(VIDEO) Al menos 53 muertos dejan los devastadores incendios que arden en Hawái

La histórica Iglesia Waiola de Lahaina y la cercana Misión Hongwanji están envueltos en llamas, el martes 8 de agosto de 2023, en Lahaina, Hawái

La histórica Iglesia Waiola de Lahaina y la cercana Misión Hongwanji están envueltos en llamas, el martes 8 de agosto de 2023, en Lahaina, Hawái

Credito: AP

11-08-23.-Un nuevo parte desalentador dieron las autoridades de la isla de Maui, en Hawái. Debido a los incendios que azotan a dicho territorio, al menos 53 personas han muerto.

"A medida que continúan los esfuerzos de extinción de incendios, hoy se confirmaron 17 muertes adicionales en medio del incendio activo de Lahaina. Esto eleva el número de muertos a 53 personas", dijo el condado de Maui en un comunicado.

Según las autoridades, muchas más personas sufrieron quemaduras, inhalación de humo y otras lesiones. Además, aseguraron que los esfuerzos de búsqueda continúan y que miles de personas han huido del área afectada hacia refugios de emergencia.

Los incendios, que se iniciaron el 8 de agosto, han sido avivados por vientos intensos y la fuerza del huracán Dora, actualmente en el océano Pacífico. Por lo que las imágenes que han dejado las conflagraciones son las de barrios enteros vueltos cenizas.

En respuesta a la crisis, la Guardia Nacional había sido activada y el presidente Joe Biden había anunciado la movilización de "todos los recursos federales disponibles" en el archipiélago para abordar la emergencia.

La declaración del estado de catástrofe natural

Este jueves, el presidente fue más allá y anunció la proclamación del estado de catástrofe natural en Hawái.

La Casa Blanca proporcionó detalles sobre esta medida, afirmando que "la acción presidencial pone a disposición fondos federales para los damnificados en el condado de Maui". Los recursos asignados se enfocarán en impulsar las labores de asistencia de emergencia y la reconstrucción, ya que algunas partes de la isla de Maui, como la ciudad de Lahaina, han quedado prácticamente devastadas.

La declaración presidencial amplifica las esperanzas de ayuda, al establecer que esta asistencia "podría incluir subsidios para alojamiento temporal y reparaciones residenciales, préstamos asequibles para paliar pérdidas de bienes no asegurados y otros programas diseñados para respaldar a individuos y dueños de negocios en su proceso de recuperación tras la calamidad", según se especificó en el comunicado oficial.

"Escenas apocalípticas"
Los vientos implacables han tumbado numerosos postes eléctricos y han dejado desconectadas las redes de comunicación en varias zonas de Maui, lo que ha planteado enormes obstáculos para los equipos de rescate.

La interrupción del servicio de llamadas de emergencia en partes de la isla ha agravado aún más la situación. De acuerdo con los registros de PowerOutage, en el archipiélago aún se encuentran aproximadamente 11.000 hogares y empresas sin acceso a la electricidad.

Nuevas evacuaciones están previstas. Las autoridades locales anunciaron planes para trasladar a residentes y turistas en autobuses. Los visitantes serán llevados al aeropuerto de Kahului, mientras que los residentes tendrán refugio en lugares designados, según lo detalló el Gobierno del condado en la isla más afectada.


En la localidad costera de Lahaina, en Maui, popular enclave turístico, un significativo número de los alrededor de 12.000 residentes se han visto obligados a huir de sus hogares, en medio de la vorágine de fuego.

Otros, buscando escapar de las llamas, se han lanzado al océano. Un oficial de policía comentó a la agencia de noticias AFP que, debido al grado de carbonización, "es improbable que haya muchas personas con vida", lo que plantea la triste posibilidad de que los equipos de rescate descubran más víctimas.

En las redes sociales, el climatólogo estadounidense David Ho apuntó al cambio climático, resultado de actividades humanas, como un factor determinante: "Aunque Hawái suele ser asociado con condiciones tropicales, las precipitaciones han disminuido durante décadas (...) Lo que ha secado los paisajes y los ha vuelto más susceptibles a los estragos de los incendios forestales".

Los incendios han sido el peor desastre ocurrido en Hawái desde 1960, un año después de que se convirtiera en un estado de EE. UU., cuando un tsunami mató a 61 personas.

*Con información de France24, AFP, Reuters y CNN



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6662 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Notas relacionadas