Alquimia Política

El UPTP y su censura de baja intensidad

El clima organizacional es la percepción que tienen los individuos

de su Organización formada por ellos en relación al sistema organizacional…

R.E.A.A.

 

En días pasados, específicamente para actividades correspondientes al cierre de cursos en la carrera de Licenciatura en Administración de la recién creada Universidad Politécnica Territorial “Juan de Jesús Montilla”, del estado Portuguesa (UPTP), en la Extensión de Guanare, participé como conferencista en el Foro “Clima organizacional y misión de la universidad venezolana”.

En esta experiencia académica resalté que esa misión del UPTP, “de formación integral de ciudadanos responsables, comprometidos con su entorno socio-cultural, gestores de sus propios conocimientos”, necesitaba de un ingrediente mayor que era el compromiso académico con la investigación y la extensión. El hecho de no darse ese compromiso, de estar ausente del criterio de selección del nuevo personal que ingresara a esta institución de educación superior, comprometía la calidad en la transferencia y manejo de tecnologías, ajustadas a los tiempos modernos y a los requerimientos de la comunidad, por parte de los egresados.

Por consiguiente, la Universidad debía asumir el compromiso de promover la investigación científico-tecnológica, como bien lo expresa la misión del UPTP, en la búsqueda por convertirse en una instancia de saberes que posicione un liderazgo en el contexto de la educación universitaria, tanto regional, como nacional. Todo desde el camino de un plan estratégico que esté en concordancia con los valores éticos del ideal socialista y con una cultura académica que garantice el trabajo y la participación colectiva, por encima de sectarismos ideológicos excluyentes y mezquinos.

En esa misma Conferencia, realizada el 15/05/2013, expresé que la misión de la universidad, plasmada en el marco legal vigente, de ser una comunidad de intereses espirituales que reúne a personas en la tarea de buscar la verdad y afianzar los valores trascendentales; así como que sea una instancia al servicio de la nación, cumpliendo un papel rector en educación, cultura y ciencia; inspirada siempre, en el espíritu democrático, de justicia y solidaridad humana, abierta a todas las corrientes del pensamiento y coordinada de manera sistémica a lo interno y a lo externo con las comunidades… (Artículos 1, 2, 3, 4 y 5; de La Ley de Universidades, Caracas, Gaceta Nº 1.429, 8/9/1970); se hacía necesario pasar a una redefinición de la misión de la universidad que expresará los valores de los nuevos tiempos y del proyecto de país que está en construcción. Esa nueva percepción de la universidad venezolana sería que debe ser una instancia orientada al desarrollo del potencial creativo de cada ser humano en condiciones históricamente determinada, que haga que se constituya en un eje central de transmisión y reproducción de diversas manifestaciones y valores culturales, invenciones, expresiones, repercusiones y características propias de un proceso de trasformación que llama a la Independencia, al Socialismo, a la conversión de la sociedad y sus instituciones en una Potencia-latencia Social, a la promoción de un mundo multicéntrico y pluripolar, en donde la cultura de la paz preserve la vida en el planeta.

Igualmente, en la Conferencia, se buscó motivar el fortalecimiento de una planta profesoral comprometida con el proyecto de la patria, pero sobre todo comprometida con la academia, con el respeto a los valores de solidaridad y responsabilidad que una institución de educación superior debía tener para crear condiciones de institución de educación superior que crezca en lo científico y en lo social, con altos quilates de sapiencia; que trascienda el estándar normal del conocimiento académico y que se presente como bandera de nuevas teorías y nuevos enfoques que es lo que hace grande y da prestigio a las casa de educación superior.

En una palabra, fui a los espacios de la UPTP, a motivar la investigación y la extensión; a generar condiciones nuevas al ambiente organizacional académico. Sin embargo, y les confieso que fui el primer sorprendido, me adjudiqué una medida de censura para otros eventos que estaban programados con la institución, sólo porque mis palabras coincidían con la crítica de ciertos sectores de oposición interna de la UPTP, que han criticado el manejo improvisado y la selección nada transparente de su cuerpo académico profesional. Los propios estudiantes que me invitaron, salvando cualquier responsabilidad por parte de ellos, me manifestaron que por razones de “no autorización de quienes regentan la UPTP en la extensión Guanare”, no podía participar en los eventos por ellos programados y que lamentaban mucho el hecho porque se veía, a claras luces, que era una medida de veto hacia mi persona, porque me atreví a decir, en un acto público, que la universidad debía mejorarse y debía de ir incursada hacia la excelencia y no hacia derroteros partidistas-ideológicos que premian mediocridad y no conocimiento.

Entre asombro y “pena ajena”, veo con tristeza como se les da cargos a funcionarios que no tienen un ápice de respeto hacia su rol social y su función histórica en la conducción de una institución de educación superior. Informé al Comandante Gobernador Wilmar Castro Soteldo, a través de su señora esposa Gilda Díaz de Castro, de esta acción que consideré desproporcional, sin fundamento ético alguno, pero que se aplicó con todo el peso de la autoridad mal conducida y por supuesto muy mal entendida como autoridad. Propuse la Revisión, Rectificación y Reimpulso, de los valores académicos en un tiempo histórico que nos obliga a volver sobre el pensamiento de nuestro Comandante Supremo Hugo Chávez; acciones como las tomadas por estas autoridades del UPTP, extensión Guanare, hablan muy mal de quienes están allí, porque gente de ese talante es la que hace daño al proceso y por ende a la Revolución.

azocarramon1968@gmail.com    



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2307 veces.



Ramón Eduardo Azocar Añez

Doctor en Ciencias de la Educación/Politólogo/ Planificador. Docente Universitario, Conferencista y Asesor en Políticas Públicas y Planificación (Consejo Legislativo del Estado Portuguesa, Alcaldías de Guanare, Ospino y San Genaro de Boconoito).

 azocarramon1968@gmail.com

Visite el perfil de Ramón Eduardo Azócar Añez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: