Adelantan campaña ¡Un millón de firmas por Palestina!

21 de octubre de 2023.-

Manifiesto en Solidaridad con Palestina

¡Alto al genocidio!

Las organizaciones sociales y políticas aquí firmantes expresamos nuestra irrestricta solidaridad con el pueblo palestino, en pie de lucha desde hace más de 75 años por la liberación de sus territorios, y denunciamos en particular al Estado sionista de Israel por los inhumanos crímenes de guerra y de lesa humanidad que está llevando a cabo desde el 7 de octubre pasado en los territorios palestinos, principalmente en la Franja de Gaza.

Estos 10 días de agresión bélica criminal, en abierta violación a un sinnúmero de tratados e instrumentos internacionales, se han saldado hasta el momento con la masacre de cerca de 3.000 palestinas y palestinos, en su mayoría civiles, entre los cuales se cuentan ya más de 1.000 niñas y niños asesinados por los ataques israelíes en la Franja de Gaza. En este momento, en Palestina se está llevando a cabo uno de los más sangrientos episodios de un genocidio que se inició con la Nakba, la expulsión del pueblo palestino de parte de sus tierras en 1948, y que lleva perpetrándose impunemente desde hace décadas por parte del Estado de Israel.

Sabemos que la impasividad del derecho internacional frente a uno de los peores crímenes de lesa humanidad de nuestros tiempos modernos responde al apoyo que le han brindado al Estado de Israel las grandes potencias económicas occidentales lideradas por EEUU y sus aliados europeos.

Este apoyo no es ni humanitario ni desinteresado. El Estado sionista de Israel ha sido, desde su creación, el principal aliado y la punta de lanza del imperialismo occidental en su proyecto de desestabilización de Medio Oriente y de defensa de los intereses económicos de las grandes empresas transnacionales de gas y petróleo occidentales. Mientras mueren miles de palestinas y palestinos, los gigantes contratistas de defensa estadounidenses Lockheed Martin, Northrop Grumman, L3Harris, Raytheon y General Dynamics, verdaderos mercaderes de muerte, incrementaron su valor en la bolsa de valores en cerca de 30 mil millones de dólares, tan sólo el pasado viernes 13 de octubre.

En este momento, el Estado de Israel se encuentra bombardeando sistemáticamente a la población civil palestina, a las instalaciones de la ONU, a escuelas y hospitales. En los últimos días Israel ha cortado todo suministro de agua, electricidad, medicamentos y alimentos hacia la Franja de Gaza, y este fin de semana ha impuesto un desplazamiento forzado a centenares de miles de personas para poder destruir así la mayoría de la infraestructura del Norte de Gaza, abriendo la posibilidad de una invasión por tierra.

Todo esto se lleva a cabo con armas de guerra prohibidas por el derecho internacional, tales como las bombas de fósforo blanco. Las bombas lanzadas esta semana sobre territorios palestinos equivalen a un cuarto de la bomba atómica de Hiroshima y Nagasaki, y caen sobre una población civil a la cual no se permite salir de los territorios bombardeados.

Todos estos actos constituyen graves violaciones al derecho internacional, a los derechos humanos y al derecho internacional humanitario. Los responsables políticos y militares de estos crímenes de guerra y de lesa humanidad deben ser juzgados ante la Corte Penal Internacional por sus actos.

Exigimos que el Estado ecuatoriano, en este momento miembro del Consejo de Seguridad y del Comité de las Naciones Unidas para el Ejercicio de los Derechos Inalienables del Pueblo Palestino, suspenda inmediatamente sus relaciones diplomáticas con el Estado sionista de Israel y se una a las múltiples voces, a nivel global, que se alzan en este momento para exigir un cese al fuego total en los territorios palestinos y la creación de un corredor de ayuda humanitaria para socorrer a los más de 10 mil heridos que se contabilizan hasta el momento.

Es más que urgente poder brindar el apoyo necesario a los cerca de 2 millones de habitantes de la Franja de Gaza que se encuentran en medio de una situación sanitaria y humanitaria crítica. Exigimos que el Estado ecuatoriano no sea cómplice de un genocidio que amenaza a la vida de millones de palestinas y palestinos, y configura el escenario de una posible escalada bélica en toda la región de Medio Oriente que pone en peligro el frágil equilibrio global.

Hacemos también un llamado a la sociedad civil ecuatoriana y a las organizaciones sociales y de defensa de derechos humanos para que se declare una movilización permanente que no cese hasta que se logre frenar el genocidio en curso en la Franja de Gaza. Estamos convencidas y convencidos de que la presión de los pueblos movilizados activamente, a nivel internacional, jugará un papel fundamental para lograr un cese a este ataque criminal a la Franja de Gaza y, consecuentemente, para que los criminales de guerra que lo han llevado a cabo sean juzgados por sus actos.

Llamamos a ocupar el espacio público, a abrir espacios de educación y concientización, a alzar la voz en cada lugar que sea necesario para denunciar el genocidio y la amenaza para la frágil paz mundial que significa la negación al pueblo palestino a disponer de un Estado Libre y Soberano, y ejercer plenamente su derecho inalienable a la libre determinación.

Invitamos a la sociedad ecuatoriana a unirse a las campañas globales que se articulan para acabar con el genocidio y el apartheid contra el pueblo palestino, tales como la campaña Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), en contra del Estado sionista de Israel y de las corporaciones y empresas que lucran de la ocupación de los territorios ocupados de Palestina, así como mediante la creación de Espacios Libres de Apartheid (ELAs).

Llamamos igualmente a todas las organizaciones sociales y al pueblo ecuatoriano en general a sumar fuerzas y unirse a esta plataforma unitaria en solidaridad con Palestina.

¡Viva el Pueblo Palestino!

Pulse este enlace para anexar su firma:



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4710 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter