China y la traición de Chiang Kaishek

Permítasenos comenzar estas ideas con una obligada mención del político venezolano, don Rómulo Ernesto Betancourt Bello, aka "El Tigre de Guatire", quien se expresó con muy duros conceptos al referirse al General Chiang Kaishek cuando éste decidió traicionar al "Frente Unido" en aquel abril de 1927 aun cuando Betancourt se manifestara en algún momento de principios de la década de los años 30 del siglo próximo pasado cuando aún se encontraba exiliado del gobierno del General Juan Vicente Gómez.

Es de obligación histórica precisar que la constitución del "Frente Unido" ocurrida durante la China Republicana sería el resultado de una ardua como difícil negociación política por ideológica por parte de los "puros" del PCCh. El "Frente" se acuerda después de una negociación entre los partidos políticos del Guomindang liderado por Chiang Kaishek frente al novel Partido Comunista Chino (PCCh) bajo la supervisión de Mihail Borodin, personaje histórico a quien se le ha titulado, académicamente, como el "Hombre de Stalin in China".

Quizás aquella traición de Chiang Kaishek a la cual se refirió Betancourt haya ocasionado la militante animadversión del "Tigre de Guatire" hacia Stalin y su "Política de Estado" de imponer aquella línea político-ideológica de "salvar a la URSS" de las fuerzas contrarrevolucionarias internas ("rusos blancos") como extranjeras.

Entrando en el tema referido en el título del presente trabajo deberíamos precisar, en nuestro criterio, la complejidad de China como nación junto con su antropología cultura así como se expresa, públicamente, su Política en su marco histórico de más de 5 mil años.

El tiempo histórico al que nos referimos como el personaje también histórico, Chiang Kaishek, se encontraban circunscritos en una muy compleja realidad mundial cuando los imperios europeos, el Imperio del Japón y los Estados Unidos de Norteamérica, vivían inmersos en sus profunda crisis paradigmáticas como en escenarios bélicos cuales "tocaron" las realidades cotidianas estructurales que se vivían en China desde la fundación de la Primera República de 1911.

El objetivo político-militar del general Chiang Kaishek cuando suscribió las políticas propuestas del "Frente" era la conformación de un ejército profesional formado por las juventudes nacionalistas de clases medias y altas chinas que serían entrenadas en la Academia Militar de Whampoa bajo la dirección de los asesores militares soviéticos y la doctrina de los "Tres Principios del Pueblo" de Sun Yatsen.

La "Expedición al Norte" de las tropas nacionalistas del Guomindang acompañadas por cuadros del PCCh quienes iban en avanzada de pueblo en pueblo conversando y convenciendo a sus habitantes de los significados contenidos en aquellos escenarios militares.

Aquel proceso militar triunfalista bajo el liderazgo de Chiang Kaishek lo llevó a objetivar su propio futuro como máximo líder chino junto con la realidad ideológica que estaba en curso en la ciudad de Shanghai cuerpo urbano que estaba controlado por las "mafias blancas y verdes" militantemente anti-comunistas.

Chiang necesitaba demostrar las importancias de sus políticas nacionalistas tanto como su militancia anti-comunista ante las burguesías urbanas como a las referidas mafias chinas. Para lograr ese convencimiento tomó la decisión de "romper con el Frente" junto con el acuerdo alcanzado con la "mafia verde" de perseguir, fusilar y decapitar a los cuadros del PCCh de Shanghai al tiempo que perseguir y expulsar al ala de las izquierdas del Guomindang.

¿Cuáles son las lecciones que se extraen de lo ante expuesto?

En primer lugar, las debilidades formativas de los cuadros del PCCh cuando el partido se encontraba inmerso en fuertes contradicciones motivadas a los enfrentamientos entre los seguidores a la línea de León Trotsky frente a las instrucciones emitidas desde Moscú por Joseph Stalin basadas en la perentoria necesidad de la supervivencia de la URSS más como nación que como revolución.

Es decir, para Stalin era no solo necesario sino obligante que los cuadros del PCCh se mantuvieran en estricta obediencia a la "línea-Moscú", también denominada como la "línea del Comintern", aun a costa de las vidas de los cuadros del novel PCCh.

Ante aquella realidad, Mao Zedong, al objetivar los diferentes escenarios políticos y militares, se sublevó militantemente desarrollando una "política putchista" en la segunda mitad de 1927 que concluiría en la "Comuna de Cantón" y su fracaso.

El segundo escenario fueron las debilidades e indecisiones políticas de los cuadros del PCCh y de la izquierda del Guomintang, ante las ambiciones personales de Chiang Kaishek. Ante cualquier contradicción académica podemos referirnos a sus opiniones (Chiang Kaishek) sobre la Revolución y Gobierno Soviéticos emitidas a su regreso de su permanencia en Moscú por algunos meses.

En tercera realidad se deben considerar las contradicciones entre los cuadros del PCCh cuando unos se adscribían a la "línea campesina político-militar" mientras que otros suscribían la línea del "internacionalismo estalinista".

Ninguna de las dos líneas a corto plazo lograría alcanzar los reales objetivos de la revolución china sino que se necesitaría, en primer lugar, concentración como unidad revolucionaria, en segundo lugar, contrastar fuerzas del PCCh ante las realidades de las fuerzas del Guomindang bajo el liderazgo de Chiang Kaishek y, por último, la "Larga Marcha" sería una decisión inteligente ante las propias debilidades político-militares.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1731 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI