Rebelión en la granja

(Todas las insuficiencias de cualquier tipo tienen culpables: los enemigos del pueblo y la propaganda extranjera.)

1

Rebelión en la granja (1943), la fábula satírica del escritor inglés George Orwell (1903-1950), es una demostración del poder predictivo de la literatura: no había nacido el campo de los países socialistas que será una realidad después de finalizada la Segunda Guerra Mundial; sin embargo, ya Orwell dibuja los contornos totalitarista y fraudulentos que lo caracterizarán, fundamentándose en el estalinismo.

2

Orwell creyó en el socialismo y luego se desencantó cuando supo de las atrocidades cometidas por Stalin en 1937. Por lo tanto, pudo afirmar como José Martí: "Viví en el monstruo y le conozco las entrañas".

3

Los animales de una granja, dirigidos por el cochino Napoleón, derrocan a los humanos e implantan un nuevo gobierno. Prometen el cielo; pero con el tiempo esa promesa se convierte en un verdadero infierno donde reina la impunidad, la mentira, las persecuciones políticas y la coartación de la libertad de expresión.

4

Todas las insuficiencias de cualquier tipo tienen culpables: los enemigos del pueblo y la propaganda extranjera.

5

Orwell defiende la libertad de expresión argumentando que la civilización moderna se fundamenta en criterios opuestos y cita a Voltaire: "Detesto lo que dices, pero defendería hasta la muerte tu derecho a decirlo".

También dice Orwell : "Si la libertad de expresión significa algo, es el derecho de decirles a los demás lo que no quieren oír".

6

Con el nuevo gobierno de la granja baja la producción, hay menos alimentos, hay hambre; pero siempre los jefes tendrán una excusa para justificar sus desaciertos y culpar a otros.

7

El nuevo gobierno estableció "que todos los animales son iguales"; pero con el tiempo los jefes empezaron a vivir mejor que el resto de la población. Entonces se reinterpretó la ley con un nuevo decreto: "Todos los animales son iguales, pero hay algunos animales más iguales que otros". En la Rebelión en la granja ya existía una instancia para interpretar leyes, según las circunstancias.

8

Los animales jefes crearon un sistema educativo con la "misión" de que nadie aprendiera nada.

9

Hay cadenas de discursos, perseguidos políticos y exiliados.

10

La Historia también es reinterpretada. Las cosas no pasaron como pasaron, sino como le conviene a los rebeldes, ahora en el gobierno. El héroe de ayer, puede ser el traidor de hoy.

11

En la granja hay un líder único, ubicuo, "padre de todos los animales", "terror de la humanidad", "protector de los rebaños de ovejas", "amigo de los patitos", infalible y eterno, cuyos mejores amigos pueden ser los peores enemigos del mañana y viceversa.

12

En la granja los animales son cada vez más pobres, pero lo jefes son cada vez más ricos y opulentos. Pero esa riqueza no es por la corrupción, es porque se sacrifican por el bien del colectivo.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1580 veces.



Edgardo Malaspina

Médico. PhD en Medicina. Docente universitario y poeta.

 edgardomalaspina@gmail.com

Visite el perfil de Edgardo Malaspina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: