Petro: la malicia vaya adelante

Con preocupación escuché a un analista político de Telesur decir, las fuerzas armadas de Colombia son civilistas, no tienen raíces golpistas, esa expresión encierra caminos rotos, pueblos postergados en sus sueños. 50, 100. 200 años. Y resulta en expresión oviolista, que los luchadores sociales, los soñadores del bienestar común, los propulsores de los gobiernos sabrosos, pidiéndole prestada esa expresión a la negra Francia, adolecen de malicia, son todo confianza y seria un gran error asumir que las fuerzas armadas colombianas son civilistas, los grandes dirigentes y luchadores sociales han pasado la vida con el corazón lleno de certezas, derramándosele de amor por los nadie, y aparece la negra Francia de nuevo. Bolivar confió en Santander, Páez y Flores y terminó su carta postrimera con... me tocó la misión del relámpago, rasgar un instante la niebla, fulgurar apenas sobre el abismo y tornar a perderme en el vacío..., con esa confianza en la humanidad fue Sandino a la entrevista con Somoza, a la salida encontró la muerte terrenal, años después Allende nombraba Comandante del ejército a Augusto Pinochet, que luego fue responsable de su asesinato y de convertir la franja norte sur en un sitio invivible para los sueños, la poesía y el canto, en el siglo siguiente Chávez designaba como Alcalde de Caracas a Alfredo Peña, nombraba presidente de PDVSA a Guaicaipuro Lameda, decía que Luis Miquilena era como un Padre para el, le daba la dirección del plan táctico de defensa de Caracas al General Rosendo (Águila Uno) y recordamos el 11 de abril del 2002, la voz de Chávez, Águila uno adelante, Águila Uno responda y como repuesta el silencio y la traición, Dilma Routsef elige a Temer como compañero de fórmula para Vicepresidente y al lado, Correa hace la campaña por Lenín a la Presidencia, un mosaico de traiciones y de falta de malicia porque la naturaleza de los soñadores de un mundo diferente es el amor profundo al pueblo y su creencia en el hombre y la mujer, Don Quijote contaba con Sancho que era malicioso. Anoche cuando escuche al analista colombiano decir nuestras fuerzas armadas son civilistas, todos estos recuerdos de falta de malicia, vinieron a mi pensamiento. Veamos algo muy sencillo, Petro ha anunciado una educación de calidad y gratuita para los jóvenes colombianos de primaria y secundaria, ahí se esconde un gran negocio centenario, cuando chillen los dueños de las escuelas y liceos privados, cuando reclamen el dinero que están perdiendo, me preguntó será civilista la fuerza armada colombiana, el símil con el sector salud, es dinero y grandes fortunas lo que esta en juego, son intereses creados, cuando se golpee la droga y chillen los grandes capos, será civilista la fuerza armada colombiana, hay dos maneras de no correr estos riesgos, uno poniendo la malicia por delante y dos no haciendo nada y adoptar una actitud gatopardiana, que seria una puñalada a los sueños del pueblo bolivariano de Colombia.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 358 veces.



Jesús Borges


Visite el perfil de Jesús Borges para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: