Los encuentros del presidente Gustavo Petro con Uribe Vélez y la pesca con Lafaurie

Nadie da puntada sin dedal, y menos un parapolítico como Uribe Vélez a quien lo acompaña el gran traficante de la ganadería latifundista, el señor Feliz Lafaurie.

El caso es que el Jefe del Pacto Histórico, doctor Gustavo Petro, ha convocado dos veces a la Casa presidencial a Uribe en el marco de su estrategia para dar manejo a los distintos actores políticos en la perspectiva de facilitar el tramite de sus principales reformas progresistas como el nuevo Estatuto tributario, la paz total y la reforma rural que permita entregar 3 millones de hectáreas a los campesinos pobres y titular otras 7 millones de hectáreas en desarrollo de los acuerdos firmados por el estado con las Farc de Timochenko y su rosca desertora de la resistencia agraria revolucionaria.

Al termino de tales conversaciones, Uribe, como representante del Centro Democrático (ultraderecha neonazi) ha matizado su radicalismo derechista para expresar cierto consentimiento a la gestión del actual gobierno en la política tributaria y en la reforma agraria, planteada como la compra de tierras por parte del estado con títulos de deuda pública. Una fracción de los nuevos impuestos se canalizarían a la adquisición de tierras en manos de los grandes latifundistas y terratenientes involucrados en los días recientes en la reactivación de las bandas paramilitares que han sido presentados por Lafaurie como grupos de "reacción solidaria" que se oponen a las demandas campesinas e indígenas por la tierra con la recuperación de grandes predios en el Cauca, Cesar, Magdalena, Meta y Antioquia.

Sin embargo, acá toca hilar delgado para saber que el plan del tándem Uribe-Lafaurie es legalizar el despojo de 6 millones de hectáreas que fueron robados violentamente con masacres y "falsos positivos" a 8 millones de campesinos victimas del desplazamiento durante los gobiernos de Uribe, Santos e Iván Duque (20 años), mediante su venta al gobierno en condiciones bastante onerosas.

Un negocio redondo el que se proponen estos malandros. Un lance profundo para lavar el atraco que dejo en la miseria millones de familias campesinas colombianas que hoy están atentos a los avances de la reforma rural integral anunciada por gobierno progresistas del Pacto Histórico.

Como quiera que el movimiento agraria esta en auge y la movilización esta en curso, se hace necesario que las organizaciones campesinas y sus lideres se involucren a profundidad para poner en evidencia la maniobra "agraria" de la ultraderecha que se enfoca a quedarse con parte de la reforma tributaria y a legalizar los millones de hectáreas que acumularon a punta de masacre, desplazamiento y exterminio de los dirigentes agrarios y de la izquierda comprometida con los cambios radicales del campo nacional.

No hay que creerse los cantos de sirena del caballista del Ubérrimo (AUV) y de su compadre el ganadero de marras. Su anticomunismo es cada día mas visceral y torpe para bloquear los cambios que avanzan en Colombia.

Lo cierto es que se debe estar atentos porque los poderosos grupos de la oligarquía colombiana están promoviendo un ambiente de pánico económico para bloquear la reforma tributaria que tiene como objetivo hacer pagar a los mas ricos un monto de 25 billones de pesos (cerca de 6 mil millones de dólares), dineros que son necesarios para apalancar las reformas sociales y para amortiguar el descalabro fiscal heredado del gobierno corrupto de Iván Duque, involucrado en los mas escandalosos procesos de corrupción.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 805 veces.



Horacio Duque

Politólogo e historiador.

 horacioduquegiraldo@gmail.com      @horacio_DG

Visite el perfil de Horacio Duque para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: