El Salvador: la espada de Bolívar por América Latina

El triunfo del candidato del FMLN, Mauricio Funes, representa el triunfo de un pueblo que ha sido víctima histórica de la opresión, del genocidio por parte del imperialismo norteamericano.

Desde el proceso de guerra de independencia contra España por parte de las naciones llatinoamericanos, el gobierno norteamericano ha intervenido descaradamente en las políticas internas de los países de América Latina. El enfrentamiento contra la tesis de Bolívar, para la imposición de la Doctrina Monroe, se manifestó en el sabotaje al Congreso Anfitiónico de Panamá y, desde ese momento, en la concreción de un proceso de invasiones, intervenciones, terrorismo, agresiones a lo largo y ancho del territorio latinoamericano y caribeño.

La política anexionista yanki se inicia en 1835 cuando despoja a México de la mitad de su territorio, apropiándose de Nuevo México y California. En 1854 la marina yankee bombardea el puerto nicaragüense de San Juan del Norte e imponen como presidente a William Walker, quien invade también a Honduras y El Salvador

En 1898, los E.U. le declaran la guerra a España, invaden a Cuba y obligan al gobierno español a entregar los territorios Filipinas, Guam, Hawai y Pto. Rico y la forzan a firmar un tratado de arrendamiento a perpetuidad para una base naval en Guantánamo. En 1903 promueven la segregación de Panamá apropiándose de la Zona del Canal. Un año después invaden República Dominicana, posteriormente el Pte. Rooselvet declara que los E.U. serán “los guardianes del Caribe”.

A partir de este momento, los E.U. inician una larga historia de intervenciones e invasiones. Ocupan militarmente a Cuba en 1906; A República Dominicana en 1907; 1908 vuelven a invadir a Panamá; 1910 ocupan Nicaragua; 1910 invaden México; 1915 ocupan militarmente a Haití; en 1916 invaden a República Dominicana y permanecen hasta 1924; 1925 vuelven a invadir a Panamá; en 1926 los E.U. crean a la Guardia Nacional en Nicaragua, comandada por oficiales norteamericanos; En 1927 la aviación norteamericana bombardea las tropas de Sandino, primer bombardeo aéreo en América Latina; los E.U. imponen el gobierno de Trujillo en República Dominicana en 1930. En el año de 1934 es asesinado en Nicaragua César Augusto Sandino, por órdenes de Somoza y el gobierno norteamericano. En Panamá, el gobierno norteamericano apoya el golpe de estado que destituye al Pte. Arias en el año 1941. En 1952, en Cuba, el gobierno norteamericano apoya el derrocamiento del Pte. Carlos Pio Socarrás. En 1954 la CIA orquesta el derrocamiento del Pte. Jacobo Arenz de Guatemala. En 1960 el Presidente norteamericano Eisenhower apoya y ordena acciones encubiertas para derrocar al Presidente Fidel Castro y en 1961 fuerzas mercenarias apoyadas por los E.U. invaden a Cuba, pero son derrotadas por el ejército y el pueblo cubano. En 1964 apoyan un golpe contra el Pte Joau Goulart, en Brasil. Invaden nuevamente a República Dominicana en el año de 1965.

En la década de los setenta imponen las dictaduras militaresen el Cono Sur (Argentina, Uruguay, Paraguay). En 1975 participan en el derrocamiento del Pte. Velásquez Alvarado en Perú. Organizan, coordinan y participan en el sangriento golpe de estado con el que derrocan al Pte. Salvador Allende en Chile y colocan de títere del Imperio a Gral. Augusto Pinochet. Diseñan y ejecutan, con los gobiernos dictatoriales de América del Sur, el “Plan Cóndor” con el cual son presos, desaparecidos, asesinados, torturados y violados miles de dirigentes revolucionarios, campesinos y estudiantes.

En la década de los años 80 entrenan, organizan y financian mercenarios y escuadrones de la muerte con los cuales los gobiernos de El Salvador y Nicaragua confrontan bélicamente a los movimientos revolucionarios. En 1981, el gobierno de Reagan conforma un ejército de asesinos denominados “contras” con los cuales enfrentan al Gobierno Sandinista de Nicaragua, ocasionando miles de muertos por asesinatos, desapariciones y violaciones. En 1983 ocupan la Isla de Granada y en 1989 nuevamente invaden Panamá.


Durante la década de los años noventa, el gobierno de los E.U. diseñó una política de estado orientada al control permanente de la región. Este período se basa en la justificación sobre el tráfico de drogas en la región. Ya Noriega es derrocado y puesto prisionero en 1990 por tropas del gobierno yanki, acusado de narco traficante. No obstante, en 1995 la CIA organiza y ejecuta un plan destinado al derrocamiento de Aristide, Presidente de Haiti. Esta intervención no se fundamenta en el tráfico de drogas, sino en la falta de democracia en la Isla.

En 1999 el gobierno de los E.U. diseña el Plan Colombia, suerte de proyecto destinado al control militar de los grupos guerrilleros, los gobiernos “peligroso” y la penetración hacia el posicionamiento de la Amazona, justificado por la presencia del narcotráfico en la región.

Pero la resistencia de los grupos revolucionarios, del pueblo organizado de las comunidades indígenas, campesinas, de los excluidos se ha mantenido y ha logrado sus avances.

Por una parte la heroica resistencia del pueblo cubano y su presidente Fidel Castro ha propiciado reveses internacionales al imperialismo. La condena al embargo, el reconocimiento de los derechos internacionales del pueblo cubano, la sanción al imperio por parte de la OMC ha sido precedentes históricos.

Pero, la victoria del Cte. Hugo Chávez, en 1998 ha sido el acontecimiento que más ha afectado los intereses del imperio norteamericano y ha sido el ejemplo más fehaciente del avance del pensamiento de Bolívar en América Latina.

La victoria electoral de Lula en Brasil en el 2003, de Kirchner en Argentina en el 2003, de Tabare en Uruguay en 2005, de Evo en Bolivia en 2006, de Bachalet en Chile en 2006, de Correa en Ecuador en 2007, de Ortega en Nicaragua en 2007, de Lugo en Paraguay en 2008, constituyen el fenómeno histórico del inicio del derrumbamiento del imperio norteamericano y del modelo neoliberal motivado a la lucha de los pueblos de América.

La victoria de Mauricio Funes y el FMLN nos convence que la espada de Bolivar avanza indetenible por América Latina en su camino hacia la consolidación socialista de la Patria Grande, la patria de Bolivar, de Martí, de Sandino y de todos los patriotas latinoamericanos que han hecho de la lucha por la justicia social la consagración de su vida.


Hacia la victoria siempre. Venceremos


carrodcas@cantv.net
http://lahuellarevolucionaria.blogspot.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2656 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a74537.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO