Sin lugar a dudas, el experimento había fracasado

"Henry Kissinger ¿A quién representaba? El hombre que dio comienzo a la contrarrevolución con su apoyo al golpe de Pinochet. En su libro State of Denial, de 2006, Bob Woodward revela que Dick Cheney mantiene reuniones mensuales con Kissinger. Bush, por su parte, se reúne con Kissinger aproximadamente la mitad de veces, "lo que le convierte en el asesor externo más regular y presente sobre política exterior".

—Más de 900 contratistas habían sido asesinados y "más de 12.000 han sufrido daños por los enfrentamientos o en el trabajo", según un análisis del New York Times. Los inversores a los que Bremer intentó atraer por todos los medios nunca han dado la cara: ni HSBC, ni Procter & Gamble, que pospuso su empresa conjunta, igual que General Motors. New Bridge Strategies, la compañía que describía efusivamente cómo "un Wal-Mart se haría cargo de todo el país", recoció que MacDonald’s no tenía previsto abrir en breve. Los contratos de Bechtel para la reconstrucción no evolucionaron de forma cómoda en contratos a largo plazo para explotar los sistemas de agua y electricidad. Los esfuerzos para la reconstrucción privatizada que suponían la razón de ser del anti-Plan Marshall se habían abandonado casi por completo, y en algunos casos se sustituyeron por soluciones políticas dramáticas.

El inconveniente era que los contratistas trabajan sin apenas supervisión. Cuando concluyó la propia investigación del ejército estadounidense sobre el escándalo de Abu Ghraib, los oficiales del gobierno encargados de supervisar a los interrogadores no estaban en Irak (y, por supuesto, tampoco en Abu Ghraib), lo que hizo "muy difícil, si no imposible, administrar un contrato de manera afectiva". El general George Fay, autor del informe, llegó a la conclusión de que "los interrogadores, analistas y líderes" del gobierno "no estaban preparados para la llegadas de interrogadores contratados y no tenían forma nación para gestionar, contralar y disciplinas a ese nuevo personal. Parece que no se realizó un ejercicio creíble de supervisión del complimiento del contrato en Abu Ghraib".

Un cambio radical todavía más dramático procedió del Pentágono. En diciembre de 2006 anunció un nuevo proyecto para hacerse con las fábricas estales de Irak y continuar con su funcionamiento (las mismas que Bremer se negó a equipar con generadores de emergencia porque eran reliquias estalinistas). El Pentágono se dio cuenta de que en lugar de comprar cemento y piezas de máquinas a Jordania y Kuwait, podía recurrir a las moribundas fábricas iraquíes, poner a trabajar a decenas de miles de hombres y enviar los beneficios a las comunidades cercanas. Paul Brinkley, subsecretario de Defensa para la transformación de las empresas en Irak, dijo: "Hemos examinado algunas de estas fábricas más cerca y hemos comprobado que no son las empresas casi destartaladas de la era soviética que habíamos pensado", aunque admitió que algunos de sus colegas habían empezado a llamarle estalinista.

Así, la guerra en Irak sirvió finalmente para crear un modelo de economía, y no precisamente el Tigre en el Tigris del que hablaron los neoconservadores. Se trata de un modelo de guerras y reconstrucción privatizadas, y que no tardó mucho en ser exportado. Hasta Irak, las fronteras de la cruzada de Chicago las imponía la geografía: Rusia, Argentina, Corea del Sur. Ahora ya se puede abrir una nueva frontera en cualquier lugar donde suceda el siguiente desastre.

—Lockheed Martin ha dado un paso más allá en esta dirección. A principios de 2007 comenzó a "comprar empresas del multimillonario mercado de la sanidad", según Financial Times. Además, adquirió en el acto el gigante de la ingeniería Pacific Architects and Engineers. La oleada de adquisiciones dio pie a una nueva era de insana integración vertical en el complejo del capitalismo del desastre; en conflictos futuros, Lockheed estará en situación de beneficiarse no sólo de la fabricación de lo que ellos mismos destruyan y de los cuidados de las personas a las que hieran con sus armas.

¡La Lucha sigue!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 378 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: