Golpe de Estado en Honduras

  • Esgrimiendo argumentos descabellados, General Romeo Vásquez intenta justificar golpe que Chávez califica de “troglodita”.
  • Suponemos que Globovision festejara ruptura del hilo constitucional. 

Es un hecho axiomático que cada vez que una nación tercermundista intenta dar el salto dialéctico a la modernidad, las clases sociales reaccionarias se confabulan para impedir que las nuevas fuerzas productivas trastoquen las viejas estructuras que solo favorecen a las minorías oligárquicas. Esta vez, le toca a  Hondura resistir con gallardía a  la respuesta violenta  de los grupos reaccionarios y tradicionalistas, quienes haciendo mal uso de la fuerza del Estado se oponen  a que definitivamente el país centroamericano se asome   a la ventana del tercer milenio para descubrir que hoy  el mundo es otro.  

LA “REPUBLICA BANANERA”

Fue el humorista ingles y escritor de cuento, William Sydney Porte (mejor conocido con el seudónimo de O. Henry), quien en términos peyorativos habló de “Banana Republic”, para referirse a ciertos gobiernos (corruptos, tiránicos y sumisos a potencias imperialistas) de los países suramericanos, Centroamericanos, del Caribe, Asia y África. Hasta 1870 los bananos eran desconocidos en el mercado de Estados Unidos. Fue al siguiente año, cuando un industrial del Brooklyn llamado Minor C. Keith, inicio la construcción del ferrocarril en Costa Rica, plantando bananas en ambos lados de la vía, cosecha que luego seria trasportada  a los mercados de EEUU. Ante el atractivo negocio, Keith se asoció a otros empresarios y fundó la Boston Fruit Company, que posteriormente acabaría funcionándose a la United Fruit Company fundada en el año 1899. Nacía así la compañía más grande de banana en el mundo, con posesiones en Colombia, Costa Rica, Cuba, Jamaica, Nicaragua, Panama, Santo Domingo y Hondura.

Para comienzos del siglo XX, Hondura era un país agrario con apenas medio millón de habitantes. Sam Zemurray, emigrante llegado a Estados Unidos, desembarcó en Hondura en 1905 y compró terrenos donde sembró los bananos que darían vida a la Cuyamel Fruit Company. No conforme con las fabulosas ganancias, Zemurray también alentó al ex-Presidente y General Miguel Bonilla para propiciar un golpe de Estado contra el gobierno de Miguel Dávila. Fue tanta la ambición que despertó el negocio que La Cuyamel Fruit Company compitió ferozmente con la United Fruit Company, a tal punto que casi se ocasiona una guerra entre Guatemala y Hondura. A la final, Zemurray decidió en 1929 vender su empresa a la United Fruit Company.  Su filosofía y visión del mundo se resumía en una frase que solía repetir Zemurray: “En Hondura un diputado es más barato que una mula”.

CRISIS POLITICA Y LUCHA DE MASAS 

Con el trasfondo de la sanción del Tratado de Libre Comercio (TLCCA) por parte de Nicaragua, El Salvador, Hondura, Costa Rica, Guatemala y Santo Domingo con los EEUU, desde el 2005 se han venido realizando grandes manifestaciones de protestas, colocando a la región a tono con los vientos de inestabilidad política y lucha de clases que recorren el continente. No caben dudas que el TLCCA es un paso mortal que intensifica la subordinación al imperialismo yanqui que busca mayor apertura a la inversión extranjera, la desaparición de las barreras arancelarias, y garantiza el monopolio de las patentes transnacionales. De modo que siendo Estados Unidos el principal socio comercial e inversionista en la economía hondureña, la incorporación de esta nación a la Alternativa Bolivariana para las América (ALBA) estaba condenada a efectos secundarios, como reseñan algunos estudiosos de las ciencias sociales.  No en vano el Presidente Chávez recientemente advertía que Zelaya es un valiente por haber incorporado a Hondura al ALBA, pese a la oposición acérrima de empresarios, políticos y dueños de medios de comunicación.  

Excusa barata para justificar gobierno de facto

Haciendo uso de la síntesis, recordamos que el pasado miércoles el Presidente Zelaya destituyo al Jefe del Estado Mayor Conjunto, el general Romeo Vásquez, cuando éste desobedeció una orden de su Comandante en Jefe de distribuir el material electoral para consultar al país acerca del orden constitucional. Al día siguiente, la Corte Suprema declaró ilegal la destitución del Gral. Romero, y el Ministro de la Defensa presenta su renuncia, lo que pareciera ser parte de una comedia bufa que no dudamos haya sido cocinada entre bastidores en Washington.

FORMATO DE LA OLIGARQUIA PITIYANQUI

Si es cierto que la historia se repite, en el caso de Hondura se diría que esta vez se copió el mismo formato que la burguesía criolla, oficiales apatridas y la CIA habían ejecutado en Venezuela de espalda al pueblo en abril del 2002. Como es sabido, todavía en Hondura algunas de las ramas del poder público permanecen secuestradas por funcionarios acólitos a la política exterior de EEUU. Ello explica por qué funcionó la conchupancia entre la Corte Suprema de Justicia y el Congreso, quienes alegando argumentos pueriles, convalidaron sin son ni ton el acto vandálico de las Fuerzas Armadas cuando destituye y expulsa hacia Costa Rica al mandatario legítimamente electo por el soberano. 

REACCION DEL MUNDO 

Entre tanto, ONU, la OEA, la Unión Europea y los demás pueblos libres del continente manifestaron su completa solidaridad con el depuesto mandatario, exigiendo su pronta restitución al poder, pues en caso contrario estaríamos frente a un brutal desacato a los principios fundamentales que consagra la Carta Democrática del sistema interamericano. Por lo pronto, existen razones que   hacen pensar en positivo, toda vez que ahora existe en el seno de la OEA una correlación de fuerza favorable en defensa del restablecimiento del orden constitucional en Hondura. En cuando a la postura ambigua de Washington, tenemos serias dudas pues el Presidente Obama solo se ha limitado a manifestar “preocupación”, sin pronunciarse de manera enérgica contra el infame golpe que echa por el suelo las luchas del pueblo hondureño.    

MUTIS DE LA PRENSA OLIGARCA 

Causa asco las opiniones emitidas por algunos   sesudos analistas tratando de justificar el infame golpe contra un mandatario, quien solo ha querido convocar a una Asamblea Constituyente para revisar el obsoleto pacto social que rige en Hondura desde 1982. Así vemos como los palangristas de Globovisión no pierden oportunidad para derramar su resina de odio, pues sus dueños no disimulan su postura fasistoide, al tiempo que insisten en desinformar sobre lo que en realidad está ocurriendo en la nación centroamericana. Entre otra de las tantas sartas de disparates, Federico Ravel, dice que vinculación de Zelaya con su homologo Chávez lubricaron el plan de la CIA y el Pentágono para deponer al mandatario hondureño, y que este caso debería servir de escarmiento a los Jefe de Estados que comulgar con la integración Latinoamericana y Caribeña.


 
 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5375 veces.



*Freddy Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas