tendrá muy pocos lectores.

oscarheck111@yahoo.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2795 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a200548.htmlCd0NV CAC = Y co = US