En respuesta a Un Grano de Maíz (Parte II)

La importancia de una correcta caracterización de los hechos históricos...

Continuamos analizando el Grano de Maíz del 02-02-2011, en el que el camarada Toby Valderrama concluye  que: “El 4 no es hijo del 27, al contrario, lo refuta”, expresando palabras más adelante que: “La consideración de este punto es de vital importancia para la marcha de la Revolución, porque de la posición que tomemos, de las ideologías que así se manifiesten, dependerá la función del partido: si vanguardia o mera maquinaria electoral…”, de lo cual se desprende lo importante que es hacer una caracterización, en este caso, de hechos históricos determinantes en nuestro presente, como lo fueron el 27F y posteriormente el 4F.

  “Un metafísico considera y estudia los objetos unos tras otros, e independientemente unos de otros. Cuando siente la necesidad de elevarse a una visión de conjunto, considera los objetos en su acción recíproca y ahí se mantiene; no va más lejos y no puede ir más lejos, pues los objetos siguen para él separados los unos de los otros por una especie de abismo, dado que no tiene ninguna idea del desarrollo que explica su origen ni de las relaciones que existen entre ellos…” (El Materialismo Histórico, Pléjanov).

  En su análisis de esos hechos históricos, el camarada Toby  desvincula el 4F del 27F, valga decir, niega el método histórico materialista. “El 27 de febrero fue una “revuelta popular” sin ningún objetivo político y sin ninguna organización…En contraste, el 4 de febrero fue una acción eminentemente política, de vanguardia, que buscaba sensibilizar a la población, dirigirla…”(El 4 no es hijo del 27, al contrario, lo refuta, Grano de Maíz, 02-02-2011). Leyendo al camarada Toby, tuvimos que recordar aquel refrán atribuido a Aristóteles y que dice: “Estimo mucho a Platón, pero más estimo la verdad”.

  El camarada Toby, con ello, niega el valor de un pueblo que se alzó en contra de un conjunto de medidas económicas emanadas del propio corazón del imperio norteamericano, el FMI, el camarada Hugo Chávez lo expresa en términos correctos: “"Han querido falsificar el 27 de febrero. Por eso hay que reivindicarlo todos los días. No fue, como dicen algunos pequeñoburgueses, "la explosión irracional de las turbas, que salieron con instinto primitivo a vengarse, o a robarse una nevera porque no pudieron nunca tenerla". La verdad brilla como el Sol. Tenía que ocurrir una rebelión en Venezuela. Tenía que ocurrir en alguna parte de este planeta. Nos ha tocado ser vanguardia de los grandes procesos de cambio en este continente"…"Cuando se apagaban las rebeldías en todo el mundo, ¡sorpresa! se levantó Caracas, se levantó el pueblo de Bolívar. Nosotros tenemos que reivindicar eso ante los jóvenes, ante las próximas generaciones. El 27-F no fue saqueo, ni un acto de venganza. Fue una rebelión, nacida de la profundidad de la conciencia histórica de nuestro pueblo"(Prensa Web YVKE, 27 de Feb de 2009).

  En contraste, el camarada Toby reivindica los hechos del 4F, rodeándolos de cierta magnanimidad, “Es simbólica la tanqueta golpeando la puerta de Miraflores, denota una claridad en la acción política, la toma del poder, su defensa…”, de esta manera, los comandantes serían los portadores del progreso, mientras las masas populares, el pueblo pobre, “sin ningún objetivo político y sin ninguna organización” serían sinónimo de anarquía, dispersión, no se atreve a decirlo, pero casi se desprende de sus aseveraciones, de barbarie.

  El camarada Toby, deja así, abierta la puerta para una nueva historiografía de la Revolución Bolivariana sustentada en el “culto a la personalidad”, de los comandantes del 4F. Sustrayendo el protagonismo de nuestro pueblo de esos acontecimientos tan fundamentales en el devenir de la Revolución Bolivariana. Hegel decía que la sabiduría viene por la noche, como el búho de Minerva. Es muy linda esa metáfora de Hegel. Cuando las cosas han ocurrido, cuando ya terminó el día y la faena, es el momento en donde vemos qué pasó durante el día, ahí hacemos ciencia y creamos conciencia.

  De todo el planteamiento del camarada Toby en su Grano de Maíz del pasado 02-02-2011, en lo único que coincidimos es en la aseveración de que: “La consideración de este punto es de vital importancia para la marcha de la Revolución, porque de la posición que tomemos, de las ideologías que así se manifiesten, dependerá la función del partido…”

  Una incorrecta caracterización de esos hechos históricos podrían conducirnos al otro lado de la trinchera, el camarada Toby nos hizo recordar aquellos turbulentos años, permítanme que hable ahora en primera persona, serían  los días posteriores al 4F, la ofensiva comunicacional de la burguesía se orientaba a satanizar a los protagonistas de tales hechos, los comandantes se les presentaba ante la opinión pública, por radio, tv, medios impresos, como enemigos de la democracia, pinochetistas, que intentaron asesinar al presidente, ambiciosos, entre otros, epítetos utilizados con el único fin de desacreditarlos públicamente. Los hechos motivaron a que en la UCV nos reuniéramos a discutir los acontecimientos ocurridos y fijar posición, como Movimiento 80 de Ingeniería. En el análisis de los hechos, coincidíamos todos en que los mismos eran continuidad de la rebelión popular encauzada por nuestro pueblo en 1989, así lo expresamos en un comunicado dirigido a la opinión pública y en el que nos manifestamos en apoyo a la rebelión militar bolivariana. Camaradas egresados, no partícipes de esa postura que calificaban a Hugo Chávez como “gorila”, reaccionaron incluso con posturas violentas y amenazantes, hacia quienes habíamos suscrito el comunicado público, rechazando tal apoyo. Esos mismos camaradas, que reaccionaron contra el documento, 6 años después, en 1998, cuando se discutía a quien apoyar entre Hugo Chávez y Salas Römer, se manifestaban partidarios de brindar apoyo a Salas Römer, su análisis desvinculante de los hechos del 27F y 4F, los había conducido a ver en Hugo Chávez a un “gorila”. Una vez gana Chávez esas elecciones, esos camaradas replantean su posición y hoy los vemos como ministros/ministras e incluso alcaldes municipales, allí están, más chavistas que Chávez.

  ¿A dónde podría conducir al camarada Toby, esa caracterización que hace de los hechos del 27F y 4F? Sin duda, a una política vanguardista, en la que el pueblo sea apenas un invitado mal visto, tal como lo afirma en su Grano de Maíz: “Sin ese partido-vanguardia que dirija la batalla no es posible que el pueblo avance, es posible construirlo sin privilegios, sin que se convierta en iglesia, ese es el reto…”

  Se sabe que, según la doctrina de Calvino, todas las acciones de los hombres están predeterminadas por Dios. “Llamamos predestinación a la decisión eterna de Dios, por la cual él determina lo que necesariamente ocurrirá en la vida del hombre”. (Institutio. III, Cap. V). Según esta doctrina, Dios elige a algunos de sus servidores para la liberación de los pueblos injustamente oprimidos. Fue el caso de Moisés, el libertador del pueblo de Israel. Todo indica que también Cromwell se consideraba a sí mismo como un instrumento de Dios, siempre decía y seguramente con una convicción sincera, que sus acciones eran fruto de la voluntad de Dios. Todas esas acciones para él tenían de antemano el carácter de necesidad. Este pensamiento no le impidió intentar una victoria tras otra, sino que, incluso, infundía a esta aspiración una fuerza indomable. 
 

henryesc@yahoo.es

Caracas, 6 de febrero de 2011



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2019 veces.



Henry Escalante


Visite el perfil de Henry Escalante para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Henry Escalante

Henry Escalante

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a117185.htmlCd0NV CAC = Y co = US