El inquieto mojonero Alonso Moleiro, dice: "en bolsas de CLAP aparece foto de Maduro"…

  1. VIVIMOS en el siglo de los fakes news o de los más impresionante e increíbles mojones y al parecer todo el mundo se los va tragando sin chistar. Le acaba de plantar "The New York Times", uno bien gordo FAKES a AMLO, y para rematarlo, su defensa ha sido vetada por YOUTUBE (quien es un tremendo aliado de "The New York Times"). Todo este merequetén de guerra sicológica, se entiende, porque hay elecciones presidenciales este año en México. Lo mismo, como veremos, en Venezuela. Así actúa el imperio con sus miserables mentiras que las replican todos los poderosos medios de Occidente. Nosotros venimos soportando esta guerra desde que Chávez en 1998, se lanzara en campaña para derrotar a la oligarquía venezolana.

  2. Uno de los frentes mediáticos más histéricos contra el chavismo, se radica en la España borbónica y franquista, y lo encabezan los diarios "El País", "ABC", "El Mundo" y "La Razón", sin contar a todas las televisoras, entre muchos otros... Entre los más destacados palangristas, que viven de inventarle mojones a Venezuela, se encuentran Ludmila Vinogradoff, Florantonia Singer y el consabido Alonso Moleiro. Andan histéricos, contorsionándose de lo lindo para colocar sus bazofias en medios españoles, y cobrar con gula y ganzúa sus inventos.

  3. He aquí el último relato-mojón que se ha montado Alonso Moleiro en relación con la expulsión que hizo el gobierno bolivariano de ciertos agentes de la ONU que vinieron urdiendo planes subversivos por órdenes de los gringos y de la Unión Europea. Resulta, y resalta Moleiro, que el fulano relator especial de Naciones Unidas sobre el derecho a la alimentación, Michael Fakhri, "afirmó en que las denominadas Cajas CLAP (Comités locales de abastecimiento y producción en forma de bolsas de comida que adjudica al Gobierno a cada unidad familiar como programa de asistencia), "socavan la dignidad humana de los receptores, se han vuelto susceptibles al clientelismo político y no abordan las profundas causas del hambre y la desnutrición en Venezuela" (QUÉ CURSI, COÑO!).

  4. Les molesta a estos hijos de puta que el gobierno venezolano para luchar contra las sanciones criminales de europeos y gringos les haya dado en la madre creando los CLAP´s. Para ellos (los agentes de la ONU) hubiera sido formidable que aquí todos nos hubiéramos muerto de hambre, porque ese en esencia era el plan, como lo fue también que no nos llegara medicina durante la pandemia y el COVID hubiera arrasado con millones de venezolanos. Porque ellos están también muy conscientes de que lo que aquí ha provocado de que millones de venezolanos hayan tenido que migrar ha sido por las sanciones, robos y bloqueos de los imperios, amparados agentes de la ONU.

  5. Añade el susodicho e inquieto personaje, quien jamás ha criticado, al igual que los agentes de la ONU, las monstruosas sanciones y bloqueos de los gringos: "El informe del Alto Comisionado de la ONU de 2018 también cuestionó los contenidos nutricionales de la caja de alimentos y lamentó de manera expresa que la entrega estuviera enfundada en "herramientas de propaganda política y control social" (FALSO, IMBÉCIL!).

  6. Sigue diciendo el Inquieto Mojonero: Las bolsas de comida se hicieron comunes luego del quiebre de los mecanismos de asignación de recursos que ofrece la economía de mercado, a causa de la intervención militar en empresas de la industria, el comercio y el transporte de productos, en su intento de regular los precios" (PARA NADA MENCIONA EL DECRETO DE OBAMA NI DEL BLOQUEO NI DE LAS SANCIONES!).

  7. ASEVERA el INQUIETO MOJENERO: "Las CLAP VIENEN CON EL RETRATO DE MADURO (NO SEAS TAN MENTIROSO, GACHUPÍN) Y LAS CONSIGNAS OFICIALES, LAS MODALIDADES DE ENTREGA ATIENDAN AL DISEÑO DE ORGANIZACIÓN COMUNAL QUE EL CHAVISMO PROMUEVE Y LA ORIENTACIÓN ELECTORAL Y LAS CONSIGNAS DE SUS ACTIVIDADES SON BASTANTE EVIDENTES". Agrega este miserable: "El contenido de las cajas – un insuficiente balance de carbohidratos y proteínas enlatadas, con EXCESO EN AZÚCAR- consiste en una bolsa de arroz, otra de granos, pasta, harina de maíz, azúcar, leche en polvo, enlatados de sardina, atún o jamón. SE REPARTE, CON SUS ESLOGANS, A TODA LA POBLACIÓN. Sus contenidos han sido cuestionados por su mala calidad, aunque una parte importante de la población sigue dependiendo de ellos.

  8. Grandes sectores de la clase media recibe los CLAP´s, y que sin ellos aquí nos hubiéramos muerto de hambre casi todos los venezolanos. Pero se busca con pinza el Inquieto a un tal Robin Tovar, "vecino de La Campiña, una urbanización de clase media en Caracas con una población que ha ENVEJECIDO EN EL CONTEXTO DE LA DIÁSPORA" (cursi coño!). quien sostiene: "La bolsa llega, pero llegan migajas. A veces se retrasa. No hay proteína animal, solo enlatados", añade.

  9. Todo el mundo sabe que pese a todos los alimentos que nos suministran los CLAP’s su precio no sobrepasa los dos dólares, lo cual no dice el Inquieto, sin embargo, afirma: "Aunque se trata de un programa social, con cierta frecuencia la entrega de las bolsas CLAP no es gratuita. "Eso era antes", afirma Stalin Atacho, que trabaja como vigilante nocturno en un conservatorio de música y vive en Filas de Mariche, una extensa zona de chabolas ubicada en el extremo este de la ciudad, en la cual la bolsa es parte fundamental de la dieta de cada familia. "La bolsa hay que pagarla, 50 bolívares (un poco más de un dólar) cada una, y claro que se tarda. Han pasado hasta tres meses sin entregármela habiendo pagado (FALSO, HIJO DE PUTA!)".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 879 veces.



José Sant Roz

Director de Ensartaos.com.ve. Profesor de matemáticas en la Universidad de Los Andes (ULA). autor de más de veinte libros sobre política e historia.

 jsantroz@gmail.com      @jsantroz

Visite el perfil de José Sant Roz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: