La amnistía del General Perón

En estos tiempos donde venimos hablando de conciliación, de entendimiento, de amnistía y donde personajes de la política chavista (caso Lina Ron) levantan su voz de preocupación y alerta al grito de que me devuelvan mi revolución y no al armisticio, es bueno repasar lo que han sido las políticas de conciliación en otros procesos y de ellos uno muy parecido al nuestro el proceso inicial peronista el de Perón, en ese contexto es bueno recordar lo que fue el año 1955 para el movimiento peronista, en mayo del 55 el gobierno del General Perón envía al congreso para su aprobación el proyecto de provincialización de los territorios nacionales, el cual es aprobado por ambas cámaras. El 11 de junio la iglesia y la oposición en ocasión del Corpus Christi realizan una manifestación callejera frente al Palacio Legislativo donde queman una bandera argentina. El 26 al cumplirse el 3er aniversario de la muerte de Eva Perón, aviones de la marina de guerra con la consigna Viva Cristo Rey bombardean una manifestación de mas de 200.000 personas en Plaza de Mayo, nunca se dijo la cantidad de muertos.

La repuesta del General Perón no se hizo esperar, destituye a su ministro de relaciones interiores Ángel Borlenghi y lo sustituye por Oscar Albrieu y hace un llamado a la conciliación nacional, levanta el estado de sitio que se había implantado a raíz de lo sucesos del día 16 de junio. La repuesta de la oposición (la iglesia, los ganaderos, el partido comunista, la clase media, la armada) fue rápida en la madrugada del 16 de septiembre se pronuncian en contra del gobierno popular las guarniciones de de Córdoba, Río Santiago y Puerto Belgrano, el golpe estaba consumado, fue el pueblo quien pagó con su sangre una política de conciliación equivocada, en el 56 fusilan al General Juan José Valle, disuelven el partido peronista, le regresan el diario La Prensa a sus antiguos dueños, inhabilitan a la central de trabajadores y continúan con la carnicería de todo lo que se parezca a pueblo, a peronista, ese error costó 3 generaciones de argentinos, entre los opresores y los oprimidos nunca habrá conciliación por que los mueven intereses contrarios, debemos aprender de la historia, a la historia la mueve la lucha de clases, gústenos o no.

borges48@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2821 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: