Ocaso de los EEUU

AUKUS demuestra que para Estados Unidos la bipolaridad es ahora entre ellos y China. Para eso le conviene que el gobierno chino aún porte la etiqueta de comunista; aunque se inclina a proteger los negocios privados estratégicos.

Los cambios inesperados en las Relaciones internacionales, como la súbita decisión de equipar a Australia con 12 submarinos nucleares norteamericanos en lugar de los 9 contratados con Francia, los que ahora tiene son 6 Diésel clase Collins, cuyo mantenimiento apenas logra pagar. La creación de una nueva alianza militar en el Pacífico bajo la sigla AUKUS, es la punta del Iceberg visible de una reorientación urgente de la política de defensa de Estados.

La base de esa política es la conciencia en el Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos de que no tienen la menor posibilidad de vencer en una guerra contra una alianza chino rusa.

Por el momento la estrategia consiste en hacer concesiones a Rusia para entenderse luego con ella y concentrarse en una confrontación con China. El asunto tiene urgencia; porque perdería toda credibilidad si cuando China recupere Taiwán, Estados Unidos mira para otro lado, porque es probable que pierda o pague un precio existencial en una guerra contra China, porque los misiles nucleares de China ya están fuera de su alcance.

El Estado profundo que gobierna a Estados desde su guerra civil, ahora se está volviendo amargamente contra el régimen de Biden (y sus operadores traidores como el general Milley, Jefe del Estado Mayor Conjunto, que traicionó a Trump) El Deep State comienza a darse cuenta de que si no detienen la destrucción, perderán todo su poder, los salarios astronómicos, beneficios y sobornos a medida que el imperio de EE.UU. colapse.

El Estado Mayor Conjunto según el Segundo al Mando está preocupado porque China ya terminó de construir cientos de silos que ponen sus misiles fuera del alcance de los misiles estadounidenses, por lo que ahora el Pentágono está exigiendo a la clase política del Estado Profundo que deje de provocar a China, porque ahora una guerra con China significaría la destrucción total de la supremacía estadounidense.

Personas profundamente arraigadas en el Pentágono, la CIA, la NSA e incluso el FBI se están dando cuenta de que el régimen de Biden realmente trabaja para China comunista; el objetivo final del PCCh es la destrucción completa de los Estados Unidos (junto con las ejecuciones ordenadas por el PCCh de todos los ex funcionarios de alto nivel del gobierno de los EE. UU, que hayan cometido lo que la ONU considera el crimen máximo: comenzar una guerra de agresión).

Eso destruiría toda la estructura de poder del viejo estado profundo de Estados Unidos y dejaría a todos sus jugadores actuales sin influencia, sin dinero, sin poder, sin nada.

De hecho, los privilegiados de ahora estarían entre los primeros en ser atacados y ejecutados por los comunistas chinos una vez que China tome el control de Estados Unidos a través de la ocupación militar. Las fuerzas de ocupación chinas revisarán todos los documentos secretos desde el Departamento de Estado hasta el Pentágono, una historia de crímenes e hipocresías internacionales desde el siglo XIX; como los más de 300 marinos asesinados con el Maine en un falso ataque para declarar la guerra a España y quedarse con las Filipinas, Cuba y Puerto Rico. La simulación de ataques (False flag attack) son una especialidad de Washington.

El Juicio de Nuremberg sentará el precedente y la jurisprudencia y los procedimientos a seguir para responsabilizar en nombre del pueblo americano al Estado Profundo.

Parece que el pantano de Deep State lucha por su propia supervivencia, de la misma manera que las garrapatas parásitas que chupan la sangre de un perro no quieren que el perro muera. Incluso los parásitos, tarde o temprano, se dan cuenta de que necesitan al anfitrión para seguir viviendo o perecen todos juntos.

Si los EE. UU. ya no puede proyectar el poder global, el dólar estadounidense perderá su estado de moneda de reserva global.

No estoy afirmando que las criaturas del Deep State, repentinamente cubiertas luchan, no por los Estados Unidos sino por su propia supervivencia dentro y fuera de Estados Unidos y en otros lugares.

Ahora se quiere evitar que los Estados Unidos de América sean completamente sometidos por un enemigo extranjero. La existencia misma del Deep State depende enteramente del funcionamiento continuo de la endeudada moneda fiduciaria, el dólar, y la máquina de imprimir dinero, sin fondos no puede funcionar a menos que el gobierno de los Estados Unidos exista y sea capaz de proyectar poder en todo el mundo. Esa etapa de la historia está por terminar.

El desastroso manejo de Biden del colapso de Afganistán demostró a cualquiera que preste atención que con Biden a la cabeza, quien aún recibe órdenes de Obama, la inferioridad económica de Estados Unidos ante China, el dominio del petrodólar estadounidense, que comenzó en 1971, pronto llegará a su fin.

Cuando eso sucede, la máquina mágica de imprimir dinero se detiene y el tren repartidor de la salsa dulce termina solo. No más dinero gratis para los bancos políticamente conectados. No más comisiones ilícitas, sobornos y blanqueo de dinero a los fabricantes de armas de Estados Unidos que se han alimentado de sangre extranjera durante generaciones.

Por lo tanto, creo que está en marcha un complot en este mismo momento para sacar a Biden de la Casa Blanca.

Ahora que la incompetencia y las acciones traidoras del golpe de Biden contra Trump, los actores han puesto en riesgo la existencia misma de los Estados Unidos, esos profundos estafadores que aman dinero y que dependen del continuo tren de la plata dulce basado en la deuda sin límites van a romper los cráneos que necesiten para mantener el flujo del dinero hecho de deuda. Después de todo, esta es una guerra de pandillas que se desarrolla en Washington.

También podría pensar en eso como una guerra civil dentro del Pentágono, donde ciertos elementos de las fuerzas armadas que antes se habían opuesto a Trump ahora se dan cuenta de que Biden representa una amenaza existencial para su propia supervivencia. Trump puede haber tuiteado cosas " tontas", pero Biden amenaza con quemar todo el sistema desde adentro. Y eso no se puede permitir, o toda la mafia política pierde.

Lo que los gobernantes de Washington no entienden, por supuesto, es la rapidez con la que la impresión de dinero interminable va a romper todo el sistema de todos modos. Con el colapso total del dólar probablemente a la vuelta de la esquina, el esquema de impresión de dinero de la FED está llegando rápidamente a su fin, y eso significa que el tren de la deuda sin límites se cerrará de golpe para todo el sistema. El vasto pantano de gas tóxico del pantano político americano se encenderá como un explosivo gigante de aire y combustible, y aquellos que alguna vez pensaron que el pantano sería su hogar se darán cuenta rápidamente de que en realidad es su tumba.

El fin de Estados Unidos tal como lo conocemos está casi aquí, e incluso el pantano no sobrevivirá al final del juego. Por otra parte, tampoco Estados Unidos.

El secretario de Estado Blinken visita Ucrania y da nuevas órdenes.

Estados Unidos parece haberse tomado en serio la advertencia de Putin sobre las líneas rojas.

Estados Unidos parece dispuesto a sacar lo que pueda de Ucrania y dejar de entrometerse en los asuntos de Ucrania, Blinken exigió un empujón masivo contra todos los oligarcas ucranianos, para que en la privatización de los monopolios de servicios públicos y las grandes partes de la economía ucraniana que se transfieran a los extranjeros. Lo mismo ocurre con la privatización de la tierra.

Blinken advirtió que las tropas rusas podrían invadir y recuperar el control en Kiev. Esa preocupación por asentar legalmente las transnacionales para mantener el control de la economía, más me parece como una devolución de los profundos problemas de la economía ucraniana a Rusia. Como el causar tanto resentimiento en Francia con su desplazamiento a codazos de Francia en el negocio de construir submarinos nucleares para Australia (90 millardos de dólares), Francia es un país muy importante en la política exterior europea y ese desaire a la industria europea puede tener grave repercusión en cuanto a orientación de negocios, cuando Rusia ofrece a Europa la participación en el Mercado Común Euro asiático que abarcaría desde Las islas Azores hasta Vladivostok.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 700 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Umberto Mazzei

Umberto Mazzei

Más artículos de este autor