Cuba

Este 26 de Julio a 68 años del asalto al cuartel Moncada y Carlos
Manuel de Cespedes, se recuerda a los mártires cubanos caídos en esta
magna fecha, que vino a avivar la lucha contra el dictador Fulgencio
Batista. Fue un movimiento que provenía, creció y se fortaleció en las
entrañas del pueblo. Hoy tenemos a un país que ha crecido y se ha
fortalecido frente a las dificultades. Con un bloqueo y unas sanciones
criminales, que han buscado por todos los medios doblegarlo, pero ahí
está más fuerte que nunca, saliendo airoso de todas las celadas que el
imperio gringo le ha tendido. Por el contrario estas privacidades y
limitaciones le han permitido alcanzar avances significativos como la
salud, deportes, educación, etc.. En salud por ejemplo, muchos países
de esos que dicen llamarse primer mundo, con el aparecimiento de la
pandemia los afecto de forma cruel y sin poder dar respuesta de
inmediato; mientras que Cuba desde su aparecimiento se sobrepuso,
consideró que la pandemia no era un juego y logro superarla con
creces. Para sorpresa de muchos, Cuba a estas alturas dispone de cinco
vacunas y eso bajo las limitaciones que tiene la isla de no poder
importar insumos debido al bloqueo. Qué decir del ejercito de médicos,
paramédicos que tiene diseminados en los sitios más apartados de
algunos países, donde no llega la asistencia médica. Cuba es el país
de América Latina que tiene el nobilísimo record con más medallas en
los juegos olímpicos, son 226 medallas; 78 de oro, 68 de plata y 80 de
bronce. En Barcelona en 1992 de la XXV Olimpiada se apoderaron de 31
medallas, todo un record. En yudo ha sido todo un éxito 6 de oro, 19
de plata y 16 de bronce. En boxeo 73 medallas.
Existen dificultades, no cabe la menor duda, pero todo se ha
originado, repito, por el criminal y cruel bloqueo que mantiene los
EEUU contra este noble pueblo que no se cansan de acosarlo por todos
lados. En días pasados un grupo de saltados, quisieron pescar en rio
revuelto llevando a cabo algunas manifestaciones, irrumpieron contra
algunos establecimientos, hasta un hospital de niños fue atacado,
buscando por todos lados una explosión social, que no lo van a
conseguir. Lo más curioso de todo esto es que desde Mayami se
anunciaban hechos con anticipación, creando una aureola que el triunfo
era un hecho. La cuestión fue que todo fue controlado sin disparar un
solo tiro. Hay que decirlo y repetirlo que la revolución llegó a Cuba
para quedarse.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 388 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: