Arcadia Fugaz

El ritmo del crecimiento económico y los salarios, China y Rusia buscan brecha comercial hacia Occidente

Las definiciones de la economía venezolana son muy claras y en ese empirismo pasado logro su ajuste verdadero entre Fedecámaras, el gobierno bolivariano y la oligarquía, por ello, los precios de cada rublo varían de un bodegón a un abasto de barrio certificado en detrimento de los salarios de cada trabajador. Aquí, en Venezuela, el obrero no será libre porque tenemos un límite definido que es la propiedad privada de otras personas y, esa propiedad constituye un instrumento que en esta dimensión comercial lo llamamos Contrato Social o colectivo. Los mismos, constituyen un mutuo reconocimiento entre la empresa privada, el gobierno y los ciudadanos, reconocidos como la sociedad adquisitiva. Hegel, nos habla del Derecho de Contratos y Obligaciones, Propiedad que implica reconocer la libertad en sí misma de vender sus realizaciones y servicios. A estos criterios le agregamos los elementos que suman a la religión para lograr la dominación de los ciudadanos que, se caracterizan por sermones, oraciones, misas, predicaciones para lograr un comportamiento lineal en cada uno de ellos.

Así que la supremacía es una cuestión de tiempo, ante la escasez de liderazgos. Estoy hablando de un Derecho personal que es en esencia un derecho real y por el otro lado, el acercamiento a las fuentes de trabajo dadas por empresas y sindicatos, la otra versión es la compleja dinamización de las Instituciones del Estado y sus niveles salariales que abre puertas a actos delictivos y corrupción porque el dinero que percibe es cuestión del azar.

Las metas del Estado Bolivariano son ilimitadas e inciertas, pero, su trazado económico es único, el cual contempla un solo espíritu financiero y de trabajo que se consume en una voluntad libre fuera de los trabajadores, artesanos, ebanistas, utileros y los que están conceptualizados en el mercado informal. Por lo tanto, el Idealismo es potencial y se identifica como sí fuese un estado de libertad individual. En nuestro país, no hay ningún obrero o labriego emancipado. Es difícil volverse libre y muchos fueron engañados el 1 de mayo, solo favorece a un porcentaje mínimo de la población y de esa porción de beneficiados, la mitad emigro por cuestiones de sobrevivencia y personal.

Entonces, la realidad es que constituye una acción encadenada entre el idealismo y el estar encadenado bajo un concepto de servidumbre a la justificación metafísica de la propiedad privada. Aquí, la Burguesía y Oligárquica son grupos sociales que le mandan señales al Estado sobre los modos de producción.

Lo demás son premisas y criterios de iniciativa propia y corporativa. Es un largo proceso que se viene desde la época del Dr. Rafáel Caldera con la comisión tripartita, es la doctrina socialcristiana en vigencia y no, los principios reformados a nivel estructural por el comandante Hugo Chávez Frías, el Plan de La Patria logro plantearse solo por poco tiempo, hoy es un texto que contempla un proyecto de trabajo emancipador, pero, la alta sociedad caraqueña y venezolana no le interesaba la emancipación del obrero.

No es cuestión de emprender, estos sujetos de los modos productivos son solo un anclaje de las grandes empresas y factorías para evadir impuestos y no tener corresponsabilidad con el Estado, lo cierto, es que sí hay individuos que se entusiasman y ponen un pequeño negocio y desde allí trazan su ruta económica para tener una alternativa de crecimiento.

El hombre trabajador no puede conocer su libertad económica si no la posee, ha de ser libre a fin de volverse libre. La libertad- entiéndase- no es simplemente un statu que el hombre posee, sino una acción que lleva a cabo como sujeto autoconsciente. Está sujeto a una enigmática fórmula representada por el sector industrial y empresarial.

Estamos frente a un modelo de explotación capitalista de carácter neoliberal. El único interés es mantener el dólar en la calle- los pocos que hay- para estimular las comparaciones competitivas del mercado para beneficiar un 5% de la población mercantil aliada a los entes gurnamentales. Jesús Farías y su equipo de economistas conocen muy bien de los criterios que se manejan bajo el precepto de la globalización y como se fragmenta el proceso productivo en muchos países como en Brasil y, sí Ignacio Lula Da Silva tuviese algo de dignidad no se lanzaría a una reelección presidencial marcada en un espacio electoral por Bolsonaro.

El impacto de las finanzas en su distribución en cada nivel productivo del país bolivariano debe conformarse en programas que beneficien los ritmos de crecimiento y la población se beneficie en su calidad de vida.

La crisis del petróleo y la crisis de la deuda describen una manifestación de agotamiento estructural después del auge en el desarrollo capitalista.

La política económica del Estado siempre ha llevado un solo sentido y está enmarcada y fundamentada en una sola ideología que favorece a un solo sector que conduce y toma el poder de ese capital y, es entendido que los partidos de izquierda en la región no están ya ideogilizadas para lograr un intento de cambio de esas premisas del nuevo idealismo o nueva izquierda que lanza un manto oscuro sobre los sistemas financieros de los países socialistas en nuestro universo terrenal.

Hay que definir más el carácter del Estado, el poder político y la forma de gobierno que elige la sociedad-

No hay que soslayar los problemas relacionados con la economía, porque se viene construyendo un Nuevo Orden Mundial y económico en cada región. El cual es indispensable para igualar las funciones del Estado con el partido político que la preside, pero, en Venezuela hay bases de la autodestrucción de su destino y sistema financiero, que, llega hasta la inestabilidad de precios, por lo tanto, debemos ser exigentes con quienes administran las finanzas del país, debido a que hay una plataforma programática para el desarrollo económico y social del país. Ya basta de censura y reacomodos, porque cada funcionario del Estado conoce de sus responsabilidades.

En la actualidad observamos un desgarramiento del tejido social y mora, Jean -Paul Sartre, advirtió que el ritmo de nuestras vidas refleja un fuego febril que resplandece en un sentido social al mundo donde aparece una nueva carga de valores. He aquí sus palabras, ‘’ Los filósofos del lenguaje toman como real los datos de la ciencia y de la vida diaria… La verdad se corresponde con el dato, era lo verificable con los sentidos’’. La economía de mercado en este tiempo es un reflejo para consignar el flujo de la realidad o es un escenario observado a diario en la gente que juega al críquet, cocina pasteles y los vende, son los emprendedores, artífices de los grandes empresarios y cooperativas que se enmascaran para quebrar las pequeñas empresas.

China, es una incubadora de tecnologías y quiere descubrir hechos en el Tercer Mundo., comercializando sus productos, preferentemente en los países llamados al desarrollo., el asunto es resolver el problema del desempleo e insertarse más en la economía mundial.

Lo he planteado, los judíos y los baptistas estadunidenses controlan industrias de armas igual que el Vaticano- Roma. Estas dos fuerzas religiosas se encontrarán en Jerusalén en la imagen de la Iglesia de la resurrección. Ellos se olvidaron de América Latina para abrir exploraciones en Irak, Afganistán y Libia, fracasando en el Este Asiático.

Marx valoró el horizonte político en Francia, y, como la burguesía dominante limitaba el poder del Estado y ponía obstáculos para que otros no se expandieran en el territorio de sus riquezas.

Hay programas globalizantes entre China y Rusia, es una relación civil- Estado, mientras que en Venezuela es cívico- militar. Los rusos y chinos creen en las movilizaciones populares porque quieren una proyección política del gobierno, en cambio Latinoamérica esta basada más en el autoritarismo. Podíamos hablar de una política liberal que nunca se ha podido cumplir como ahora.

Rusia, perdió una gran oportunidad al ganar la II Guerra Mundial y lograr la capitulación de Alemania. Fue el momento critico para constituirse en un modelo de desarrollo dinámico libre de estereotipos ideológicos, tal como lo viene haciendo China en la época posmao Zedong. La producción y el comercio es trabajo y exige organización y modalidades para adaptar sus programas científicos., porque entendamos que más allá de Occidente existe una globalidad económica.

Entendamos que Lenin fue inconsistente. Su modelo diseñado para la economía se le considero inviable e hiperbolizo la ideología, lo que trajo una desvinculación de las masas. Es difícil construir una nueva sociedad en este tiempo, el capitalismo, al igual que sus anteriores formaciones sociales impone su poderío militar y político a través de lo que representa la religión, reflejada en La Asociación de Iglesias Baptistas, donde se incluye un carácter fascista para el dominio de los pueblos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 529 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: