Soberanía del Tibet

Las tensiones en el Tíbet y en la capital China de Pekín suben de tono en la medida que se aproxima la fecha de inauguración de los próximos juegos olímpicos.

Esta polémica es antiquísima. El "Tíbet" es considerada como una región autónoma o una subdivisión administrativa de la República Popular China, cuya población es en su gran mayoría budista. En 1906 los británicos firmaron un tratado con China por el cual el Tíbet se convertía en un protectorado británico. En 1907 se firmó un nuevo tratado entre Gran Bretaña, China y Rusia donde se le daba a China la soberanía sobre el Tíbet. En 1911 el estallido de la guerra civil en China obligó a las tropas de este país estacionadas en el Tíbet a regresar a aquel país, oportunidad que aprovechó el Dalai Lama para restablecer su control sobre el Tíbet.

Al estallar la Revolución de Xinhai y la Primera Guerra Mundial Tíbet perdió interés para las potencias occidentales y para China. En esa coyuntura el decimotercer Dalai Lama tomó el gobierno del Tíbet sin interferencia alguna de otros países. China, sin embargo, nunca renunció a su hegemonía sobre el Tíbet. En 1950 el ejército chino invadió el Tíbet, derrotando fácilmente al débil ejército tibetano. En noviembre de 2000, una delegación de la Unión Europea le propuso al canciller y líder chino Li Peng que el Dalai Lama fuera designado gobernador de Tibet. Esta idea fue rechazada aduciendo que para ello éste debía renunciar a la ciudadanía tibetana y adoptar la China.

Esta es una breve historia de lo vivido en el Tíbet, situación que mantiene actualmente al Dalai Lama y muchos líderes budistas exiliados, en la India.

Ahora bien en sintonía con esos cambios radicales que ha experimentado el gobierno Chino hacia la globalización y una economía de mercado abierto, es tiempo de que al igual que lo hizo la extinta Unión Soviética al desintegrarse y darle plena independencia a las naciones que lo añoraban y tenían años peleando por ella, el gobierno de Pekín haga lo mismo con los Tibetanos. Los pueblos merecen ser libres y poder designar sus autoridades, mas aún en este tiempo del Internet y la era satelital, donde todos los ciudadanos tienen la forma de informarse de lo que pasa en el mundo.

Como medida de gracia, el gobierno Chino debería llegar a un entendimiento con el Tíbet y buscar un acuerdo que satisfaga a ambos, lo que sin lugar a dudas dejaría muy bien parado al gobierno de Pekín si se logra concretar antes de los venideros juegos olímpicos Beijing 2008.
Igual reflexión debería tomar el gobierno Británico con las Islas Malvinas, debido a que estamos muy lejos de la época de la colonia, y los ingleses con el apoyo de Estado Unidos pretenden seguir teniendo, a la fuerza, territorios en otros continentes.

Email: reinaldosilva119@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2762 veces.



Reinaldo Silva


Visite el perfil de Reinaldo Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Reinaldo Silva

Reinaldo Silva

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a54404.htmlCd0NV CAC = Y co = US