La Hojilla y el plan burgués

La burguesía tiene la experiencia suficiente en cuanto a manipulación y montaje de planes para, de manera oculta, traficar con sus intereses e imponerlos…Sobre el audio presentado por un traidor como Ismael García, en donde se involucra a Mario Silva, en lo que el mismo Silva catalogó como “un buen montaje de la CIA y el MOSAD”, no los corrobora; esta afirmación de Mario Silva debe ser más que suficiente para entender que somos víctimas de un poderoso montaje mediático de la burguesía nacional e internacional en contra de la revolución.

Para la burguesía el objetivo no es Mario Silva, ni siquiera Diosdado, el objetivo es acabar con la revolución y para ello recurre a toda su capacidad técnica y mediática. Los burgueses celebrarían con bombos y platillos que cualquier dirigente de la revolución se vuelva un corrupto, pero lo celebraría como ellos lo saben hacer, en silencio y tras bambalinas para utilizarlo y sacarle el máximo provecho…si lo que dice ese bodrio fuese verdad, no tocarían a Diosdado, Cilia y los demás ni con el pétalo de una rosa. Cuando se abalanzan sobre un dirigente o un grupo de ellos, el paso siguiente al asesinato moral es conquistarlo para su causa, sino que lo diga el denunciante Ismael García. Los burgueses tienen bien claro su papel histórico, no nos llamemos a engaño y este tema que lo han llamado el Silva Gate no es otra cosa sino parte de esa guerra que los burgueses dirigen contra la patria y la revolución socialista.

Mario Silva ha catalogado el tema como “un buen montaje”, si esto lo dice el propio Mario ¿Por qué dudarlo? Y si lo hacemos estamos siendo permeados por la ideología del enemigo, es decir, la burguesía nos está ganando la batalla ideológica y eso es fatal camaradas.

El plan burgués contra Mario, Diosdado, Cilia y los que allí nombran es un ataque frontal contra Nicolás Maduro y por ende contra el proyecto chavista. La burguesía sabe mu bien que liquidando a los cuadros de la revolución pueden avanzar hacia el corazón de la misma y acabar con el vínculo amoroso que sembró Chávez pregonando la verdad y abriéndole los ojos a quienes estuvimos por mucho tiempo con ellos vendados.

Recordemos que antes de Chávez quienes hablaban de izquierda, o hablábamos de izquierda, éramos los propios parias, un rara avis que pululábamos entre unos movimientos de izquierda que albergaban a personajes como el denunciante Ismael García, confundidos la mayoría de las veces, hasta que llegó Chávez y nos aglutinó, solo así derrotamos a la burguesía, por ello su trabajo de zapa pretende dividirnos, pero se equivocan.

Chávez nos dio la dirección necesaria, la capacidad de análisis suficiente para discernir la esencia de la batalla contra la burguesía y el capitalismo. Sobre este famoso “Silva Gate” no queda sino cerrar filas con la vanguardia de la revolución, unidad, unidad y más unidad. La estrategia burguesa está clarita, en ello opera la CIA y el Mossad, el imperio hace su trabajo, los chacales como García están prestos al ataque, además que como le vendieron “el alma” al diablo, el trabajo sucio lo hacen esos tipejos como Ismael como parte del compromiso por un puñado de dólares.
No podemos caer en la trampa burguesa que pretende sembrar dudas sobre los cuadros de la revolución, e intentan hacernos ver como una guerra fratricida puertas adentro del gobierno revolucionario por cuotas de poder, una revolución no es cuotas de poder, una revolución o es revolución o no lo es, no existe ni media revolución o revolución light como algunos la llaman. Si esto fuere así, entonces no estamos haciendo una revolución y menos chavista, esto sería una simple caricatura de revolución.

No en balde el propio comandante alertó sobre la guerra mediática, no es cuento el asunto, resulta que la experiencia de Libia y Siria están allí en nuestras propias narices, pero no vayamos muy lejos, veamos el 11 de abril de 2002 y el famoso video de Venevisión, ahora bien, no salgamos ahora a alarmarnos porque Maduro se reúne con el dueño de Venevisión, si estamos en una batalla contra la burguesía, en donde Gustavo Cisneros es uno de los cabecillas de esa guerra, al igual que Lorenzo Mendoza, pero nadie puede negar que la guerra se gana en la mesa de negociaciones, así que aquellos que se alarman porque Nicolás se reúna con Cisneros, se alarmarían también porque Bolívar se reunió con Morillo, el tema de fondo es la dimensión estratégica que nos lleva a recurrir a equis táctica. Negar que en circunstancias determinadas se produzcan estos encuentros no significa que se claudique ante el adversario de clase, se equivocan quienes piensan así. Además que denotaría una terrible desconfianza y si algo necesita una revolución es confianza en sus líderes.
Decía que la burguesía está probando de qué estamos hechos los chavistas, ellos pensaron que sin Chávez sería imposible continuar la revolución, juegan con ese profundo sentimiento amoroso que Chávez estableció con todo aquel que sueña con el socialismo, con la libertad, con la justicia… ¡Quien lo puede negar! Quien puede negar el profundo amor que sentimos por el comandante, pero tenemos que demostrarle a esos burgueses que están equivocados. El propio Chávez nos dejó el camino hecho, nos dejó la guía para la acción y nos dejó un equipo de valiosos compañeros que lo están haciendo bien. Nadie puede negar que tanto Maduro como Diosdado han estado a la altura del compromiso gigante con Chávez; hablo de ellos dos por ser el centro del ataque burgués, pero en general hay un comportamiento ejemplar y consustanciado con el proyecto chavista de casi todos los cuadros de la revolución y eso es un patrimonio invaluable.
A veces caemos en la anarquía y la burguesía se frota las manos de alegría, igualmente en las confusiones, cuando pensamos distinto, los burgueses se dan cuenta y atacan, saben hacerlo, tienen mucho conocimiento acumulado, pero no olviden que el pueblo de Bolívar y Chávez tiene sobre todo grandeza, osadía…no olviden burgueses, que no llegamos a las costas del naciente imperio norteño porque supieron engañarnos y lograron comprar a un Santander y a un Páez, pero sépanlo, de ello hemos aprendido y llegamos al momento histórico de la NO TRAICIÓN, Chávez nos trajo además del renacer de Bolívar algo mucho más importante…que detectamos con rapidez inaudita a los traidores y sabemos como execrarlos, el ejemplo está en el Propio portador de esta “denuncia” burguesa.

Todos los revolucionarios debemos ubicar en su exacto lugar ese bodrio presentado, no es más que un “buen montaje”, desde el punto de vista técnico, de eso no cabe duda…Los invito a que hagamos la siguiente reflexión: ¿Qué hubiera pasado, si el pueblo no regresa a Chávez al poder el 13 y 14 de abril, con el video que montó venevisión? Seguramente esa sería “la verdad” reinante hoy y los asesinos seríamos los chavistas y por ende nos hubieran arrasado a todas y todos!!!
LA UNIDAD ES SER FIEL A CHAVEZ… ¡VIVA MADURO, VIVA DIOSDADO!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2932 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor