“Carta abierta a Mario y Amorin"

Apreciados camaradas, desde hace tiempo he visto una campaña constante y sin pausa desde las trincheras revolucionarias hacia algunas decisiones del Comandante Chávez y por consiguiente a quienes respaldamos, apoyamos o cumplimos fielmente las líneas estratégicas de su liderazgo o como se dice en el argot militar: “Se cumple la orden y luego se pasa la novedad”. Está muy claro que la indisciplina en nuestras filas, es muy marcada y no me refiero a la marcialidad proveniente del sector militar, sino la simple actitud de quien debe acatar una orden o dirección y simplemente coloca en riesgo una misión de vida o muerte como en la que nos encontramos: “Salvar la patria”, nada mas y nada menos.

Dentro de una guerra en tiempos de paz como en la que nos encontramos, van a existir siempre soldados que comanden, soldados que obedezcan y soldados que avancen hacia la colina y si la lucha es portadora de la bandera socialista, entonces los rangos desaparecen y los Che Guevara se multiplicarán, hoy comandando batallones  con cuatro soles al pecho y mañana pegando bloques, en cualquier  rincón de Venezuela en la misión vivienda. 

Un vendaval de mensajes por páginas web, facebook, twitter, etc. y cuanta artillería mediática en predios revolucionarios , han enfilado sus baterías para defender a camaradas como  Samán,  Vielma Mora, Conrado, etc. colocándolos entre las  alambradas de las trincheras chavistas y amenazando inclusive con soltar los fusiles y levantar las banderas de la rendición, o peor aún, emular a Ricaurte y su fortín. 

Escuche en tu programa “La Hojilla” la respuesta que diste a los que te atacan con respecto a una posible entrevista con el Camarada Samán y observé tu reacción por aquellas insistentes proposiciones, de servir como mediador en una decisión soberana del presidente Chávez. Personalmente no conozco a Conrado, pero si el trabajo destacado de Samán y Mora y pienso que lo hicieron muy bien, pero cumplieron su etapa y salieron como han salido muchos camaradas de importantes cargos dentro del proceso revolucionario. Las causas, los chismes y las especulaciones se lo dejaremos a la contrarrevolución, que no descansa y que se sigue alimentando de revolucionarios pendejos, que creen en un chavismo sin Chávez y que seguirán votando como siempre, en consecuencia. 

¡Sin Chávez no hay socialismo!

Eliasmar@cantv.net

Eliasmartinez02@gmail.com

http://laslineasdeelias.blogspot.com 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3030 veces.



Elias Martinez


Visite el perfil de Elías Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Elías Martínez

Elías Martínez

Más artículos de este autor