Conozca cómo la política monetaria de Biden quebró a Silicon Valley Bank y generó la crisis bursátil en EEUU

INTRODUCCIÓN

Ante la quiebra anunciada del Silicon Valley Bank el pasado viernes 10 de marzo y el no rescate por parte del gobierno de EEUU, se ha generado muchas expectativas negativas sobre lo que podría venir tanto en el sistema bancario y la bolsa de valores estadounidense, y su impacto a nivel mundial.

El coletazo se está sintiendo en Europa iniciando con las caídas bursátiles del valor bursátil del banco Credit Suisse, el mayor gestor de activos de Suiza, que cerró su jornada bursátil en la bolsa de Zúrich con grandes pérdidas que alcanzaron el 9,58%. Asimismo, ocurrió con el índice Ibex 35 de España, el principal índice bursátil de referencia de la bolsa española elaborado por Bolsas y Mercados Españoles, que ha caído un 3,51% en la jornada inmediata luego del anuncio de la Reserva Federal.

Es la peor quiebra bancaria desde la crisis financiera económica en EEUU, que evidentemente puso a correr al Gobierno de Joe Biden y garantizar la liquidez monetaria suficiente y en mano de los bancos más vulnerables ante una posible corrida masiva que afecte el sistema en general.

Estamos hablando que ya van dos grandes bancos declarados quebrados y hay un tercero en la mira. Washington han dicho que garantizan los depósitos del Silicon Valley Bank y el Signature Bank de aquelos ahorristas que estaban asegurados hasta por un monto de Doscientos Cincuenta mil dólares, pero el efecto dominó no ha terminado, porque hay otros bancos suceptibles de ser afectado (como el First Republic Bank está en mira) por no contar con la liquidez suficiente para atender la demanda de dinero de sus clientes.

¿QUÉ REALMENTE OCASIONÓ LA QUIEBRA?

Todo comienza con la pérdida de liquidez por parte y consecuente desplome de las cotizaciones bursátiles de Silicon Valley Bank, un banco que se dedicaba a financiar emprendimientos dentro del sector tecnológico, que son créditos de alto riesgo para desarrollar y poner en marcha proyectos factibles en un mercado intensivo en capital, altamente competitivo y dominado por grandes transnacionales como es el sector tecnológico.

Esa política de dar créditos a emprendedores resulta muy riesgosa para muchos bancos en tiempos de alza de las tasas de interés como lo hizo la Reserva Federal durante el Gobierno de Joe Biden. Incluso, la banca comercial tradicional evita aplicar ese tipo de préstamos para el emprendimiento por el riesgo y la inseguridad de retorno de capitales en tiempos de turbulencia económica como la que vive Estados Unidos actualmente.

En una economía altamente inestable, en un contexto de guerra, con los mercado bursátiles inestables, una inflación en alza por el mercado petrolero en alza, y con analistas financieros creando expectativas negativas de que Estados Unidos entrará en una depresión fuerte en los próximos meses, es una situación que dificulta la colocación de productos tecnológicos emergentes.

EL ALZA DE LAS TASAS DE INTERÉS INICIO DE LA CRISIS

A la complejidad anterior, hay que añadirle que al Reserva Federal ha venido incrementando en el último año las tasas de interés de manera paulatina, pero casi que exponencial, para contener el efecto inflacionario provocado por la guerra de Ucrania y para proteger el dólar como divisa a nivel mundial.

Específicamente, desde el 17 de marzo del año 2022 hasta hoy día, 13 de marzo de 2023, los tipos de intereses han aumentado en 1700%, es decir, pasando de una tasa de interés de 0, 5% anual a 4,5%, algo que afecta directamente a todas aquellas empresas, personas, incluso a países que tienen deudas contraídas en Estados Unidos.

Esa situación afectó en gran medida a los emprendimientos tecnológicos financiados por Silicón Valley Bank, que debido a las dificultades macroeconómicas no pudieron honrar sus deudas, terminaron retrasándose en el pago, algunos quebraron y quedaron morosos, trayendo como consecuencia la afectación de la liquidez del banco.

Y esa fue precisamente la alerta que se generó, porque Silicon Valley Bank tenía que reportarle al Departamento del Tesoro y a la Reserva Federal la información de sus balances, cuentas por cobrar y su baja liquidez disponibles.

Eso la obligó a tener que ofrecer con descuentos, incluso con pérdidas, 80% de su cartera de bonos que tenía en la Bolsa de Valores, y a su vez se vieron obligados a informar sobre la emisión de 1.750 millones de dólares en nuevas acciones para frenar la crisis de liquidez.

Inmediatamente se prendieron las alarmas en el sistema bancario y bursátil del país, y los que tenían sus acciones comenzaron a rematarlas y se desplomó su valor, empeorando su situación financiera.

LA DECISIÓN DEL GOBIERNO DE DEJARLAS QUEBRAR

Ante esa situación y por temor a que ese problema se volviera sistémico y generara crisis o un caos masivo, la Reserva Federal y el Departamento del Tesoro tomaron la decisión de declararlas en quiebra, cerrar sus puertas e intervenirla inmediatamente para garantizar que no hay una corrida mayor.

No obstante, esa acción temprana de la Reserva Federal no logró contener que otros dos bancos también quebraran porque sus clientes acudieron masivamente a las taquillas de los bancos para retirar sus fondos depositados.

Todavía se desconoce cuántos afectados hay, pero al 31 de diciembre de 2022, el Silicon Valley Bank contaba con unos 209.000 millones de dólares en activos y 175.400 millones de dólares en depósitos.

LA INCERTUMBRE LATENTE

Aún sigue latente lo que pudiera ocurrir con el resto de la economía por temor a que se afecte otros bancos pequeños y al resto de los sectores económicos que cotizan en las Bolsas de Valores, que genere una crisis financiera parecida a la del 2018 o incluso, como la está estimando el pesimista Donald Trump, que cree que la economía de Estados Unidos se acerca a una depresión peor que la del crack de 1929.

Sin embargo, es importante señalar, que no todas las crisis bancarias terminan en daños fuertes caídas en la Bolsa de valores, así como tampoco, todos los desplomes de un mercado en particular como el tecnológico representan sinónimos de crisis sistémica.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2053 veces.



Andrés Giussepe

Doctor en Gerencia, Especialista en Política y Comercio Petrolero Internacional y Economista de la Universidad Central de Venezuela. Secretario Nacional del Movimiento Profesionales de Venezuela.

 agiussepe@gmail.com

Visite el perfil de Andrés Giussepe para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Internacionales


Revise artículos similares en la sección:
Economía