No se atreven a dar a conocer el documento

Pildoritas 193 (año 02)

No solo se les vio la costura, se quitaron la careta, sino que convictos y confesos, al negarse a mostrar el acuerdo sobre las 7 bases norteamericanas en suelo colombiano, los enviados de Uribe ya no podrán ocultar que los objetivos que persiguen con la militarización de esa Republica por parte del gobierno gringo, no son otros que tener a tiro de escopeta a los países de la región, que no comulgan con el imperio y que se han rebelado a la dominación, a ser los patios de atrás del imperio.

A nadie pueden, no podrán, convencer de que las bases son contra las FARC y el Narcotráfico, ya no es un secreto que si se acabase el negocio de la droga ese país se vendría abajo y si se acabasen las FARC, ya no habría pretexto para las apetencias de dominación y entonces las bases no se justificarían; pero es que el despliegue, casi que ilimitado de armamento y personal militar y lo que es peor de mercenarios, tienen una misión especial que no es otra que la de alguna manera, estar en condiciones de invadirnos cuando a bien tengan y apoderarse de nuestros recursos, eso es lo que está plasmado en el documento firmado entre el narcogobierno, mayor productor y el imperio mayor consumidor del mundo, quienes a pesar de plan Colombia, Plan Patriota o como se le quiera llamar lo que han logrado es que el flagelo aumente en todas sus manifestaciones,.

Otra de las consecuencias inevitable y mas bien tomada en cuenta a conciencia es el daño que recibiremos los países fronterizos con Colombia por el éxodo, no solo de irregulares, que ya estamos sufriendo, y que aumentará de manera exponencial, sino de familias enteras que van a se desplazadas como lo han sido hasta ahora y solo con tres bases, por lo que habría que pensar lo que va a suceder con 7 más que suman 10.

Va a tocar que en nuestras humanidades despierten los héroes que sin temor y llenos de fervor patrio, lucharon contra otro imperio hace ya casi 200 años, para emularlos y volver a repetir la Odisea que ellos cumplieron a cabalidad.-

Pareciera que lo único que quedó claro después de la reunión de los Ministros de UNASUR, al negarse los delegados de Colombia nuevamente, a dar a conocer el contenido del documento, es que sus planes lo menos que son es transparentes, lo que obliga a los restantes once países miembros a tomar medidas conjuntas en previsión de lo que pueda venir en el futuro inmediato, mediato y a largo plazo.

SU CONDUCTA LOS DELATA

Encima parecen guapetones de barrio, por un lado el canciller amenazando de manera velada con separarse de UNASUR, a la vez que critica de forma desconsiderada la joven organización continental llamándola club, y por otro lado el Ministro de Defensa confesándose campesino para con ello pretender justificar el irrespeto al Jefe del Gobierno Español quien manifestó considerar la posibilidad de mediar entre el gobierno de Colombia y el de nuestro país, en la crisis creada por Uribe, para recibir como respuesta la infeliz frase de “zapatero a su zapato” con lo cual ambos funcionarios colombianos seguramente siguiendo instrucciones del arrogante Uribe, demuestran una conducta que solo puede ser producto de su convicción de que ya son un apéndice del imperio, al que han entregado ese país bolivariano, saltándose la torera de las organizaciones internacionales, como la OEA, UNASUR y se supone que las demás que de alguna manera tengan que ver con las relaciones entre los países.

En estos momentos se nota en ese gobierno vecino, una desbocada carrera de entreguismo a los planes de dominación imperial, no hay forma de creerles que el enorme despliegue militar que preparan, sea para combatir el narcotráfico y la guerrilla, el enorme ejército con que cuenta Colombia, bien podría por sí solo, si tuviese voluntad e interés minimizar esos dos problemas que en tantos años ha demostrado no querer , mas que no poder, hacerlo pues para nadie es un secreto que se mueven intereses económicos muy poderosos, que tienen que cuidar para que su economía no colapse, de otra manera sería inexplicable ver como han aumentado de manera sustancial los cultivos, la producción y la exportación de drogas ilícitas desde Colombia para buena parte del mundo, en especial hacia el mayor consumidor, que igualmente con sus enormes y sofisticados recursos bélicos, técnicos y de inteligencia tampoco han querido, pudiéndolo hacer, acabar con el ingreso del flagelo a su territorio y como consecuencia el cada día mayor índice de consumo,

Toda esta realidad, inocultable pues las cifras están a la vista y nadie se atreve a negarlas, pretenden desviarla de la atención del mundo con acciones como la de las bases, que quieren camuflar diciendo que no tienen fines bélicos para la dominación, a pesar de que existen antecedentes por decenas de invasiones y muerte para apoderarse de los recursos que no les pertenecen.

Por ello quienes amamos de verdad esta Patria debemos estar conscientes de la posibilidad, que puede dejar de ser una simple espada de Damocles y convertirse en una cruda experiencia, como la que ya han vivido otros pueblos del mundo, con saldos enormes de vidas y destrucción.-

yuviliz40@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1447 veces.



Saúl Molina Z


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: