“Comandante del ejército de EEUU no reconoce a Obama como presidente”

La pena de muerte ya está decretada

“Comandante del ejército de EEUU no reconoce a Obama como presidente”
Martes, 14 de Julio de 2009 21:16

Angola Press


Son bien claras las señales que el poder dominante en Estados Unidos le ha enviado al presidente de esa nación. Primero la desclasificación del video donde se ve al chofer del presidente Kennedy disparándole a la cabeza en la propia limosina en dallas Texas; luego las líneas diplomáticas divergentes a las indicadas por el mismo presidente Obama públicamente, y que se están aplicando en las relaciones diplomáticas en algunos centros álgidos del globo. Ahora le ronca un general gorila, soberbio y racista, de los muchos y muchos que abundan en el ejército asesino de esa nación, que le dice pública y abiertamente. No lo reconoce ni respeta como presidente del imperio del mal.

Las cosas están pasando como mucha gente dedujo debía suceder. Si el señor Obama no se acopla a los designios de los amos del poder. No duraría mucho tiempo en el carguito que le asignaron para distraer las cosas y lavar la cara del bestial e ignorante presidente antecesor. Si el hombre se toma en serio su papel, y trata de reventar los esquemas de dominación y robo que ha sostenido hasta el día de hoy el imperio depredador, Verá, triste e inevitablemente como es destronado, vejado y humillado hasta morir, por quienes en verdad poseen el poder en Estados Unidos e Israel. Fíjense que quien es impuesta como vice presidenta, es una anglosajona de conducta probada y re aprobada, en el asunto de defender los intereses de la minoría que gobierna. La cual ya sirvió con destacada labor su marido. En EE.UU, cuando el presidente sale del poder por la causa que sea antes de cumplir su periodo, quien lo sucede es precisamente el vicepresidente.

Hay que hacerle un seguimiento a la conducta y política que impulsa la vicepresidente Clinton, ver las colisiones con la predica del presidente, como su política de relaciones con el mundo. En especial con las naciones que no acatan las pretensiones de vejación y humillación que ellos están acostumbrados a imponer a los débiles corderos receptores de limosna imperial. El señor Obama está obligado por razones de descendencia; a tratar de bajar la presión sobre las naciones africanas, soliviantarles, la carga tan pesada de explotación y muerte prematura, a la que la condenó el poder que manda en la nación que hoy dice ser presidente. El señor Obama, quiera o no, tiene que sentir sobre si, el peso y la presión de tantos millones de seres que padecen enfermedades crónicas en África, de los miles y miles que mueren de hambre, de sed. De los tantos que mueren tratando de salvar distancias, navegando en aguas hostiles y en embarcaciones precarias, para buscar una alternativa a su desgracia provocada por factores e intereses externos. El señor Obama debe sentir el desprecio con el que tratan a sus raíces étnicas, por parte de unas lacras de color desteñido, que los humillan después de chuparle todas las riquezas y las fuerzas que poseen. Ya no les son útiles, ahora son unos entes sin ningún valor ni Derechos Humanos , ya no son rentables. Ese es el drama y el dolor de la gente del África y del mundo. Ese es también el drama y el sufrimiento del presidente negro, que gobierna al país donde manda la gente blanca (cuando resalto el color de piel, no lo hago por racismo; si no por destacar quienes han sustentado el poder históricamente y quienes han sido sometidos)

El pentágono ha tomado posición: solo lo acataran, si respeta las reglas impuestas. Esas reglas dicen que los negros, los hispanos, los que no son sionistas o elites católicas, deben someterse a los designios del imperio. El gobierno de Israel, ha retado en dos oportunidades al presidente Obama en su corto periodo de gobierno (cosa inédita), en lo referente a palestina y a los asentamientos en gaza. La política del presidente tuvo que dar marchas atrás en lo del apoyo a la nación sionista judía, si quiere atacar a IRAN. Tras una aparente neutralidad, después de decir que no avalaba tal decisión, lo que se nota es un real apoyo y autorización a tal locura. No es común ni fácil que un presidente de una potencia, heche para atrás una decisión así como así. La presión ha debido ser bárbara. El señor Obama tiene solo dos rutas. Cada una con diferentes y opuestos rumbos. Una lo conduciría a la muerte segura y prematura, de la cual solo evitaría el destino de Lincoln o Kennedy, solo por un fantástico y gran milagro. Lo que lo convertiría en el generador de una nueva historia universal. El otro, le permitiría vivir y morir de muerte natural, pero pasar a la historia como uno mas de los que se postraron a los designios de los todo poderosos chupasangre capitalistas, que le brindaron la oportunidad de ser un negrito diferente, pero dócil como todos los presidentes que han gobernado esa nación y defendido los intereses de los amos Sion judíos, asesinos, capitalistas esclavistas.

¡Que dilema el de Obama! Ojala la raza y la razón histórica, se impongan en su conciencia y se decida a voltear la tortilla.

javiermonagasmaita@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1820 veces.



Javier Monagas Maita


Visite el perfil de Javier del Valle Monagas Maita para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: