¿Quién cree los cuentos de las computadoras de Reyes o del maletín de Wilson?

¿Quién le cree a Antonini Wilson, a la justicia Norteamericana, al FBI?

Debería ser regla en el ejercicio del sentido común que la credibilidad del mensaje descanse  en la solidez de la matriz que lo promociona: Fuentes creíbles y respetables. O, todo lo contrario, desconfianza en el  contenido del mensaje al tener como origen fuentes desvergonzadas.

Así pasa con el caso del maletín de Antonini, con las cortes o tribunales de los EEUU, con la ¨normalidad democrática¨ de La Florida, extremo sur de los Estados Unidos. Y para complementar, con las computadoras del comandante de las FARC Raúl Reyes.


¿Cómo impartir justicia o pretender credibilidad cuando al mismo tiempo mantienen secuestrado a los cinco héroes cubanos y libres a
criminales como Luis Posada Carriles, Orlando Bosch y demás alimañas terroristas, narcotraficantes y mercenarios? ¿Cómo pretender dar muestra de imparcialidad o transparencia cuando se inventan pruebas para atacar países o se echa mano al narcotráfico para sancionar países y se sigue siendo el más alto consumidor de drogas en el mundo?


Ignoramos cuales hayan sido los pasos de Wilson, de sus cómplices o aliados. Pero intuimos con veracidad indiscutible, que el mentado juicio, los actores del mismo y las supuestas pruebas se presentan en un escenario sin credibilidad alguna; un prostíbulo, nido de indecencia desde donde algunos individuos pretenden prologar un nuevo código de moral y buenas costumbres; son los albañales del Imperio del mal, de las corruptelas del narcotráfico mayamero, desde donde se pretende evaluar y juzgar el esfuerzo bolivariano.
Es desde tal contexto que el testimonio de Antonini Wilson se nos parece tanto a los documentos “encontrados” en las computadoras de Reyes, parecen hermanas gemelas, hija predilecta la una;  del capo mayor del narcotráfico colombiano, Uribe y la otra, el maletín, de las andanzas del Imperio Yanqui. La evidencia es inocultable, una vez más el enfermo imperio yanqui quiere dar al traste con los esfuerzos de liberación que se desarrollan en Nuestramérica desde el  destacado protagonismo del pueblo venezolano.

La humanidad toda debería menospreciar las tales declaraciones de Wilson; rechazar cualquier gesto, opinión o veredicto del imperio ¿Quién les cree a ellos? ¿Quién a esa banda de delincuentes, drogadictos y enfermos que dirigen desde Washington las andanzas del imperio?

Rechacemos por inmorales las nuevas aventuras imperiales; que se sepa en el mundo entero que ellos, los Yanquis, están inhabilitado para aplicar justicia en cualquier lugar del mundo y menos aún en nuestra Patria.

 ¿Por qué nosotros debemos darles beligerancia a los promotores de ese juicio, a sujetos destruidos por el consumo de drogas en las periferias de la Florida?  A los mismos que pontifican a Súmate y Goicochea. A esos que mantienen a la loca de Patricia Poleo o alaban al Matacura del 33. Con qué moral, los mismos que mantienen secuestrados a los cinco héroes cubanos; esos que aúpan las agresiones contra el pueblo iraquí y que hace algunos años aprobaron las agresiones terroristas en contra de Nuestramérica, decimos, con qué ética nos piden cuenta. Es nuestra sugerencia que ante el caso Antonini el PSUV y el Ejecutivo Nacional responda con magnas movilizaciones; debates, foros y Seminarios sobre la inmoralidad del Imperio.

Con el juicio de Antonini, las declaraciones de la DEA y las inmundicias del Imperio Yanqui se evidencia el proceso de desintegración de éste.

¡Los cinco héroes son inocentes!

¡Antonini y sus secuaces son parte de la jugada imperial!

¡Patria, Socialismo o muerte, Venceremos!

¡Solo el pueblo salva al pueblo!

Frente Antifascista de Venezuela!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2929 veces.



Luis Villafaña / Frente Antifacista


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: