Earle Herrera se divierte

Vacaciones son vacaciones, aunque éstas sean obligadas, y a Earle
Herrera le toco coger cama de reposo con dieta incluida por mala boca
por demás y, por entrar en la autopista del estrés a cien por ciento
sin frenar en seco y, como buen tigreño no pierde de vista a los
escuálidos, a los que cada vez que puede se los come con la vista y si
es adeco lo distrae más por ser de buena escuela. Su distracción mayor
es ver a Popeye de lejos de quien es adicto admirador y, cuando de
espinacas se trata se pone colorado al naufragar en una mala corriente
que lo tuvo hospitalizado y, por ello anda aprendiendo a dar sus
segundos pasos, aunque no hay mal que dure una vida y, más cuando los
ánimos andan exaltados y se acercan unas elecciones que a más de uno
no toca techo y, otros sueñan despiertos.

Recordar es lo más sabroso que hay, por bien o por mal, pero eso de
recordar es para rato y, Earle se lleva en los cachos a más de un mal
hablado que en la oposición los hay por miles y, mire usted que se la
echan de cultos sin leer ni de contar con buenos ratos como los
vividos por Earle que sigue afinando la voz a ver si algún día llega a
barítono arrollador dentro de la AN, aunque como político se pierde de
honesto épico y, por esa razón se montó el Kiosko Veraz en VTV para
vender a crédito sin interés. Y así de domingo en domingo en solitario
se pone a pregonar lo que no ha debido decirse dentro del periodismo
opositor con sus añoranzas perdidas por el buen medio como lo fue El
Nacional en que parte de la izquierda lo tuvieron de trinchera como
periodistas y comunicadores del día a día. Hoy es un refugio de
miserables, desleales, traidores y furtivos delincuentes de la
contradicción.

Earle Herrera se formó en su juventud en las sabanas del Tigre,
buscando como montar burras, posiblemente pensaba ser jinete, pero en
la práctica demostró que de allí no iba a sacar nada bueno y dejó esas
malas costumbres por mala actitud infundida por el periodismo que por
buen rato después de graduado como profesor obtuvo su cargo en la UCV
que como UUUUUCEV, se atrincheró de esperanzas de servirle al país y
con tan buena puntería de reacomodo profesional que salió jubilado
hasta ahora encalostrarse y, como apasionado izquierdista se hizo
chavista de donde como diputado no usa corbata ni deja de magullar
situaciones adversas que irritan al contrincante opositor cada vez que
interviene en la AN que con su sindéresis preñada de emoción no
perdona ni se le escapan ensartar buenos momentos y con ello la furia
de la risa con que irrita y desconhorta a los burgueses amarillos
entre otros.

Earle Herrera está de reposo y está tan fastidiado que, se la pasa
contando los días de la semana con los dedos de las manos y, cuando no
se pone a sumar pollitos amarillos y, pide que le den lo que le
corresponde hacer de tratamiento en un dos por tres a ver si sale más
rápido del mal trance que la encrucijada de la vialidad aórtica le
causó, ya que quiere montar de nuevo en su burrito sabanero y más que
estamos en navidad de sol y luna hasta que el cuerpo aguante y, Earle,
sabe que algún día tendrá que conseguir el camino a Belén, antes que
los reyes magos se atraviesen que, Papá Noel o, Santa Claus o, San
Nicolás, esos andan por el Este de Caracas y, regalos no le van a
traen, ni que toque corneta yanqui y, a decir de María Corina que a
Earle no lo quiere ver ni en calzoncillos rojos, solicitud sin derecho
a réplica que no pueden pasar la raya amarilla sin el visto bueno del
Departamento de Estado que, además, cuenta con la complicidad de Julio
Borges quien por su esmero peculiar quiere parte en dólares sin
paralelo y, como se hace camino al andar y Earle sabe lo que sigue,
aunque esté de reposo con ojeras prestadas y cero cansancio, les dice,
con Chávez, por aquí paso compadre hacia aquellos montes lejos y
cuando se trata de lejanía, el Tigre no queda ahí mismo y, como el que
no quiere la cosa, de vez en cuando echa sus camaroncitos como canas
al aire y si lee no estornuda de mala fe y de bocado tras bocado sin
abocar por la baja obligada pasa el tiempo con una descomprensión
olfativa que le despeina el alma de la calma.

Sé de buena fuente que los Roberto quieren tomar alquilado el Kiosko
Veraz, pero como uno de ellos es mala paga y alabancioso (creo que el
margariteño), la cosa está en veremos, porque no hay fiador seguro y,
lo de Earle no es para rato como lo deseamos y, le recomendamos que se
tire un consomé de chipichipi con soapara que además de dinamizar el
organismo, saca de adentro los malos empujones que pueda ver de
diablillos sobrepuestos en conjuro. Pero, la de bagre con guacucos es
vergataria, lo malo es que pone a las personas a ver doble y Erle no
le conviene pelearse con tantos demonios sueltos y, las tripas,
posiblemente, se alboroten y, el sueño se prolongue con espasmos no
conveniente a su reposo.

Un consejo a Earle, para finalizar, ten cuidado con los chivos negros
que a lo mejor, una vez que hablaste en la AN y te referiste a Óscar
Yánes, a lo mejor el Chivo Negro que era él, no le gusto y te metió un
cachito y no amarillista por ahí, por donde uno se desangra. ¡Mosca!
Que esos bichos son malos y, sigue con tu guarapito de citronela con
mucha fe y, haz gárgaras de paciencia que la lengua se escarmienta
sola.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2399 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Esteban Rojas

Esteban Rojas

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /medios/a176357.htmlCd0NV CAC = Y co = US