Ludmila Vinogradoff, una real hidepu en la corte del rey Borbón

La tal Ludmila Vonogradoff coloca en su blog lo siguiente esta ridícula semblanza de sí misma: “Soy mestiza por genética y convicción. Nací en Shangai en plena revolución de Mao. Mis padres rusos y chinos no hicieron caso de los obstáculos culturales, epidérmicos e ideológicos. El amor sin fronteras o sin barreras dio sus frutos en la convulsionada China y después nos trasladamos a Caracas. Tras graduarme en Comunicación Social de la Universidad Central de Venezuela fui a la Escuela de Altos Estudios en Ciencias Sociales, donde estudié un postgrado en comunicación y cine. Fui becaria del programa Fundación Gran Mariscal de Ayacucho. Siento orgullo por haber trabajando en la agencia noticiosa Venpres, El Diario de Caracas, El Nacional y Panorama. Como corresponsal internacional en Venezuela he transitado por el diario español El País, la revista colombiana Semana y actualmente me desempeño en el diario español ABC y el argentino Clarín.”

Por el currículo puede apreciarse la catadura de esta envejecida coima, ya estragada por su oficio de mentir, manipular y venderse como lo que es y ha sido siempre.

Nunca olvidaré lo que decía el genial Francisco Umbral, que el periodista es la mejor o la peor puta del político.  La tal Ludmila es un típico ejemplo de lo que dice Umbral: enfermiza, con ese rostro ajado por la servidumbre de su oficio, plagada de odio contra Venezuela, vendida a los negocios de las agencias gachupinas en España para echarle cuanta mierda pueda a Chávez, a cambio de un puñado de euros. Todo eso lo aprendió a las mil maravillas con el meteórico Bobolongo, cuando ella se desempeñaba como periodista en El Nacional. Pero bueno, eso es así en el periodismo que se practica hoy en día.

Cada semana, la susodicha amargada de Ludmila Vinogradoff,  lanza sus bofes y morcillas contra nuestro país, y sufre patulequéricos orgasmos cada vez habla sobre el cáncer de nuestro Presidente. Es ella la que le ha aderezado todo ese sainete al diario “ABC” de que Chávez está tan mal que no pasa de este año.

El fin de los escritos de esta enferma antichavista Ludmila no es otro que el de orquestar una campaña mundial contra Chávez, al estilo del que se hizo, por ejemplo, con Gadafi. Es el sistema que aplican los medios de comunicación poderosos, manejados de Washington, que consiste en convertir a los gobernantes que no son de su gusto en monstruos, para luego proceder a darles el tiro en la nuca. Se recuerdan cuando difundieron por el mundo que Gadafi violaba a mujeres, manejaba millones de euros en sus cuentas bancarias en Europa y sus hijos despilfarraban fortunas en francachelas inacabables. Bueno, la hija de puta Ludimila publica en su blog algo parecido contra Rosa Inés, la hija de Chávez; con gran despliegue en el diario ultraderechista “ABC” aparecen cosas como estas: Rosinés Chávez tiene 14 años y es la hija menor del presidente Hugo Chávez y Marisabel Rodríguez. Sus “travesuras” le dan la vuelta al mundo como la que publicó hoy la sección de noticias de la página web “yahoo.com”. La noticia de Yahoo dice: “Meses atrás, logró que su padre le consiguiera una “cita” con el cantante canadiense Justin Bieber, se fotografió e hizo alarde de sus influencias en su cuenta de Twitter, @RosinesCandanga. Ahora, apareció ostentando una importante suma de dólares en su cuenta de Instagram, una red social en la que se comparten fotografías. Rosinés Chávez, de 14 años, es la típica adolescente contemporánea, sólo que con el apellido que porta sus acciones se magnifican. Ella lo sabe, pero no parece dispuesta a resignar su popularidad en la web.

Y añade: “Como se habrán dado cuenta, a Rosinés Chávez no le han bloqueado su cupo de Cadivi“, señala un usuario en Twitter refiriéndose a la Comisión de Administración de Divisas, que autoriza el uso de dólares.

La madre de Rosinés y ex-esposa del mandatario venezolano, Marisabel Rodríguez, defendió a su hija y afirmó que “el error no fue tomarse la foto, sino subirla a un medio donde hay gente ignorante que no respeta a los demás”.

“Separadas al nacer; Rosinés Lohan / Lindsay Chávez“, se mofa de la hija del presidente un usuario venezolano de Twitter. La comparación con la problemática estadounidense Lindsay Lohan es casi un lugar común entre los twitteros. Otra de sus polémicas fotos publicadas fue también materia de debate en las redes sociales. “El sweater de Rosinés Chávez dice “love america”. Ella como que no oye las cadenas del papá”, ironizó otro usuario. A la joven también la critican que tenga un iPhone, algo “demasiado capitalista” para el “socialismo del Siglo XXI” que impulsa su padre. O que haya aprovechado su apellido para fotografiarse junto al cantante Justin Bieber, cuando éste estuvo en Venezuela. Los medios venezolanos aseguran que la adolescente es la perdición del líder bolivariano. De hecho, en 2008, el mandatario reveló que a pedido de Rosinés cambió la orientación del caballo que figura en la bandera venezolana, que antes miraba hacia la derecha.”

A estas bazofias se le da mucha publicidad en España y América Latina, en relación con la muerte de Carlos Escarrá, coloca esta hidepu lo siguiente: “El venezolano Carlos Escarrá murió el miércoles de un infarto. Era el Procurador General de la República Bolivariana de Venezuela desde hace seis meses pero actuaba más bien como el abogado del presidente Hugo Chávez, lo que a pesar de las críticas de la oposición, reconocía con mucho orgullo. Escarrá era el brazo jurídico de Chávez.

 jsantroz@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3777 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a137456.htmlCd0NV CAC = Y co = US