Faro Geopolítico #5. ¿Tienen importancia las vistas de Blinken? ¿Por qué están destinados a perder?

El secretario del Estado norteamericano Anthony Blinken se encuentra en su tercer día de cinco días visitando nueve países de la región de Medio Oriente, un tiempo del que podemos decir, es bastante precipitado teniendo en consideración los objetivos supuestos que se plantean, que en general son "la paz y el respeto a las soberanías", un doble discurso del que ya nos tiene acostumbrado Estados Unidos dentro de su estrepitosa agonía del poder hegemónico mundial. Está crítica la estaremos analizando con mayor detenimiento más abajo del artículo, la posición que ha de tomar y jugar el actor principal de EEUU en la que por un lado promover el llamado a los países de la región el fin de la guerra en Gaza que pese a la extensión del caos se mantiene focalizado en esa zona, sin embargo, puede llegar a convertirse en indetenible ya que ha comenzado a propagarse el fuego en toda la pradera de la región, sobre todo el frente del Líbano que se encuentra a su máximo nivel de tensiones. Y por el otro lado, EEUU apoya todos los operativos logísticos bélicos de Israel y a su vez busca prevenir el desplazamiento humanitario de los palestinos de Gaza, además de querer disuadir los ataques de Ánsar Alá (guardianes de Dios) en Yemen. Todas estas acciones aunque parezcan contradicciones, en geopolítica -no lo son-.

En realidad, está sería la quinta visita de Blinken a Israel y la cuarta a los países árabes en solo tres meses. Blinken aterrizaría en primer lugar de manera curiosa en Creta-Grecia donde se reunió con el Primer Ministro Kyriakos Mitsotakis, para pasar de inmediato a Turquía durante el sábado 6, luego fue a Jordania, de allí paso a Qatar, el día de ayer estuvo en Emiratos Árabes Unidos a primera hora y luego paso a Israel y a Arabia Saudita, para cerrar finalmente en Cisjordania, Ramallah que es la capital oficial de la autoridad nacional de Palestina. En tanto, que la súper cósmica visita de Blinken culminará en el país de Egipto. Considerando que Egipto y Qatar han sido los países de habilitación neutral para la negociación de un cese al fuego permanente en Gaza y llegar a lograr la anhelada paz con el fin de posibilitar la creación de los dos Estados palestinos negada hasta sus últimas consecuencias por la nefasta hostilidad sionista de Netanyahu.

Las visitas que está llevando a cabo Blinken tienen una "coincidencia" y es que finalizará pasado mañana el jueves 11 cuando se inicia la audiencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) en La Haya (organismo dependiente de la ONU) por la demanda interpuesta de Sudáfrica a la que de igual manera se han sumado Bolivia, Bangladesh, Djibouti y Comoras.

Es preciso, destacar la ominosa barbaridad que está manejando el sionismo de Israel por parte de los Ministros Ben Gvir (Seguridad) y Smotrich (Finanzas) del gabinete de coalición de Netanyahu, quienes proponen la transferencia "voluntaria" de los palestinos de Gaza al Congo, sumándose en estos últimos días, dos países más: Ruanda y Chad.

De acuerdo con el plan trazado por Israel, según su Mando mayor militar de operaciones estratégicas, señalan que están organizados sobre tres fases: 1) la primera fase, es la de [invadir a Gaza], pues, está damos cuenta que no la han cumplido a plenitud, conociendo hasta ahora que militarmente no han podido controlar en su totalidad ni el centro tampoco el sur de Gaza. Esto se debe, a las grandes habilidades tácticas que desempeña la guerrilla de Hamas, 2) Una segunda fase, es aniquilar a todo miembro que pertenezca Hamas, acción que ha tenido como primer objetivo el asesinato del segundo comandante del Buró político de Hamas, Saleh Al Aruri que residía en el barrio "Dahie", al sur de Beirut, Líbano, y la tercera fases que no está muy bien explicada, cunando no se han cumplido las dos anteriores, 3) se refiere a "bajar la intensidad de la campaña" (incluso ha habido varias brigadas militares que han sido sacadas del teatro de operaciones del norte de Gaza).

De tal manera, que todas las partes involucradas en la escalada del conflicto en la región, tienen en común el interés de que no se llegué a consolidar la explosión total de una guerra definitiva que sea imparable. Entonces ¿Con quién es el conflicto regional? La respuesta, es con Irán, se trata de una guerra de forma encubierta, en la que el Estado de Israel está empujando a Estados Unidos para que no solo frené sino liquidé el avance geoestratégico que desarrolla a pasos agigantados el país persa en toda la región que es junto con Eurasia la región más importante del planeta en el contexto histórico actual, cuyo contrapeso al declive de la hegemonía de EEUU está puesto sobre los colosos emergentes de una nueva perspectiva geopolítica, la multipolar, cada vez más exitosa en el liderazgo potencial de China y Rusia que son aliados de Irán.

Teniendo como insumo estos antecedentes, podemos responder la pregunta planteada en el título de este quinto análisis que le presentamos. ¿Tienen importancia las visitas del Secretario de Estado de EEUU, Blinken a Medio Oriente? Su importancia está sujetada únicamente y exclusivamente en poder limpiar el desastre que Israel le ha causado al propio Estados Unidos que es su máximo aliado. Una encomienda por demás de difícil de poder llevar a cabalidad, ya que requiere en muy poco tiempo poner a salvo la imagen de triunfo construida por el poder de los medios masivos de información de que Israel ha destruido y triunfado sobre Gaza. Una posición que fuera del cuestionamiento crítico de la realidad y de las herramientas del análisis geopolítico, superficialmente a los ojos del mundo parece ser que Israel ha triunfado, teniendo en frente datos duros como lo es la destrucción del 70% de la infraestructura civil de Gaza (hospitales, escuelas, mezquitas, edificios, casas, etc.) realizado con el fin de que la población civil no regrese a sus lugares y se desplacen fuera del territorio. Siendo realmente como hemos dicho en nuestra hipótesis que suma a la de muchos otros analistas internacionales que el verdadero desafío del imperialismo estadounidense y de Occidente es llegar a neutralizar a Irán.

De tal forma que la respuesta anterior presentada como hipótesis de análisis, nos lleva a la otra pregunta ¿Por qué están destinados a perder? Se debe a los factores que se expresan en las diferentes dimensiones de la geopolítica que han atravesado las posiciones del movimiento estratégico que representan actualmente los diferentes actores cuales los han puesto en nuevas condiciones internacionales, de acuerdo a las jugadas o planteamientos tácticos fallidos en el tablero geopolítico de la guerra convencional y no convencional.

La mejor visualización directa para dar cuenta de ello, es la nueva fase post Ucrania, en este escenario quienes son los grandes perdedores, son tanto Ucrania, como la Unión Europea. Perdió también Netanyahu que era aliado de Zelensky.

Salvando estas realidades, Estados Unidos se dispone a reponerse con un triunfo sobre Gaza para llegar a vencer a Irán que es el objetivo de máximo valor y peso geopolítico pero que no es del todo consolidado. Porque en el segmento de la guerra de guerrillas son minúsculas ante Irán. Todo ello, aunque sean siete frentes orientados a la generalización del caos en la región para poder disuadir al enemigo, tratarlo de llevar a un flanco con mayo despeje de maniobra para sus ataques en la confrontación bélica directa que en esta nueva generación se gesta entre múltiples capas de operaciones de desgaste de todo tipo material, mental, manipulación de la información, logístico, financiero, sanciones, bloqueos económicos, atentados, etc.

Cuando en realidad, todo se resume, en una guerra que es la que busca Netanyahu de EEUU contra Irán, sobre la que de forma directa intervendría Rusia y China porque son parte de los intereses en conjunto del que está atravesado como nodo geoestratégico por el que pasa el (corredor Norte-Sur de Rusia que llega hasta la India) y por Irán pasa también la (Nueva Ruta de la Seda), una nueva era multipolar que está conformado en los BRICS+ al que apunta EEUU y sus aliados de Occidente en el diseño de su estrategia de guerra no convencional llegar a destruir antes de su máxima consolidación internacional.

Otro factor medular, es el de las elecciones presidenciales en EEUU que juega un condicionante vital en cuanto a la palestra de sostener y tratar de definir el entramado de situaciones en la que se posiciona al presente Biden que lo colocaría contra las cuerdas, ya que según todas las encuestas colocan a Trump como el gran favorito a ganar la contienda presidencial que se une a algunas divergencias o fricciones entre Netanyahu y Biden. Considerando el poderoso lobby sionista israelí que controla a su favor Netanyahu dentro del Congreso de EEUU, quien conoce las contradicciones del sistema político estadounidense, Netanyahu tendría un As debajo de la manga que sabe sobrellevar la sagaz habilidad de inteligencia política en ese mundo espurio del poder mundial y otro elemento a tenerse en cuenta es la salida a través de un golpe suave de Estado, entre otras argucias tránsfuga de ese nivel.

A su vez, de último momento, la conocida extraña situación en el que Lloyd Austin, Secretario de Defensa de Estados Unidos, se encontrará ausente por cuatro días sin tener sucesor en el rol de su cargo de Estado, siendo el segundo en la cadena de mando por debajo del presidente Joe Biden dentro de las Fuerzas Armadas. Austin fue miembro del Consejo de Administración de (Raytheon), una de las máximas beneficiarias en las dos guerras tanto de Gaza como de Ucrania de las que han sacado extravagantes ganancias el Complejo Militar Financiero de EEUU.

Por último, recalcamos que el máximo factor geoestratégico en la actualidad ante la fase de post Ucrania, es la derrota de Ucrania. De nuestra parte hemos dado esta prospectiva desde el primer día de inico de las confrontaciones antes de que llegasé la confrontación ahora a las inmediaciones de Bélgorod. Todavía hace falta mucho para que sea oficial la derrota de Ucrania. Sin embargo, podemos acudir a leer al gran demográfo y politológo francés Emmanuel Todd, citado en sputnik https://sputniknews.lat/20240107/un-historiador-frances-estima-una-derrota-inminente-de-la-otan-en-ucrania--1147200663.html

En ese interín de las consecuencias que de forma aceleradas se aproximan con mayor velocidad al bloque perdedor que sería EEUU, la OTAN y la Unión Europea, el Occidente anglosajón estarán cada vez más debilitados porque en la búsqueda de aliados y compromisos como los que ha ido a buscar Blinken, encontrarán como respuesta cercos y alejamientos a la toma del pulso diplomático y geoestratégico en Medio Oriente y, en esa parte de los Balcanes en Ucrania, así como también el juego de cartas que se presentará el primer martes de noviembre en curso cuando se lleven a cabo las elecciones presidenciales estadounidense. Teniendo en cuenta que de ganar Trump, éste no tiene intereses en conjunto ni con Zelensky ni con el Estado de Ucrania, de quien el general McDonald quien fue uno de sus asesores ha manifestado que Zelensky ha perdido la guerra en Ucrania. Dinámica que va en evolución y de materializarse de esta forma no favorecería de ningún modo a Israel porque de llegar a destruir a Gaza, donde 500 mil soldados pertechados con el mejor equipo de guerra modernizado se enfrentan a 10 mil guerrilleros de Hamas equipados con el 90 % de su logística de guerra son armamentos de hace cincuenta años de la II Guerra Mundial y que frente a su resistencia juegan a la movilidad dentro de una red de túneles que han creado durante decádas que es su mayor arma de disuasión para nada fácil de desmantelar, al igual que Hezbollah.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 979 veces.



Sergio Gil

Licenciado en Ciencia Política y Relaciones Internacionales.

 sergioconbolivar@gmail.com

Visite el perfil de Sergio Gil para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: