España / El aborto

El aborto

Hoy llega al Consejo de Ministros la reforma de la ley del aborto. Lo hace antes de que el Tribunal Constitucional resuelva el recurso que interpuso el PP contra la Ley de Salud Sexual y Reproductiva, y de Interrupción voluntaria del Embarazo que se aprobó en 2010 bajo el gobierno Zapatero y que ahora se reforma. Le queda aún mucho recorrido al proyecto para ser una realidad, pero los cambios que introduce no constituyen poca cosa, como tampoco es baladí lo que todavía se queda en el tintero como, por ejemplo, un IVA súper recudido de los productos de higiene femenina. El coste de la medida supondría 30 millones de euros. Un montante que las eléctricas ganan en un "ratito" de darle a la turbina y una cantidad menor que el coste reconocido por la corrupción del PP, pero que resolvería los problemas que sufren una de cada cuatro mujeres.

La reforma representa un avance evidente por varias razones. Primera y esencial, porque otorga más capacidad a las mujeres para decidir sobre su cuerpo. Segunda, porque busca garantizar el acceso al aborto al comprometerse a que, en el centro hospitalario público más cercano, una mujer desde los 16 años pueda interrumpir de manera voluntaria su embarazo. Hoy solo el 22% de los abortos se practica en la sanidad pública. Tercera, porque reconoce, a cargo del Estado, el derecho a una baja laboral, sin límite de tiempo, por dolores menstruales incapacitantes. Y cuarta, porque da derecho a baja a partir de la 39 semana de embarazo. La clave de la reforma, más allá de su tramitación, estará en la aplicación. En el dinero que se destine a la posibilidad irrestricta de ejercicio de ese derecho y la capacidad de doblegar los múltiples obstáculos que pondrá la reacción a través de jueces, empresas, etc. Obstáculos que solo la movilización feminista podrá enfrentar.

Movilización que debe seguir ganando fuerza, unidad en su diversidad y visibilidad. A día de hoy, según datos de NNUU, el 45% de los abortos practicados en el mundo son inseguros y ponen en riesgo a siete millones de mujeres al año. Más del 60% de los embarazos no intencionales terminan en aborto, da igual si éste es legal y seguro o no. Por todo esto resulta muy grave que en los EEUU el Tribunal Supremo se halle a las puertas de adoptar una sentencia que, de confirmarse en sus actuales términos, representará un serio revés para un derecho humano esencial: la autonomía corporal. De nuevo la mejor oposición vendrá de la movilización y de más medidas legales de protección y ampliación de derechos para las mujeres.

Hay abierta una dura lucha por la igualdad en la sociedad. Una lucha larga que viene de lejos, que va más lejos aún y en la que las mujeres constituyen la piedra de toque.

Con una mano, los defensores y beneficiarios del orden patriarcal capitalista y toda la caspa que arrastran recortan derechos y, con la otra, continúan a lo suyo. No paran. Felipe VI y su padre han quedado en verse en Madrid para arreglarse su apaño millonario. Ayer, vieron la luz grabaciones despreciadas por la justicia que implican a Cospedal y Rajoy junto a Villarejo y que nos traen de nuevo el lodazal de corrupción del PP. Por su parte, en las cloacas, la jefa del CNI es "sustituida", tras conocerse Pegasus, por otra de la misma marca: Esperanza Casteleiro, hija de un galardonado militar franquista.

Menos mal que el 15 de mayo, en la consulta ciudadana sobre monarquía o república, 76 mil personas reflejaron con su voto en 724 mesas constituidas lo que todas las encuestas ratifican: más del 50% de la población no es favorable a la monarquía.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 381 veces.



La Aurora

Revista digital de la organización política de izquierda marxista, La Aurora, editada en Cataluña


Visite el perfil de La Aurora para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



La Aurora

La Aurora

Más artículos de este autor