Faro Geopolítico #11

La Furia Bolivariana contra la decadente geopolítica imperialista

El intenso contexto actual nos presenta dos grandes escenarios implotados por la cruenta guerra imperialista decadente como lo son el Medio Oriente o Asia occidental en el suelo de Gaza contra el Estado de Palestina y en los Balcanes de la Eurasia en los territorios de la antigua Rus de Kiev en Ucrania. En ambos espacios territoriales converge una gran zona pivote enmarcado por una media luna, denominado Rimland o isla mundial, definida de esa manera por el geopolitológo estadounidense de origen neerlándes, Nicholas Spykman discípulo de Halford J. Mackinder y Alfred T. Mahan.

Estos escenarios de guerra han sido orquestados directamente e implicitamente por la geopolítica imperialista norteamericana a través de sus tentáculos de la OTAN, la UE, el AUKUS, involucrandose entre sus aliados no menos de 65 países han brindado apoyo al profundo decaimiento del bloque unipolar hegemónico capitalista que abanderan los alcohones de Washington.

Sobre está beligerante conflagración de la guerra mundial, sus principales actores EEUU, Israel y con ellos toda la Unión Europea al unísono han desplegado una estrategia dinámica de complotajes de asfixia social migratoria, sanciones económicas, bloqueos financieros-comerciales, operaciones psicológicas de propaganda ideológica, implantaciones de proxys, balcanización territorial, entre otras, que les ha permitido abrir un conjunto de nuevos frentes de guerra expansiva intentando atacar por la retaguardia al gigante dragón rojo asiático de China que junto a Rusia son sus principales enemigos que lideran la impresionante locomotora del mundo multipolar (BRICS+) asistidas en las fuerzas de los trenes de Irán e India a las que no dudan en golpear ante el riesgo contencioso de poseer armamento nuclear.

Ante el desarrollo de tal escenario de guerra mundial, Iberoamérica no escapa del teatro puesto en acción dentro de uno de los principales campos de batalla porque suministra el 25 % de todos los recursos naturales y energéticos que necesitan los EEUU. Además, en los pueblos de Iberoamérica y el Caribe poseen el 25 % de los bosques y el 40 % de la biodiversidad del mundo. Casi un tercio de las reservas mundiales de cobre, bauxita y plata son parte de sus riquezas, y guarda en sus entrañas el 27 % del carbón, el 34 % del petróleo, el 10% del gas y el 8 % del uranio. Y sus cuencas acuíferas contienen el 35 % de la potencia hidroenergética mundial. Cuando hablamos de América del Sur es necesario recalcar su importancia geoestratégica, lo cual puede demostrarse con datos elementales: está compuesta por 12 países, cuenta con 360 millones de habitantes y con una gran identidad lingüística, puesto que predominan el castellano y el portugués, su territorios tiene un área de 17 millones de km2, con lo que dobla al de los EEUU, (9.631.418 kilómetros cuadrados), tiene innumerable cantidad de riquezas minerales y energéticas, biodiversidad, agua, pesca y fauna.

Cuando se habla de la importancia geopolítica y geoeconómica de Suramérica, no hay que perder de vista que el imperialismo estadounidense está pensando en términos mundiales al considerar las reservas de recursos naturales y energéticos. Así ha quedado consignado en las diversas "doctrinas" invocadas en los EEUU, estipuladas de manera unilateral, y basándose en su poderío militar y en su capacidad destructiva rubricada miles de veces con ataques, invasiones, bombardeos, ocupaciones realizadas en todos los continentes durante el siglo XX. En efecto, ya en 1980, por medio de la autodenominada Doctrina Carter, EEUU reclamaba como una cuestión de seguridad nacional que se mantuviera el flujo de petróleo por el Golfo Pérsico, y dispuso la utilización de cualquier medio bélico para garantizar que el crudo siguiera circulando hacia el territorio estadounidense. Aunque esta doctrina es de la época de la Guerra Fría hoy sigue plenamente vigente, por la elemental razón que el petróleo es más importante que nunca y la economía de los EEUU depende en un alto porcentaje (más del 50%) de los hidrocarburos que se encuentran en el exterior.

Tras el fin de la Guerra Fría, el triunfo temporal del capitalismo, hegemonizado por el imperialismo estadounidense, se posiciono en el fortalecimiento del mercado mediante la imposición universal del neoliberalismo, acompañado a su vez de una ofensiva ideológica y cultural tendiente a reforzar los antivalores del "mundo libre", relacionados con el individualismo, el consumo, la competencia, el egoísmo y la lucha de todos contra todos. Desde un principio quedó claro que ninguna de las dos cosas, ni la imposición del mercado capitalista ni el embate cultural, serían posibles sino venían acompañados por el reforzamiento del poder militar.

EEUU como un imperialismo en crisis le apuesta a la guerra como una forma de mantener su resquebrajada hegemonía. Esa guerra combina las acciones bélicas convencionales, como se ha mostrado en Irak, Afganistán, Siria, Libia, Somalia con el combate irregular, sobre todo en aquellos lugares donde su objetivo es derribar a los que concibe como enemigos a su seguridad nacional, porque impulsan proyectos independientes y porque poseen recursos estratégicos que necesita con urgencia para mantener su despilfarrador modo de vida.

El despliegue de la IV Flota, el establecimiento de bases militares en varios países, la intervención en Haití en enero de 2010, el despliegue de la guerra de cuarta generación en varios países de la región forman parte de una estrategia global del imperialismo estadounidense con la intención de retomar el dominio pleno de los territorios del Caribe y de toda nuestra América. Eso aparece claro en el informe del Comando Sur de los EEUU (USSOUTHCOM) titulado "La Estrategia del Comando Sur de los EEUU 2018 Amistad y Cooperación por las Américas", en el que se revela la estrategia de este país para toda Iberoamérica y el Caribe. El Comando Sur es el organismo militar encargado de abordar a toda Iberoamérica, desde el sur de México hasta la Patagonia, incluyendo el Caribe. Su sede está en Miami y cuenta con un personal permanente de 1.400 efectivos militares y funcionarios civiles.

El rey de este tablero de ajedrez, sin duda es la República Bolivariana de Venezuela, es la pieza más cercada por todos los flancos de América del Sur, al oeste por la hostilidad de la implantación de las bases militares de EEUU en territorio colombiano, al este por la rapacidad de Reino Unido a través de la subordinada Guyana inglesa, insuflada actualmente por los oficios de la Exxon Mobile (EEUU-UK) y bajo el control en efecto de nuestra cuenca del Caribe por la IV Flota del Comando Sur. Descontando al Sur por el sur con el gigante de Brasil de Lula y de los BRICS, aliado político-estratégico dentro de la confección SUR-SUR que representa al gran Sur Global de la multipolaridad antiimperialista.

En esta guerra declarada y reconocida en un momento por Obama como a cada ratos por Trump y reforzada en sus movimientos por Biden contra Venezuela, quien juega un papel de primer orden, por la magnitud de sus reservas. Al respecto, en un estudio reciente del Servicio Geológico de los EEUU se calcula que la Franja del Orinoco tiene unos 513 mil millones de barriles, casi el doble de reservas de petróleo que Arabia Saudita, el primer productor mundial de crudo en la actualidad y hasta ahora poseedor de las que se consideraban las reservas más grandes del mundo, con 266 mil millones de barriles. Resulta significativo que la evaluación de un organismo de los EEUU concluya que en Venezuela se encuentran las reservas más grandes de petróleo del mundo y que, además, sea la mayor estimación que hasta la fecha se ha hecho sobre cualquier lugar del mundo. Esto pone de relieve la importancia estratégica de Venezuela para los EEUU, como lo vienen manifestando desde hace algún tiempo diversos ideólogos y portavoces del complejo militar-industrial-petrolero de la primera potencia mundial. Las afirmaciones más enfáticas las hizo el senador republicano Paul Coverdale, primer ponente del Plan Colombia, quien aseguró en 1998 que "para controlar a Venezuela es necesario ocupar militarmente a Colombia".

Colombia, la cabeza de turco desde donde se trazan todas las operaciones tácticas militares de 5 fallidos magnicidios contra la figura del presidente Nicolás Maduro y de espionaje en las estructuras del Gobierno nacional e infiltración permeado a través de redes internas dentro de las capas de las FANB seducidas subterfugiamente en línea directa con la base de comunicaciones y propaganda de Miami. Cuerpos de direcciones políticas (María Corina Machado) identificadas en la oposición lacaya y reaccionaria.

El mejor ataque no siempre es la ofensiva, en este caso, la Furia Bolivariana predispone de un un diseño político-militar-inteligente que ha sabido neutralizar fuertes golpes 2001-2002 y reducir la avanzada despidada del imperialismo sostenida contra nuestro pueblo golpeado por las sanciones económicas, el despilfarro y el sabotaje infiltrado de las quinta columnas que han intentado destruir a la particularidad del proceso revolucionario.

La Furia Bolivariana tiene la tarea histórica de hacerse mucho más fuerte a lo interno desarrollando las habilidades pedagógicas política-geopolítica y las destrezas dialécticas de la gran llave cívico-militar. Recuperando y reforzando las fuerzas del poder popular, empleando el ejercicio técnico-científico de la formación sistemática (carácter amplio/histórico universal) de la militancia orgánica estudiosa del alcance estratégico de la independencia, la militancia orgánica diseñadora de los mecanismos operativos-productivos (campo-ciudad) cuyos puestos de trabajo asentados en la praxis social transformadora de la realidad, impulsen las cadenas de transmisión de la nación (industrial) en la perspectiva de la planificación (militar) y la marcha constructora del socialismo venezolano, de la unidad suramericana, caribeña e iberoamericana (BRICS+).



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1182 veces.



Sergio Gil

Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales.

 sergioconbolivar@gmail.com

Visite el perfil de Sergio Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: