La Universidad Nacional de México, todo el sistema educativo, es individualista, competitivo, antipueblo, corrupto

1. En mis 42 años de profesor, así como siendo estudiante desde la primaria al doctorado, jamás escuché la frase: "servir al pueblo" que sólo aprendí en los libros de Mao Tsetung, el gran dirigente chino; nunca ningún profesor, ni mis mismos padres, me enseñaron que debería estudiar para servir al pueblo ni mucho menos me pusieron en el camino para hacerlo. Me dijeron que estudiara para pasar los exámenes y así de grande obtener mi título, un buen trabajo, un buen salario y así llegar a ser rico. Me enseñaron que esta es una sociedad capitalista y se vive en la competencia en la que los ricos –y sus hijos- siempre ganan.

2. Fuera de las de personas con ideales comunistas y religiosos viviendo en comunidades con el pueblo –la mayoría sin muchos estudios-, nunca he visto a profesionistas con títulos universitarios sirviendo al pueblo. En todos los discursos de los políticos que sólo buscan apoyo y votos, he escuchado las promesas de "servir al pueblo" pero nunca los he visto haciéndolo, a no ser que se trate de enviar ayudas acompañadas de grandes fotografías y anuncios propagandísticos en los periódicos. ¿O, cuántos profesionistas –sin el riguroso pago- has visto en tu vida sirviendo a la comunidad? ¡Bravo López Obrador por haber abierto la crítica!

3. Fui más de 13 años (1972-85) profesor en CCH/UNAM, articulista y dirigente sindical del SPAUNAM. Pude conocer "de cabo a rabo" los entretelones de esa universidad; estuve además 19 años en la Universidad de Yucatán y casi los mismos años en la Universidad Pedagógica. En esas tres universidades, así como en las primarias y secundarias donde me inicié en los primeros cinco años, conocí planes, programas, el comportamiento de estudiantes, profesores y directivos, ¿Qué carajos, qué razón, qué ideales, pueden tener los políticos o los empresarios si ellos se pasaron los décadas haciendo negocios, dinero, o pensando en los votos del pueblo?

4. Pienso que el presidente López Obrador, como siempre, son muy limitadas sus críticas para no enojar a sus opositores. La nefasta educación no es sólo en la UNAM sino en todo el sistema nacional educativo; tampoco es de ahora o del neoliberalismo sino el individualismo en la educación surgió con el sistema capitalista. Todos los profesionistas, Creel, todos los panistas, militantes de partidos, yo, López Obrador, los rectores, chupamos de esa educación al servicio directo de las minorías para someter a las mayorías. Nadie escapó, solamente quienes no ingresaron no se contaminaron, aunque luego nadie escapó del capitalismo.

5. López Obrador me ha dado la oportunidad para recomendar lecturas urgentes: Tres principales libros de Paulo Freire, Iván Illich, los de Raimer, de Neil, los Ferrer Guardia y otros cien analistas. En esas obras con más de 50 años de antigüedad, se puede ver la crítica a la educación capitalista, pero sobre todo para qué nos educan en las escuelas. En México son pocos los intelectuales –encabezados por Enrique Dussell- que llevan a fondo sus análisis críticos al sistema educativo nacional porque todos los profesionistas han mamado de él y se han aprovechado del 60 por ciento de la población sana que nunca estudió la primaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 734 veces.



Pedro Echeverría


Visite el perfil de Pedro Echeverría para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: