Con Milei gana todo lo que está contra el pueblo y pierde todo lo que está a favor del pueblo

Las elecciones presidenciales del domingo 19 de noviembre celebradas en Argentina en las que resultó ganador el extremista derechista Javier Milei con 56,6% de los votos (14.476.462) frente al candidato oficialista Sergio Massa que obtuvo el 44,3% de los votos (11.516.142), significa lo máximo que puede ocurrirle a un pueblo y humanidad en su contra; en lo particular y en general. Esto por dos razones fundamentales: la primera, por contundente y terrible arenga antipopular, inhumana y anti política que con amenazas de todo tipo manifestó el furibundo candidato Milei teniendo como plataforma todo el apoyo mediático argentino y global del poder capitalista imperialista; la segunda razón, por el fuerte respaldo electoral que de ese 56,6% de los votantes tuvo de parte de jóvenes y pueblo empobrecido, desencantado y excluido que finalmente eligió como Presidente a Milei y a Victoria Villarruel como Vicepresidenta, acompañando con ese apoyo fuerzas de extrema derecha que libremente proclamaron ejecutar una política económica de shock neoliberal capitalista y restaurar un régimen sujeto a cánones de un régimen y dictadura militar como la tuvo y sufrió Argentina entre 1976-1983.

Esta afirmación sustentada en estas razones no constituye ninguna exageración ni elucubración alguna, por cuanto Javier Milei fue un candidato que triunfó exponiendo su proyecto electoral de extrema derecha con lenguaje y arenga altanera, soez, desafiante, directa, amenazante, manipuladora y contradictoria. Contó con el apoyo de poderosos medios mediáticos argentinos y globales de TV., prensa y electrónicos que con toda su fuerza mediática se explayaron reproduciendo sus destempladas y fatídicas afirmaciones, como las siguientes: que acabaría con la casta política destructora del país; que el Papa Francisco es comunista; que la justicia social es un fraude; que es mentira la muerte y desaparición de 30.000 mil personas por represión, torturas y percusión de la sanguinaria dictadura militar Argentina; romper relaciones con Brasil por ser Lula Da Silva comunista y con China por igual razón; que privatizara todo lo privatizable del Estado, dolarizar totalmente la economía argentina; perseguir y reprimir a quienes se opongan a sus planes económicos, sociales y políticos; reducir al mínimo al Estado; acabar con el kirchnerismo; privatizar la ciencia y tecnología argentina; privilegiar y fortalecer ante todo los lazos con EEUU e Israel, permitir la venta de órganos humanos, compra y venta de armas y otras cosas más con igual tono apocalíptico y no de menor importancia. Pero no solo lo hizo Milei sino también su candidata a Vicepresidenta electa, Victoria Villarruel, que con lenguaje leguleyo, amenazante y prepotente, se refirió a asuntos como: no negar su actuación de apoyo, respaldo y rescate a dictadores y torturadores durante la dictadura militar argentina; negar la existencia de un terrorismo de Estado durante la dictadura militar; y referirse en los peores términos a las Madres de la Plaza de Mayo, a víctimas y familiares de personas torturadas, perseguidas, desaparecidas y asesinadas durante nefasto periodo criminal militar.

Otra razón digna de destacar está en que al interior de Argentina personas con una visión crítica, alternativa emancipadora y con un proyecto de transformación sustancial al sistema o formación social capitalista han de continuar investigando cómo fue que un elevado número de jóvenes y sectores del pueblo constituyó la principal fuerza y plataforma electoral del combo Javier Milei y Victoria Villarruel que expusieron con claridad sus concepciones políticas e ideológicas dictatoriales neofascistas. Esta investigación por cuanto es necesario tomar en cuenta para mayor conocimiento los análisis que argentinos/as hagan de la derrota que sufrió Sergio Massa, el gobierno de Alberto Fernández, el peronismo y el conglomerado político y social que le dio apoyó asumiendo que este candidato era el mal menor ante lo que significativa Javier Milei como candidato a Presidente y Victoria Villarruel como Vicepresidenta de Argentina.

No obstante, hay que comprender que el triunfo de Javier Milei no es ajeno al contexto latinoamericano, caribeño y mundial del poder político, mediático y militar creado por la extrema derecha y gobiernos imperialistas capitalistas en la defensa a ultranza de este orden global hegemónico (en este sentido, más adelante se hacen un conjunto de consideraciones a este respecto).

En principio desde Argentina y otros países hay artículos publicados en diversos medios analizando globalmente el triunfo de Milei, lo que representa la derrota del Sergio Massa y lo que viene para ese país austral, en particular, y significa para América Latina, el Caribe y el mundo, en general. Entre las causas del triunfo de Milei y derrota de Massa que se exponen están:

1.El mal gobierno de Alberto Fernández y entre otras razones por total abandono a las propuestas que planteó como candidato en 2019 para satisfacer necesidades y mejorar condiciones de vida del pueblo, trabajadores/as, jubilados/as y sacar a Argentina de la grave crisis económica, social y política en que la colocó el ex presidente Mauricio Macri (2015-2019).

2. Por el mal gobierno del presidente Fernández trabajadores/as sus salarios e ingresos están entre los más bajos de América Latina y el Caribe sufriendo la permanente subida especulativa de precios de bienes y productos e incremento constante del valor del dólar.

3. Reconocer, no haber condenado y llegar a un acuerdo con el FMI para cancelar el perverso, corrupto, ilegal préstamo que presidente Mauricio Macri solicitó y obtuvo del FMI por 45.000 millones de dólares que al final fue destinado a beneficiar poderosos grupos económicos-financieros y fondos buitres que lo utilizaron en la fuga de capitales y divisas de Argentina.

4. La candidatura de Sergio Massa con una trayectoria política de estrechos vínculos con los EEUU, líder de su partido de derecha Unión del Centro Democrático (UCEDE), apoyando la candidatura victoriosa de Mauricio Macri (2015) en contra del candidato peronista Daniel Sciole, ser fuerte oponente a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner durante un tiempo determinado y Ministro de Economía del presidente Fernández encargado de implementar el paquete económico neoliberal firmado con el FMI, constituyó todo ello una clara desventaja e incredibilidad ante el pueblo más empobrecido de Argentina e importante sector político contestatario de este país.

5. Al agotamiento y pérdida política e ideológica del peronismo frente a las nuevas realidades y circunstancias que vive Argentina y crisis estructural global del capitalismo y haberse convertido en un movimiento difuso, ambiguo y perdido en múltiples fracciones e interesas de todo tipo que van desde los económicos, burocráticos, grupales y manifestaciones en su interior de variadas y distintas expresiones de derecha, extrema derecha, progresistas y signos de izquierda.

6. Hay un escrito de Aram Aharoniam que citamos que fortalece lo dicho aquí sobre la derrota de Sergio Massa y el triunfo de Milei: "Milei era un autsider en el campo político. Pero en lo mediático: fue el economista más consultado por programas de radio y TV. Desde 2018, en una construcción mediática prolijamente planificada, señala Atilio Boron (…) En su triunfo jugo un papel esencial la juventud (más de 8 millones de jóvenes entre 18 y 29 años) víctima del proceso de informalización, desalarización y precarización laboral que no encontraron excusa para inclinar su voto a favor del candidato oficialista" (Argentina, lo que vendrá en Rebelión 24/11/2023).

7. Otra opinión a resaltar es la ofrecida en Diálogo con el sacerdote Paco Olveira publicada en Página 12 (24/11/2023) titulada el cura que hizo una advertencia a votantes, de la que se cita lo siguiente:

"Aniquilar al Estado y a la gente le va a ir mal (…) Yo sí creo que sí a Milei la va bien, al país le va a ir mal. Se va a concentrar la riqueza, va aniquilar el Estado y a la gente le va ir mal (…) La mayoría de los que votaron por Milei le inyectaron odio al peronismo, al kirchnerismo y el voto por que no le alcanzará la plata y pensó que ésta puede ser una opción para vivir un poquito mejor, la diferencia es que no son los mercaderes, son las víctimas de los mercaderes".

8. Igual artículo a citar es de Javier Talcachier publicado en Rebelión (25/11/2023) titulado Encender la luz ante la oscuridad que avanza, abunda en aspectos que son importantes resaltar en especial por cuanto expone aspectos sobre el elevado voto de jóvenes hacia Milei:

"La inclusión que no supimos conseguir

(…) La muy difícil situación socioeconómica de amplios sectores de la población y la necesidad de reemplazar a sus visibles responsables políticos, aparece como una clave insoslayable en el análisis (…) La precariedad y la informalidad laboral se han vuelto materia acostumbrada, sobre todo entre los jóvenes (…)

Los responsables ocultos

Hay actores de esta trama destructiva que son invisibles a los ojos del pueblo, aclamado por la demagogia discursiva como "el soberano" de la democracia. Son los grandes fondos de inversión especulativos y las corporaciones transnacionales en las que el sistema capitalista sintetiza su afán de acumulación (…)

Asimismo, no puede obviarse en ningún análisis la feroz puja geopolítica en curso entre el decaído pero todavía influyente poder de Estados Unidos de América frente al avance de China y otras potencias emergentes que representan el fortalecimiento de un mundo pluripolar. Sin duda el alineamiento automático de Milei con los intereses estadounidenses y su reivindicación del "mundo libre" expresa a quienes sin aparecer públicamente la han brindado apoyo de diversas maneras desde fuera del país (…)

Desestructuración y ciclos generacionales

Para muchos, por otra parte, el resultado electoral ha sido sorprendente dado significativo apoyo que cosechó la candidatura de Sergio Massa por parte de instituciones, partidos, movimientos sociales, entidades deportivas y sindicales, diversos colectivos o personalidades de la cultura y la ciencia entre otros tantos. Esto revela el abismo existente entre la porción organizada de la sociedad, que no ha logrado influir suficientemente sobre un enorme grupo que no se siente identificado ni representado, mucho menos orientado por esas orgánicas.

Sucede que hay un proceso en curso poco mencionado por los analistas políticos, que es la desestructuración de los lazos sociales. Esta desestructuración que podría simplemente ser atribuida a la ideología del individualismo propia del neoliberalismo, tiene sus raíces más profundas en las aceleradas transformaciones ocurridas en los últimos años, que han cambiado sustancialmente las modalidades laborales y económicas, pero fundamentalmente las relaciones personales la actividad cotidiana y la estructura social en su conjunto (…)

Esa asfixia y sufrimiento existencial campea hoy largamente en las nuevas generaciones, para las que la situación de violencia y falta de futuro es angustiante (…) En el caso de ese amplio conjunto de jóvenes -sobre todo del género masculino según diversas consultoras- donde Milei cosechó votos, hay otro componente a destacar. Es la característica de una memoria generacional distinta a la de las generaciones precedentes. Memoria juvenil para la cual, mayoritariamente, transcurridas ya cuatro décadas desde el regreso a la democracia, no tiene tanto impacto la tragedia de la dictadura de los años 70, y para la que cobran más relevancia vivencias resientes y la preocupación por el futuro. Desde su presente, los jóvenes, aunque parezca inverosímil a las cohortes encanecidas, probablemente no se identifican y hasta se rebelan a narrativas que pensaban instaladas para siempre (…)".

Para ampliar este análisis sobre la elección de Javier Milei se incorporan aspectos significativos vinculados al contexto global del mundo, puesto que están dentro de la estrategia de dominación capitalista neoliberal hegemonizada por EEUU, Reino Unido, OTAN y Unión Europea que luchan criminalmente (como siempre) para mantener. El plan de Milei como Presidente se inscribe en este contexto global de reproducción y hegemonía capitalista.

En primer lugar, su concepción y diatriba anticomunista se vincula con el interés del imperialismo norteamericano, partido franquista de extrema derecha Vox de España y países de la llamada Europa oriental por restaurar la Guerra Fría que lideró EEUU en el mundo contra la entonces Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URRS hoy República de Rusia) durante la segunda mitad del siglo XX, al final de la Segunda Guerra Mundial y hasta los primeros años de 1990. Demuestra esta actitud y política Milei al haber dicho que el Papa es comunista; que romperá relaciones con Brasil por que Presidente Lula Da Silva es comunista por igual razón con China; que no establecerá relaciones con países gobernados por comunistas; y privilegiar y estrechar sus lazos con los Estados Unidos e Israel son claras demostraciones e intenciones hacia el fortalecimiento de esta estrategia militar, política y cultural hegemónica imperialista unipolar.

En segundo lugar, por su radical, recia y leal convicción capitalista neoliberal (se hace llamar anarquista liberal) dispuesto a ejecutar su plan hasta las últimas consecuencias valiéndose incluso de un Estado represor y autoritario, no expresa sino estar siguiendo los cánones y parámetros de sus maestros y pensadores liberales y neoliberales más influyentes en su formación extremista. Su arenga en contra la justicia social al decir que es un fraude; proclamar que privatizará todo lo privatizable del Estado, reducir al mínimo el Estado, dolarizar totalmente la economía argentina, perseguir y reprimir a quienes se opongan a sus planes y programas económicos, políticos y sociales, privatizar la ciencia y tecnología argentina, son entre otras afirmaciones clara demostración de esta convicción, actitud y política autoritaria dispuesta a ejecutar el futuro Presidente Milei. Este planteamiento lo sustentaré en una amplia cita que se hace más adelante a este respecto sobre la concepción de libertad de Milei.

En tercer lugar, se ha demostrado que en toda su campaña Javier Milei recibió el apoyo manifiesto de sectores de extrema derecha de Europa exponentes del fascismo y el franquismo prevaleciente en partidos como Vox en España e Italia, entre las cuales está la Primera Ministra de este país, ex presidentes e intelectuales de derecha monárquica de América Latina que aplicaron con toda la violencia del caso el neoliberalismo capitalista y defensores de este régimen económico como José María Aznar, Vicente Fox, Felipe Calderón, Andrés Pastrana, Álvaro Uribe, Iban Duque, Donal Trump, Jair Bolsonaro y Mario Vargas Llosa; entre otros intelectuales.

En cuarto lugar, el triunfo de Javier Milei se une y es continuación de la política intervencionista imperial de EEUU, UE y OTAN contra gobiernos revolucionarios, izquierda y denominados progresistas que EEUU ejecutó a lo largo del siglo pasado y siglo XXI en América Latina y el Caribe. En particular, por la pertinencia y vigencia que ello adquiere en estos momentos vale resaltar y exponer la política intervencionista que ex presidentes George W. Busch (2000-2008) y Barak Obama (2008-2016) en el mundo, América Latina y el Caribe. Pero en especial la ejecutada por Barak Obama y su Secretaria de Estado Hilary Clinton a partir de 2009 para derrocar con golpes de Estado y parlamentarios a presidentes electos democráticamente que realizaron significativas transformaciones económicas, sociales y políticas a favor de sus pueblos, como ocurrió con los Presidentes Manuel Zelaya en Honduras (2009), Fernando Lugo en Paraguay (2012), destitución parlamentaria vía golpe de Estado de Dilma Russef en Brasil (2016), Evo Morales en Bolivia (2019) y destitución en diciembre de 2022 del presidente del Perú Pedro Castillo por cuestionado por el pueblo Congreso de esa nación a quien por lo demás corrupta oposición le hizo la vida imposible para gobernar; así como persecución y guerra legal de parte de jueces y fiscales corruptos contra ex Presidentes para inhabilitarlos políticamente siendo el caso de Rafael Correa en Ecuador, Lula Da Silva en Brasil y últimamente contra ex Presidenta y actual Vicepresidenta de Argentina Cristina de Kirschner e intento de su asesinato en (2022). Como también la continuación del bloqueo criminal imperialista contra la República de Cuba por más de sesenta años, y aplicación de medidas igualmente imperialistas contra República Bolivariana de Venezuela y Presidente Nicolás Maduro (2013-2019) (2019-2025) mediante la resolución Ejecutiva de Barak Obama emitida en 2015 de declarar a "Venezuela un enemigo inusual y extraordinario de EEUU" (incluso se planificó el fallido intento de asesinarlo en agosto 2018), toda esta intervención continuada por ex presidente Trump (2016-2020) y actual presidente Joe Biden (2020-2024) dirigida a derrocar al Presidente Maduro y derrumbar el proceso revolucionario iniciado y liderado por el Presidente Hugo R. Chávez Frías (1999-2013); contando en este plan conspirativo con la UE y países lacayos de América Latina como el fenecido y mal llamado Grupo de Lima.

En quinto lugar, a esta política intervencionista imperial descripta en el punto anterior hay que agregar la profunda y constante labor de ideologización neocolonial cultural de desinformación, contra información y penetración y afirmación de imágenes, mensajes, símbolos y demás instrumentos psicológicos, sociales y económicos que las redes mediáticas-tecnológicas transmiten al mundo desde sus matrices de poderosas empresas multinacionales localizadas principalmente en los Estados Unidos. Toda esta difusión e invasión masiva y constante dirigida básicamente a la generación joven en la producción de actitudes; despolitización; pérdida histórica de la memoria e identidad de los pueblos y países en favor de valores de individualismo, pragmatismo, banalizar y uso utilitario en relaciones sociales, interpersonales y familiares; estigmatizar y generación de odio al contrario. En el caso de los jóvenes de Argentina que votaron a favor de Javier Milei la política cultural e ideológica utilizada y planificada por las redes sociales incluyendo el poder absoluto que las empresas periodísticas y televisoras controlan este espectro en Argentina, se convirtió en un factor determinante para atraer y vender en jóvenes actitudes a favor de ese candidato.

La propia utilización de una motosierra como símbolo político de Milei para mostrar su fuerza destructiva hacia la llamada por él casta política evidencia como medios de TV. Radio y tecnológicos mediáticos lo apoyaron frenéticamente, por cuanto siendo que un candidato distinto utilizará un instrumento que es empleado por mafias del narcotráfico para descuartizar cuerpos inmediatamente hubiese sido condenado. En todo caso Milei antes que simbolizar una vida digna, saludable, de bienestar social y personal, pueblos independientes, soberanos y pleno desarrollo autosostenido y autónomo, es expresión de destrucción e inhumanidad.

En sexto y último lugar, se hace esta cita de un artículo que muestra y explica con profundidad teórica e histórica como es para Milei su concepción de libertad y las ideas que en tal sentido tuvieron sus maestros más influyentes, cuestión que deja claro sus fundamentos económicos, políticos, de seguridad y defensa en casos que tenga que aplicar medidas extremas que las condiciones lo exijan o él lo decida.

A continuación se cita el artículo en referencia

"Cuál es el concepto de "libertad" que profesa Milei? Por Vladimir L. Cares (Página 12 25/11/2023)

De acuerdo a su sustento teórico, el presidente electo la entiende en su versión negativa, priorizando el aspecto económico por sobre el civil. Sus mentores intelectuales son Ludwig von Mises (1881-1973) y Friedrich Hayek (1899-1992) (…)

La libertad individual es innegociable en esta tradición, forma parte del derecho natural de las personas y no puede permitirse la intrusión del Estado en la misma. En todo caso el ordenamiento jurídico de un país solo tiene como rol central impedir que el Estado pueda interferir en los derechos inalienables de los individuos (…)

El destacado filósofo liberal Isaiah Berlin publicó en 1958 un texto. Two Concepts of Liberty que sintetiza en dos concepciones: se llama libertad positiva aquella que privilegia la autonomía del individuo: libertad negativa, por el contrario, se afirma en la idea de la carencia de cualquier coerción sobre una persona.

Libertad negativa. Berlin desarrolla en su texto y que tiene mucho que ver con el derrotero de von Mises y Hayek (y por ende con Milei) es la que considera que la libertad negativa no es contradictoria con regímenes autócratas, ya que lo importante no es preguntarse quién está gobernando, sino si tal gobierno ejerce alguna coerción específica sobre el ciudadano (…)

Hayek abraza de manera consistente el núcleo argumental de la libertad negativa. En su libro la Constitución de la libertad (1960) afirma que "el estado en virtud del cual un hombre no se haya sujeto a coerción derivada de la voluntad arbitraria de otro o de otros se distingue a menudo como "libertad individual" o personal (…) Dicho esto en dónde pone Hayek el énfasis, en las libertades civiles o en la libertad económica? (…)

Si para Hayek el mundo es el grado más alto de la evolución humana y en donde la piedra de toque allí es el irrestricto apego y protección de la propiedad privada se comprende que para el autor austriaco la libertad económica es la más importante instancia a tutelar.

Apoyo a regímenes autoritarios

Para Hayek y von Mises su principal influencia, la libertad económica debe primar sobre todo. Para Berlin no existía contradicciones sobre la libertad negativa y los regímenes autocráticos. Para Mises era el recurso idóneo para enfrentar la amenaza del bolchevismo a la sociedad occidental pero esto solo podría hacerlo un movimiento que no trepidara en utilizar los mismos métodos que su adversario. Para Mises este papel lo cumplió con creces el fascismo. De todas maneras, von Mises entendía que la violencia sin cuartel era un expediente provisorio, pues a largo plazo el triunfo de las ideas liberales solo sería posible mediante el uso de la fuerza de las ideas. La opinión de Von Mises respecto al fascismo queda claramente especificada en su libro Liberalismo en su tradición clásica (1972)

Dice:" No se puede negar que el fascismo y movimientos similares que apuntan al establecimiento de dictaduras está llenos de las mejores intenciones y que por su intervención ha salvado, por el momento, la civilización europea. El mérito que el fascismo ha ganado vivirá internamente en la historia. Pero, aunque, su política ha traído la salvación por el momento, no es el tipo que podría promover el éxito continúo. El fascismo fue una improvisación de emergencia" (…)

Como puede apreciarse en el texto anterior, en épocas de crisis y amenaza al régimen capitalista la reacción fascista es imprescindible a la hora de salvar al sistema (…)

Asimismo, en 1978 Hayek se dirigió por carta al diario The Times. Allí afirmaba la existencia de casos en donde las libertades públicas eran mejor custodiadas por gobiernos autoritarios que por regímenes democráticos. Mencionaba por ejemplo al Portugal de Salazar y al Chile de Pinochet. Con referencia a Chile Alan Ebenstein, biografío de Hayek afirmó que en ese tiempo en toda América latina no había ningún gobierno totalitario y que el único existente en esa región había sido el Chile de Allende. Por último recordemos que en entrevista que le realizará en 1981 el diario El Mercurio Hayek sostenía que una "dictadura puede ser un sistema necesario durante un período de transición. A veces es necesario, es posible que un país tenga durante un tiempo alguna forma de poder dictatorial. Como comprendería, es posible que un dictador gobierne de manera liberal. Y también es posible que una democracia gobierne con total falta de liberalismo. Pero realmente, prefiero un dictador liberal a un gobierno democrático carente de liberalismo"

Ante la pregunta del título, la respuesta es "la que le han enseñado sus maestros: que la libertad sea entendida en su versión de "libertad negativa"; que lo esencial es la libertad económica dentro de un régimen de mercado, que las libertades civiles están supeditadas a la vigencia de la libertad económica y por ello la democracia es deseable pero no imprescindible; que en determinadas situaciones la violencia fascista es necesaria para enfrentar las crisis sistémicas graves" (Página 12 25/11/2023).

Para terminar de exponer y complementar este punto de la libertad concebida por Milei que explica Javier L. Cares y las enseñanzas de sus maestros entre ellos Von Mises y Hayek con tan claro vínculo político libertad-fascismo-regímenes autoritarios, citemos a John Kenneth Galbraith que describe otra cara que ambos economistas liberales austriacos muestran frente a los más débiles y necesitados del mundo.

Escribe Galbraith:"(…) especialmente Von Mises y Von Hayek, coincidían en el dogma según el cual toda desviación de la ortodoxia clásica constituía un paso irreversible hacia el socialismo. Para ellos, si se considera la variedad de las necesidades humanas y la complejidad de la estructura de capital y trabajo requerida para satisfacerlas, el socialismo es una imposibilidad teórica (y práctica) que, por otra parte, se halla intrínsecamente en conflicto con la libertad. El subsidio de desempleo, las pensiones para la vejez y la asistencia a los pobres conducen a la represión socialista y a la consiguiente degradación del espíritu humano. Mediante esas reformas no se salvaría al sistema capitalista, sino que se le destruiría" (Historia De La Economía 2003:208).

Así que, lamentablemente, para Argentina con toda esta realidad analítica aquí esbozada lo que habrá de confrontar ante un Presidente electo con una Vicepresidenta que lo acompaña en todas sus concepciones económicas, anti políticas y lo reafirma en materia de seguridad y defensa frente cualquier resistencia por parte de la población en reacción por ejecución de extremista plan de shock neoliberal, resulta algo que habrá que esperar que es lo que pasa; aun cuando son muchas las perspectivas que en tal sentido se han expuesto. Es tanto cómo comprender con toda la profundidad del caso con la situación inverosímil que haya habido millones que votaron por Milei (entre ellos jóvenes y personas de extracción popular sumida en la pobreza y la exclusión social) que entre cosas contradictorias manifestó "acabar con la casta política por haber destruido a Argentina" y, sin embargo, terminó aliándose con lo peor de esa casta política para gobernar representada en el inefable ex presidente Mauricio Macri que entre las cosas más graves e imperdonables que hizo contra Argentina y su pueblo fue endeudarlos conscientemente por 100 años como consecuencia del perverso y corrupto préstamo que solicitó y concedió el principal factor financiero y expoliador imperialista contra pueblos y países Fondo Monetario Internacional bajo la presión del entonces Presidente norteamericano Donal Trump. En este poder financiero global no hay que olvidar a otro sin par: Banco Mundial.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1313 veces.



Amado Moreno Pérez

Sociólogo (UCV). Profesor Titular activo de la Universidad de Los Andes. Dr. En Ciencias Humanas.

 amadoula@hotmail.com

Visite el perfil de Amado Moreno Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: