La Tercera Guerra Mundial ya está aquí

Es el título de un libro de la escritora Cristina Martín Jiménez, su tesis, estructura crítica en el mundo del Club Bilderberg, pero lo tomé prestado en atención a que recordé que en la primera visita del papa Francisco a México, en aquella oportunidad, dijo que ya estábamos en la IIIGM. No me tomó por sorpresa entonces, ni ahora, pues con la IGG Nuevo Orden Mundial, la IIGM ratificó los acuerdos y dispuso cómo se repartiría el mundo, y ahora, con la IIIGM, se está por imponernos, por lo menos al 99,9% lo que he llamado el Nuevo Orden Global. Esta autora se refiere a una «táctica de la pandemia», como método para imponer la dominación y deshumanizado a través de un totalitarismo, creemos que, de derecha, puesto que señala que los dueños del mundo andan al acecho. La verdad es que esta pandemia que comenzó a finales del 2019, que la OMS manifestó que se debía a un virus que denominaron el Covid-19, y que se ha venido manifestando con tal virulencia que ha dejado a todos y todas contra las cuerdas de un mundo a la deriva. A finales del siglo pasado habíamos asistido a lo que para muchos era el fin de la Historia (de Occidente), de las ideologías, de derecha y de izquierda; del enfrentamiento entre religiones y culturas, de las guerras tribales y del terrorismo, para finalmente y ya sin excusas para propiciar más escenarios de guerra creíbles; ya no con señuelos de mentira, y armando falsa información de Inteligencia por parte de los Halcones del Pentágono y sus secuaces de Inglaterra y de Israel, con España arrastrándose para figurar y poner en alto a su rey que había comenzado a caer tan bajo. Además, ya no más falsos positivos, aunque si fake neuwx. Ese tipo de bipolaridad de ciertos individuos, criminales de guerra, como la mayoría de los responsables de la alta política de la Casa Blanca y también la de Nariño.

De 1885 a 1914 hubo la primera eclosión, y como si se tratara de un virus, no ha hecho sino mutar y adaptarse a las circunstancias, a los nuevos organismos huéspedes, que se manifestaron en un proceso en el cual hechos y acontecimientos dieron pie a que se equilibraran las cargas, que en todos los sentidos fueron factores de perturbación para el libre curso de la humanidad; millones de muertos, cantidad de heridos, perdidos, esfumados de la faz de la tierra. Surge el capitalismo, el comunismo, los neoliberales, la búsqueda desenfrenada y desesperada por vivir la vida cuanto más se pudiera, sin pensar mucho en las consecuencias, dos guerras mundiales fueron suficientes como para que cada uno se ubicara en los países destruidos, y aquellos que saliendo de las colonias fueron patio disponible para una nueva oportunidad de saqueo y rapiña; aunque no podemos generalizar, mucha gente contribuyó a forjar y construir lo que tenemos hoy en día. Pero que nos espera, qué nos aguarda en los próximos diez años, con todas las carencias y los problemas no resueltos, sin posibilidades de resolver. Nos estamos preparando para poder autoabastecernos de alimentos, y demás insumos básicos necesarios para nosotros y las próximas generaciones; o como vaya viniendo vamos viendo. El futuro está presente y nos demanda; habrá cama para tanta gente de aquí a 2050. Tendremos reservas propias, que no se hayan entregado como pago por los préstamos acordados con los capitales e inversiones en estos últimos años; o me van a decir que eso ya fue saldado y el país no tiene compromisos que saldar, ni deudas que honrar.

Cuantas personas, cuantos venezolanos y venezolanas tendrán empleo seguro cuando pase la pandemia en 2025, dónde estaremos con respecto a los desafíos del mundo actual en el que la economía está estancada y los peces grandes quieres alimentarse sin dejar para los demás, como fue en épocas pretéritas. Hoy el 80% de los recursos están en manos del 1%, 700 millones de hombres y mujeres que tienen el futuro asegurado ante cualquier adversidad natural o catástrofe inducida, el virus es una de ellas, vendrán más, pues la población total en el mundo será un grave problema y generador de terribles conflictos para los próximos años. Nada que esté diciendo aquí es imaginario, ni de una mente bajo estrés o poscovid-19-20-21, los remito al mi artículo del 16 abr. 2020, Cuanta coba hay detrás del Covid-19 en 2020. Estamos es cierto bajo dominio de quienes manejan el poder a su antojo, los enemigos son internos y externos; pero ambos recurren en las chiquitas al pueblo, de donde obtienen obreros, soldados, votos, mano de obra barata, organizaciones delictivas que pareciera tener al gobierno en jaque o hay complicidad de los organizamos de seguridad y defensa, por lo menos en esta parte del oeste de la gran Caracas, un día sí y el otro también, pareciera que los pranes también celebran sus conmemoraciones pero con plomo parejo contra cualquier transeúnte que ose transitar por la autopista Valle Catia.

El imperialismo, que anda de capa caída con lo mal que le va desde que se empantanó en Kuwait, Afganistán, Irák, que ha estado buscando peo a todo el mundo, inventando guerra a diestra y siniestra, no ha entendido que por más que se tongonee siempre se le ve el bojote, y que ya no es el guapetón de barrio que se mete donde le da la gana sin ser invitado, que creyó poder llegar a tener bajo sus botas la hegemonía planetaria, hasta que le salió China, de paso Rusia, la UE, Irán, Siria, Corea del Norte, Cuba, Venezuela, países del ALBA, y un largo etc. Y fue quedándose con sus jaladores y los que saben colgarse duro. Ya lo de centro periferia está dejando de ser realidad, por lo de la propia situación de la pandemia, donde solo quedan los grupos de saltimbanqui del G2, G5, G7+1, G20, etc. que tuvieron que poner sus bardas en remojo, y comenzar a maniobrar de cara a sus compromisos frente al nuevo escenario global que pretendieron solo comercial, dejando de lado lo socio cultural, y las políticas y el respeto diplomático y la soberanía e independencia de los pueblos y las naciones en las que habitan; favoreciendo solo a las clases poderosas, como si esto puede seguir pasando sin mayores consecuencias, cuando la situación es crítica y caótica como nunca. Todo está en contra de las potencias, sean estas las que sean que existen en la actualidad; la tierra ya no da para alimentar a tanta gente, los medicamentos no son suficientes, el calentamiento global, la falta de agua potable, la desertificación, el aumento de la temperatura por encima de los 45°, solo es una alarma que se disparó hace una década, y que principalmente los EEUU ha evadido responsabilidades y el resto como China, Japón, Canadá, la CE, se han hecho de la vista gorda, mirando para otro lado y sin disimulo.

Esta es una emergencia civilizatoria, y es responsabilidad de todos los Estados miembros de las organizaciones mundiales tomar cartas en el asunto y resolver la grave crisis que han generado durante tantas décadas de puro juegos de roles, y lo único que los ha entretenido son las guerras, la corrupción, las mafias, la prostitución y la psicopatía de la mayoría de los dirigentes, que les tiene sin cuidado la gente, el pueblo es una cantidad de individuos e individuas, es decir las masas, que solo son útiles cuando hay que obteber votos, del resto, que se las arreglen por su cuenta. Cuáles son los principios jurídico y políticos que en sus fundamentos permiten que el conjunto de organismos integrados en un gobierno, que decide las acciones favorables o no a la sociedad toda, ha marcado la diferencia en el conjunto de las naciones. En la práctica solo se observa la dificultad de cumplir y hacer cumplir las leyes. Decía Lenin que la democracia burguesa es el producto de las contradicciones de clases; que Estado y Parlamento son los instrumentos perfectos que aseguran la dominación capitalista, mistificando y legitimando el poder clasista. El Estado es un órgano de opresión, con el legítimo monopolio de la coacción decía Weber, para sostener el orden vigente, eso era cuando la democracia burguesa no estaba vigente con sus órganos deliberativos y reflexiones para conciliar qué intereses y cuáles decisiones eran como criterio de una racionalidad democracia; de conciliación posible, frente a polos antagónicos luchando a muerte por alcanzar el poder, y obstinadamente no querer soltarlo más, una vez que se está en él; detentándolo bajo cualquier pretexto y con cualquier excusa.

Hoy nos encontramos atendiendo al parte diario de la OMS, y de el de cada país sobre los estragos del Covid-19, de lo que dejó el año 20, y de las mutaciones que van siendo ya muchas en este 202, arrancando el segundo semestre del año. Lo único al parecer es el virus y sus variantes, es y se ha convertido el enemigo número uno por antonomasia, contra el cual no hay nada que se pueda hacer de verdad, magnificando lo que es, y cuanto representa para el planeta, que mantienen en jaque a todo el sistema mundo, de Occidente y de Oriente, de norte y sur, del este y del oeste; de los ricos, las clases acomodadas, clase media, los pobres, y los desheredados de la tierra. Ni las Naciones Unidas, ni los demás organismos del mundo, ni las instituciones económicas globales son capaces de lidiar con tamaño mal; siendo que el virus no sabe, no conoce, no tiene intereses, no saca réditos, ni acumula mercancías o capitales; ni siquiera les exige rescate a los gobiernos de este universo postrado ante tan vil cosa que tiene al 99,99% de la población del globo. Como nunca antes tal población había estado tan a merced del capitalismo salvaje, del imperialismo depredador, jamás se lo habrían imaginado que la nada les diera al 0,01% de los neoliberalistas, de la oligarquía y del poder real en manos de los detentadores de las armas de las naciones, que se jugarán el pellejo dentro de poco, cuando ya sea imposible detener la avalancha creciente de gente que ya ha perdido la fe en sus mal gobernantes, en las clases de dirigentes que viven a expensas de los pueblos, que mientes con descaro, y manipulan hasta más no poder; con los mismos argumentos falaces, las mismas ideas desgastadas, ya no tienen discursos, a no ser que repitan como loros parte de una historia mal escrita y peor narrada por quienes en el poder, se creen los únicos con pensamiento, y estableciendo que la historia, la cultura, la sociedad, es lo que ellos, el discurso oficial dice que es; y el que no lo crea va preso.

Los Estados y Gobiernos serviles a las órdenes de los controladores del mundo, los no humanos, son híbridos, trashumanos, no tienen el 100% terrícola, son Rh (-), y necesitan mantenernos sumisos en la granja, implantar el Nuevo Orden Global, sin que se lo impidamos, para lo cual vienen desde 2012, aplicando sus recetas en todos los factores dispuestos para la administración y el control de cada uno de los disidentes, de los herejes, de los ateos que no se dejan llevar por la corriente, han aprendido a nadar, a sobrevivir, a ser críticos, no borregos, no son fáciles presas, ni cierran el tercer ojo mientras duermen, no se resignan, porque están llenos de vigor de rebeldía, son indígenas, saben medrar en y de la naturaleza, viven en sociedad, pero no creen en el Estado que tenemos, corrompido por quienes al llegar al poder se entregan mansos como corderos al matadero, pues sirven a dos amos a la vez, y saben que están condenados en esta existencia, y hagan lo que hagan ya no hay vuelta de hoja, ya eligieron, y tienen que correr son las consecuencias. Para arrepentirse tienen la eternidad por delante, por ahora no van pal baile. Este planeta del que apenas si conocemos el 60 o 70%, lo demás se nos ha vedado, y por lo tanto queda todavía mucho por conocer, y se nos oculta; y sin embargo se invierten millardos de millardos para descubrir el espacio exterior y lo que hay en él, paradojas de los humanos. Esa es información que sólo manejan contadas personas, los que están preparados y ejercen cargos de relevancia en las instituciones relacionadas.

Quien no ha escuchado, visto o leído sobre lo que dicen los sumerios, los Anunnaki, la Biblia y demás textos sagrados de la demás religiones, sobre las hecatombes habidas y que vendrán, que si nos expían desde el espacio exterior, desde el muamua; las visitas desde tiempos inmemoriales de alienígenas, los contactos extraterrestres, las negociaciones de los principales gobiernos con seres inteligentes con tecnología avanzada, que los dignatarios de China, EEUU, Rusia, India, UE, y otros y otras conocen y no divulgan, pues les está prohibido, ya que correrían graves problemas, si sabiéndose la verdad, perderían poder, los habitantes del planeta sabrían que han sido manipulados como niños, como ignorantes, hasta siendo objeto de burla y desconsideración. Hay agentes del bien y del mal, el enfrentamiento es de larga data; así como el ego se enfrenta a la sombra, y donde ninguno de los dos debe prevalecer, sino mantenernos atentos para ponerles límites y buscar el equilibrio en nuestras vidas, la armonía. Miren, ni el anarquismo, el capitalismo, el socialismo comunismo, el fascismo, el nazismo y el franquismo, el imperialismo, todos ellos juntos y revueltos, tienen la capacidad de imaginar lo que es la conciencia, eso que llamamos ser supremo, que está presente por ser inmanente, aquí y ahora, dejando que las cosas sucedan a pesar de mí, de ti, de cualquiera, que como estrellas somos en este inmenso universo.

En estos tiempos finales vamos de transitando hacia el fin de lo que conocimos de la modernidad y la posmodernidad, y entramos en un período de transición en la transmodernidad del Maestro Dussel, donde creo que ya no habrá más revoluciones, pues entraremos en un nuevo paradigma superior, en el cual, si de batallas se trata, ya no serán entre humanos, sin algo totalmente distinto, sea que se haya construido en la tierra o no. El conocimiento que ha adquirido la humanidad no deja nada que no se haya tocado desde la disciplina respectiva, ya muy poco queda oculto bajo el sol, pues se mantienen bajo siete llaves, pero no tardará en brillar con luz propia. Ya son muchas las barreras que se han superado, y van a la par de la velocidad de la luz, con la cuántica se superará, y en breve será un hecho incontrovertible, como la mística nos develará sus maravillas a los espíritus elevados en conciencia pura. Somos vegueros en la era del conocimiento y aunque no manejemos la tecnología conocemos del libro de la naturaleza donde desde que nacimos fue nuestra maestra, y el aula de clases la biósfera. Ya no podemos seguir fingiendo que aquí no pasa nada, que esto que nos está ocurriendo se debe a que el coco nos asecha y no podemos hacer nada y tenemos que seguir apoyando y defendiendo lo indefendible, puesto que con las escusas de rigor se cubren las ignominias, y con escapulario ajeno pretender seguir haciendo milagros, y el país bajo asedio del enemigo invisible, entre otros el virus en sus variantes alfa, Beta, Gamma, Delta, etc. etc.

La pandemia no ha hecho sino sacar a flote y poner de manifiesto que nada está a salvo en todo el mundo, la crisis es global, el caos de dimensiones estratosféricas, expuestas las debilidades, contamos con las fortalezas de las personas que están batallando contra las adversidades; pero el colapso es inminente, solo se ha logrado postergarlo, y el apagón ocurrirá tarde o temprano, todo depende de cuántos estamos dispuestos a negarlo o hacer como el avestruz, o mirar para otro laso. De nada servirá, a menos que ya tenga su pasaje a la estación espacial más cercana o la reserva de su hospedaje en algún bunker acondicionado a cientos de metros bajo la superficie de la tierra. La economía, y por ende el resto de las instituciones sociales con las que hemos contado, de nada servirán cuando falte lo esencial, el agua, la comida, el medicamento, el techo, la seguridad y la posibilidad de salir con bien de lo que está por venir. La ciencia, la técnica, y la tecnología actual, están en la capacidad de salvar a la mayoría de la humanidad, a toda la especie humana y al resto de los seres vivos, si realmente se lo propusieran quienes hasta ahora han actuado desde sus nichos, desde sus castas, poniéndose por encima de los demás, de las demás. Será que se sienten que son los únicos descendientes de los dioses y como ha sido, nos han mentido y seguirán haciéndolo para que en nuestra ignorancia aceptemos nuestro destino, controlado por ellos. Ese tal mentado destino no existe, es parte de la narrativa del cuento que se han inventado para dominarnos. Hoy, cuando todo lo quieren mantener girando alrededor de la pandemia, el nuevo distractor con el que nos mantendrán embolatados, argumento falaz para meternos gato por liebre, y aglutinarnos masivamente para represarnos va a ser imposible. En honor a la verdad las pandemias que vendrán, y los conflictos de nuevo tipo, ponen sobre la mesa a la Tercera Guerra Mundial, que hace décadas comenzó a fraguarse y en lo sucesivo comenzará su fase táctica, centrando las luchas entre élites por conservar el poder, y mantener a la ciudadanía bajo el temor y la manipulación, como si con eso pudieran ocultar la realidad. La censura no es posible y será el talón de Aquiles que debilitará a la sociedad burguesa en todas sus facetas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1393 veces.



Franco Orlando


Visite el perfil de Franco Orlando para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: