HAITÍ: Doblez y Doble Nacionalidad

La Política es la Ciencia del Estado. No es como la religión que opera en la fe y el milagro, que viven en la mística de la confianza humana. Debemos hacernos más humanos para sembrar confianza en Haití y poder crear la cultura de la doble nacionalidad, que no quiere producir el pensamiento de quienes mandan en Haití. Después de más de veinte años (20) vergonzosos son incapaces de resolver el verdadero problema socioeconómico del país: la redistribución de la riqueza nacional que debe ser sólo mediante la creación de puestos de trabajo para todos y todas para enfrentar el desempleo y ganar a los grandes contingentes populares, los que día a día siguen perdiendo su inocente capacidad para creer en ninguna solución que puedan aportar estos sesudos colonócratas nacionalistas haitianos, que gobiernan nuestro sufrido país como si se tratase de su propia hacienda.

Una vez más, tenemos que abrir el espíritu del haitianismo del pueblo emancipador de América que, gracias a su infortunio, tiene actualmente una fortuna de gente formada en todo el mundo, capaz de resolver sus poblemas sociopolíticos. Para que las lluvias no sigan arrastrando la tierra a los ríos y éstos al mar, hay que tener voluntad y coraje para construir ese nuevo Haití que soñamos, en vez de seguir acumulando desesperación sobre la incertidumbre.

La diáspora haitiana puede hacerle un regalo al pueblo haitiano, que lleva a cabo los deberes diarios de sus familias, sus ánimos y sus sentimientos hacia sus caros fines. Sus acciones solidarias demuestran tanto el reconocimiento como la sensibilidad familiar. Es cuestión de honor, y por tanto el deber de la diáspora haitiana el ayudar a sus familias y amigos que viven en Haití.

¿Ellos realmente piensan en los demás ?

Debemos ser más humildes para formar la conciencia colectiva haitiana. Un ex embajador de EE.UU., antes de salir de Puerto Príncipe, dijo:"Haití tiene que parir una nueva clase política”.

La situación de hoy es la misma que durante la ocupación americana de 1918, que llevó a cabo enormes cambios en la tenencia de los títulos de propiedad de los bienes haitianos. Cuando usted está entre el martillo y el yunque, puede perder un dedo; es preferible a perder la vida. “Mientras hay vida, hay esperanza”. Por lo tanto, propongo que las posiciones como Presidente, senadores, diputados, ministros, Director General, Director de la Policía Nacional, los generales del ejército y embajadores les sean asignadas a los hombres y mujeres más competentes, capaces y probos de la República y, también, a quiénes tienen doble nacionalidad.

No nos confundamos con el poder del dinero, esa no es la riqueza que creó el Universo y que dirige el mundo, sino el pensamiento, que es el alma generadora de la riqueza universal. (Por no recurrir al lugar común, y decir que “el conocimiento es riqueza”).

El dinero es un instrumento de la manipulación socio-política para preservar la jerarquía. Los hombres del poder son sólo instrumentos virtuales que trabajan para los intereses de las verdaderas clases dominantes. ¿Cuál sería la situación de la República de Haití en el caso de que un ciudadano que es a la vez haitiano y estadounidense o venezolano pudiera ocupar algún alto cargo público en Haití? Además, no debemos olvidar que todos los estados modernos admiten la doble nacionalidad. Es lamentable que los haitianos crean que pueden cambiar la naturaleza del mundo, manejar un Estado como una empresa comercial o sociedad anónima con un pensamiento político ciego a las realidades del mundo; o que con una leguleya solución jurídica pueden maneja el pueblo haitiano. Nuestra gran piedra de tranca sigue siendo la dificultad de una elección nacional que se base en la moralidad humana, no en el utilitarismo económico. Esta cuestión de la doble nacionalidad es, en nuestro muy especial caso, tan compleja y neurálgica, que debe ser tratada con mucho tino y profundidad a fin de evitar resultados catastróficos. El honor y la felicidad no deben ser pensados ni reflexionados huidizamente ni sólo en consideración a la actual miseria y el futuro incierto del pueblo haitiano.

Es triste y vergonzoso el querer construir una nación con el testamento trucado de que con sólo la economía podemos construir una nación: hay que pensar en el desarrollo humano para crear la propia riqueza intelectual y moral, bases de la felicidad ciudadana.

Con el respeto de todo el mundo, es la única manera en que podamos proteger la dignidad humana en la pobreza de este gran y heroico pueblo. Todos los ciudadanos nacidos de padre y madre haitianos tienen que hacer una elección racional basada en la moralidad humana: se debe esperar la mayoría de edad para elegir la propia nacionalidad, a fin de evitar cualquier duda y cualquier sospecha.

Esta nación no es objeto de un juego de azar ni puede ser presa de la rapiña de las naciones supuestamente más desarrolladas, algunas de ellas NuestrAmericanas... Tomemos el (mal) ejemplo del ex Primer Ministro Gérard Latorture: disfrutando de la protección internacional, dejó, sin siquiera decir Adiós, a la población de Haití; ni siquiera se le ha acusado de detentar otra nacionalidad extranjera, que no es ningún secreto: todo el mundo – en Haití - sabe que el Sr Gerard Latorture es ciudadano norteamericano. Sus palabras:“An yo tapwal arete Mwen” (Es que ellos me iban a llevar preso). Por el interés del país, es importante que abramos un debate nacional sobre la doble nacionalidad si queremos de verdad salvar a nuestro país.

¿Cuantas personas del gobierno de Haití hoy tienen doble nacionalidad? Que son muchas es más que obvio, cuantas, no lo sabemos y, mientras lo averiguamos – o no – seguiremos con este hipócrita juego/especulación/distracción de la doble nacionalidad… Bien, creo que es el pueblo el que tiene la última parabra, porque , el pueblo es el poder constituyente originario y soberano permanente: él tiene que decidir este problema tan trascendental para mi país.
Prof. Fritz Saint Louis

Secretario General de la Casa Comunal de la Hermandad Haitiana-Bolivariana y

Coordinador General del Movimiento Unido Socialista Haitiano para el ALBA (MOUSHA)


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2021 veces.



Fritz Saint Louis


Visite el perfil de Fritz San Louis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a84227.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO