Cómo se armó la computadora madre de Uribe y sus generales

Si no hubiera sido por las tres computadoras que se encontraron, no hubiera sido posible justificar en absoluto la acción de los narco-rambos de Bush en territorio ecuatoriano. Varios aviones participaron en la acción; lanzaron bombas y ya en tierra manipularon material explosivo. Arrasaron varias hectáreas de una zona boscosa y dejaron cubierto el lugar con centenares de municiones, bombas, espoletas y grandes columnas de humo. Aún se ven charcos de sangre y destrozos por doquier: 18 guerrilleros muertos a mansalva. Entraron las bestias de Uribe, drogados, y se llevaron algunos cuerpos y las fulanas tres computadoras debajo de inmensos troncos, chamuscadas entre hojarascas calcinadas.

Cuando las presentaron a la prensa ya eran otras, les habían sacado el disco duro y les había metido otro con mil veces más capacidad. Los generales directores del desastre, en conciliábulo, le preguntaron a Uribe:

- Presidente, ¿y ahora qué haremos?

- Sencillo, demandar a Chávez ante Corte Penal Internacional en la Haya.

- Suficiente material hay en esas computadoras no sólo para condenarlo ante la Corte de la Haya sino como para colgarlo como a Sadam Husseín –respondió ufano Oscar Naranjo.

- Vamos bien, muchachos. Vamos muy bien. Esto es el inicio de la guerra que estábamos esperando: por un lado ustedes en la acción militar mientras por los flancos nos van apoyando los medios de comunicaciones locales y mundiales. ¿Quién, muchachos, puede perder así una guerra? Contamos con apoyo interno en Venezuela y en Ecuador. Nuestras fichas se están moviendo con la velocidad de la luz.

- De modo, Presidente, que el que ha caído es Chávez y no el Correita.

- Claro, Chávez es el que ha salido de bocón a contradecir mis órdenes. Es el quien nos insulta, quien nos quiere poner en el banquillo del mundo como mafiosos, asesinos y narcotraficantes, y debemos adelantárnosle. Ese es el verdadero plan, pero nosotros contamos con la honorabilidad necesaria para estas acciones porque nuestros poderosos amigos son sencillamente respetables. Ustedes verán que nada malo podrá decir la prensa internacional de nosotros. Porque nadie se “autosuicida” en estos negocios, muchachos –remató el Presidente, y salieron sus generales no con tres sino con 127 computadoras portátiles.

Quedaban muchas preguntas en el aire, como por ejemplo, cómo de manera tan inmediata se podía hablar de una demanda ante la Corte Penal Internacional cuando todavía no se tenían pruebas de las transacciones de los 300 millones de dólares a las FARC, ni del uranio o de los aparatos para procesarlo. Con ese uranio las FARC estaba construyendo una bomba sucia de 50 kilogramos de uranio que sería capaz de inundar de mierda radiactiva desde Bogotá hasta San José del Guaviare. Al mismo tiempo los generales comprendían que todo estaba sobreentendido por la revelación de Uribe de que todo en este terreno puede decir y hacerse contando con el apoyo de Bush, es decir contando con toda la verdad de su parte, con todo el respeto del mundo, con todos los honorables medios poderosos del mundo. Todo aquello, verdaderamente, estaba más que sobreentendido. Y adelante con los faroles.

Aquellas laptops empezaron a bufar atragantada con datos de circuitos económicos inmobiliarios, negocios en turismo, fraudes fiscales préstamos garantizados por depósitos bancarios en Luxemburgo que luego se invertirían en bienes raíces, hostelería, restauración y Bolsa. Todo esto se podía hacer con facilidad porque sencillamente se estaban tomando de copias de los negocios del propio Uribe y de sus secuaces en el mundo. Claro, con modificaciones tremendas pero manteniendo más o menos el mismo formato. Y venga, a meter expedientes con el asunto de la droga, del uranio no empobrecido sino enriquecido y con el negocio petrolero, y una gran la proliferación de capitales ilícitos.

Allí todos los negocios de Chávez con Argentina, Brasil, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, Haití, Uruguay Paraguay, aparecen contaminados por los narcodólares. Agregaron que PDVSA participa en la opacidad del negocio del oro, el más importante eslabón en el procesamiento del uranio.

Comenzaron a barajar computadoras, las pusieron en fila, las encendieron y llamaron a unos ciento setenta ingenieros de sistema. La madre computadora la dirigía Naranjo con sus asesores. Se inició el proceso de alimentación de datos, de informes, fotos, videos y documentos. El envío de toda esta información se hizo colocando en red las laptops. Unas iban para el FBI, Scotland Yard, la BKA (policía criminal federal alemana)…, para las cancillerías de Chile, Perú, Costa Rica,….

Con todo eso, era más que evidente para Uribe y sus generales que Chávez está patrocinando y financiando genocidas.

- Incluso –añadió Uribe a sus íntimos- hasta yo podría decir que él ha financiado mis proyectos personales, pero eso no es conveniente en este momento. La historia se encargará de desvelar muchos otros lazos de ese genocida, pero eso será cuando ya nosotros no estemos vivos.

Uribe se siente mejor que nunca, asegurando que la derrota del terrorismo está a un tris de ser alcanzada por la vía militar y jurídica; que su único interés es la recuperación del orden público. Seré cobarde y ruin –agregó anoche Álvaro Uribe-; estaré escribiendo una risible amenaza en mi intento de llevar a la Corte Penal Internacional al presidente Hugo Chávez, pero lo que nadie puede ocultar ni vencer es el gran apoyo que recibo de los que más saben, de los que más piensan, de los que más dólares tienen en el mundo, y eso es lo único que verdaderamente tiene valor, lo que manda y lo que hace obedecer en esta tierra.

El director de la Policía Nacional de Colombia, el general Oscar Naranjo, revisando los últimos datos incluidos en las 127 computadoras portátiles informó que las FARC y el Gobierno de Venezuela discutían posibles negocios petroleros, según los informes detectados en la computadoras SGTRS55555-TGEL-4444-94Y6NDH68, del del terrorista Raúl Reyes. Grandes banqueros iban a atracar en las selvas cercanas a Ecuador, surcando el Amazonas. Haría el mismo recorrido, pero de regreso, que trazaron Lope de Aguirre y Ursúa en su aventura equinoccial por la selva.

Aquellas pobres laptops atestadas con datos sobre uranio, petrodólares, narcodólares, negocios petroleros, barcos con cocaína y tramas políticas, tuvieron que ser reiniciadas muchas veces porque se colgaban. Se contabilizaron 7.4646.646.009 de elementos en clave que tuvieron que se decodificados con extremada precaución; los documentos incautados reflejan una fluida comunicación de la organización guerrillera con el gobierno de Venezuela, no sólo en temas de intercambio de rehenes sino también de negocios petroleros y estrategias políticas para avergonzar al presidente de Colombia, Alvaro Uribe, y exaltar al de Venezuela, Hugo Chávez.

- Coño amigos –remató Uribe- con todo ese dossier encima a quién en este mundo no lo fusilan. Se jodió Hugo Chávez.

jrodri@ula.ve


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5557 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Sant Roz

José Sant Roz

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Venezuela en el Exterior


Revise artículos similares en la sección:
Actualidad



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a52436.htmlCd0NV CAC = Y co = US